CINE VENEZOLANO


Un viaje inolvidable

El film venezolano La distancia más larga recibió el galardón Glauber Rocha, que honra a la mejor cinta de América Latina en el Festival Des Films du Monde; además de tres ovaciones de pie por parte del público asistente. Su directora nos cuenta cómo fue esta travesía...

por VERÓNICA PÉREZ  |  MARTES 3 DE SEPTIEMBRE DE 2013
En la película El velo pintado (2006) de John Curran se decía que "la distancia más larga es la que hay entre dos personas". Así parece haberlo sentido la directora Claudia Pinto Emperador, quien este año ofrece su ópera prima, La distancia más larga, recién galardonada en el Festival de Cine de Montreal, Canadá.

La cineasta venezolana, después de vivir y remover sentimientos muy personales sobre la cima del Roraima, comenzó a tejer los delicados hilos de un guión que resultó en el largometraje La distancia más larga, película protagonizada por Carme Elías (ganadora del premio Goya por su actuación en Camino, 2009) y el niño Omar Moya, además de la introducción del actor venezolano Alec Whaite, quien está formándose en la Academia de Actuación y Teatro Stella Adler, de Los Ángeles. Este trío está acompañado también por Iván Tamayo, Malena González y Beatriz Vásquez, entre otros intérpretes.

El mayor reto de La distancia más larga fue rodar en la Gran Sabana, lugar que ha servido de escenario e inspiración a otras cintas. La diferencia es que Claudia Pinto Emperador y su equipo estuvieron en esta zona por 40 días, desafiando hasta el mismo clima para llevar a feliz termino el largometraje que compitió con mucha aceptación en el Festival de Montreal, encuentro calificado en la categoría A (es decir, de los más reconocidos de la cinematografía). Aquí, la historia en las palabras de su creadora.

La distancia más larga es una road movie. ¿Dónde comienza? ¿Qué caminos recorre? 
"La distancia más larga nos lleva desde Caracas hasta la Gran Sabana, y de allí hasta la cima del Roraima. Y mientras hacemos este viaje de un extremo a otro del país, la película nos habla de otro tipo de distancias emocionales y espirituales: la que separa a dos personas que estando cerca están lejos; al pasado del presente; la que se impone entre los que estamos vivos y los que no; y también, la que separa lo que sentimos de lo que mostramos, y lo que somos de los que quisimos ser. La distancia más larga nos habla de frente y sin rodeos de este viaje que es la vida y nos invita a elegir nuestro propio destino".

La cinta es una coproducción con España. ¿Cómo se obtuvieron los fondos para hacerla?
"La necesidad de una coproducción surge de manera natural desde el momento en que escribí las primeras líneas del guión. He vivido en carne propia el peso de la distancia que separa a España de Venezuela y que me aleja de las personas que más quiero, y esta experiencia formaba parte de la historia. La necesidad de una actriz española era imperante, y habiéndome formado cinematográficamente en ambos países, era natural que la coproducción fuera con España. Pero era complicado montar una coproducción siendo una ópera prima, y más aún con el inconveniente de los altos costos y los riesgos que implicaba rodar en la Gran Sabana; pero poco a poco conseguimos aliados".

De acuerdo con la directora (también productora y guionista), La distancia más larga es una coproducción mayoritariamente venezolana que contó con el apoyo fundamental del Centro Atonónomo de Cinematrografía (CNAC). También se sumaron aportes como el del ICAA-España, IBERMEDIA y TV3.

¿La idea de esta cinta proviene del viaje que usted hizo al Roraima? ¿Qué veremos en cuanto al guión?
"El germen de esta historia surge en un viaje muy personal que hice a la Gran Sabana, y en el que la energía de ese lugar me cautivó. Es un lugar que te obliga a estar, que se te mete dentro y que derrumba todas tus barreras, y esto es lo que le pasa a nuestros protagonistas en el viaje que emprenden. La Gran Sabana en la La distancia más larga no es sólo una locación, sino una gran aliada que nos ayuda a contar la historia de unos personajes que creen que huyen, pero que en realidad se están buscando. Me cuidé mucho de no hacer un folleto turístico sino una historia humana y cercana integrada a ese paisaje espectacular. La Gran Sabana y el Roraima en pantalla gigante tienen una fuerza impresionante, pero pienso que tienen aún más fuerza si acompañan las emociones de los personajes, y ojalá, también acompañen las del espectador".

¿Podría describir cómo fueron esos 40 días de rodaje en este lugar? ¿Qué fue lo más difícil? ¿Qué recuerda como el mejor momento?
"Fueron días intensos de gran aprendizaje. Una aventura constante y un encuentro (o desencuentro) con la naturaleza. Estábamos a merced del clima y de las condiciones del lugar, y esto por momentos era un lujo y por otros, una locura. El clima era muy cambiante y nos llovió muchísimo, y no hay nada peor para un rodaje, más aún cuando no hay prácticamente dónde resguardarse." 

"Trasladar los equipos, mover la cámara de un lugar a otro, echar gasolina, preparar el catering, todo costaba mucho más de lo habitual. ¡Recuerdo que nos cortaban la luz a las nueve de la noche y a veces teníamos que ensayar y preparar el día siguiente con velas! Pero fue divertido, y cuando éramos conscientes del paraíso en el que estábamos, estos inconvenientes se desvanecían y nos sentíamos afortunados. Fue muy revelador para todo el equipo convivir durante tanto tiempo en medio de esos parajes."

"Hubo muchos grandes momentos especiales, pero uno de los que más recuerdo fue el día en que amanecimos en la cima del Roraima y nos disponíamos a rodar una de las escenas claves de la película. Estar a 2.800 metros de altura, en una de las formaciones más antiguas del planeta, y tener una cámara a disposición con la que poder inmortalizar ese momento en una de las imágenes de la película fue uno de los regalos más grandes que me dado la vida y el cine".

Tuvo la oportunidad de trabajar con estos actores de mucha fama y también introducir a nuevos intérpretes. Como directora ¿cómo se aproximó a esto?
"Trabajar con actores muy experimentados por una parte, y por otra con actores que debutaban en la película, fue muy positivo. Se complemetaron unos a otros y yo aprendí de todos ellos. Mi objetivo y búsqueda era la misma y sólo cambiaba mi forma de acercarme a cada uno. Con Carme Elías, por ejemplo, hablé mucho del personaje, intentamos ver cómo se sentía en cada momento para hacer coherentes y humanas todas sus contradicciones, y en el rodaje bastaba con precisar qué recorrido emocional vivía y Carmen, con un trabajo actoral impecable, conseguía que el personaje de Martina transitara de una emoción a otra."

"En cambio, con el niño Omar Moya se trataba simplemente de que él entendiera por qué su personaje (Lucas) se comportaba de una manera y no de otra, y conseguir que empatizara con él; y después desde detrás de cámara disfrutar de sus momentos de espontaneidad a verdad. En todos los actores buscaba el resultado más verdadero y honesto posible, y tuve la suerte de que ellos convirtieron mi obsesión en la suya y lucharon conmigo hasta conseguirlo."

"No era fácil porque a veces las difíciles condiciones del lugar dificultaban mucho la concentración, pero otras, era precisamente el lugar la fuente de inspiración que nos ayudaba a sacar las secuencias adelante. La Gran Sabana además de ser nuestra aliada, fue una fuente inagotable de energía e inspiración. Realmente tuve un casting de lujo y estoy feliz del trabajo que cada uno de los actores ha hecho esta película."

¿Cuándo Venezuela verá la cinta? 
"Es un regalo después de diez años de arduo trabajo tener el honor de presentar la película por primera vez en la Sección Oficial de un festival tan importante como Montreal. Y también es una fantástica oportunidad. El Festival de Cine de Montreal será una excelente plataforma de promoción que nos ayudará a impulsar la película para conseguir que llegue a una mayor cantidad de público, que es nuestro objetivo. En los próximos meses estaremos enfocados en acciones de promoción tanto internacionalmente como en Venezuela. Trabajar en la película fue una aventura que nos cambió de alguna manera a todos los que formamos parte del equipo, y ahora queremos que la historia que resultó de todo este proceso, conecte con la gente, y confiamos en que el público venezolano nos recibirá en breve con los brazos abiertos. Queremos que cada vez se sumen más personas al viaje de La distancia más larga, y en este objetivo estamos enfocados ahora."

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

Accesorios para la cabeza

Todas las mujeres hemos tenido la etapa de comprar accesorios para el cabello (...)

Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

Pelo Malo gustó a los críticos de EEUU

El filme de Mariana Rondón fue estrenado el pasado 19 de noviembre en un muy (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

La mesa de Navidad

Si estás organizando la cena navideña en tu casa, queremos dejarte algunos (...)




 
Cerrar
Abrir