Conviértase en todo un seductor

Si cree que tiene que parecerse a Brad Pitt o a Angelina Jolie para atrapar miradas, se equivoca. Al menos eso afirma Arnaud Rubi, sociólogo francés creador del taller El arte de la seducción. En estas líneas, es él quien le recuerda que también usted tiene lo suyo.

por PABLO BLANCO  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 10 DE FEBRERO DE 2013

A un caballero que tiene un aire a Ralph Fiennes (el protagonista del filme El paciente inglés), poco debe costarle conseguir pareja. Menos si deja aflorar ocasionalmente su francés considerado universalmente el idioma del amor y se presenta como coach en materia de seducción. Así es Aranud Rubi, de 30 años, nativo de Burdeos, que llegó a Venezuela hace siete, inicialmente a "visitar a un pana", según cuenta. Luego decidió quedarse para siempre, dedicado, principalmente, a la docencia, impartiendo lo que sabe de Sociología, carrera que estudió en la Universidad de la Sorbona.

En 2012, Arnaud dictó, a través de la empresa Caracas Coaching, el taller El arte de la seducción, promocionado como un instrumento que enfoca las técnicas de coaching en la comunicación amorosa. "Dicho en un lenguaje sencillo, un coach es una persona que te ayuda a identificar tus fortalezas para sacarles provecho y tus limitaciones para que aprendas a derribarlas, siempre basado en acciones y empleando herramientas como la Programación Neurolingüística y el poder del lenguaje no verbal", explica el especialista.

Así, pues, partiendo del contenido del curso, el experto ofrece en estas líneas algunos tips para que esa fiera conquistadora que vive en usted comience a rugir. Tratándose de un entrevistado del sexo masculino, las instrucciones pueden ser interpretadas para un aprendiz de galán, pero esto no significa que las féminas no puedan sacarle partido. De manera que, indistintamente de su género, anímese a destronar al Humphrey Bogart de Casablanca o a la mismísima Sharon Stone de Bajos Instintos.

Paso 1
Defínase
"Yo bailo de todo", "soy de lo más familiar", "mi defecto es que soy demasiado perfeccionista".
Usted debe tener una idea de cuáles son sus fortalezas y debilidades. Haga una lista de ellas y revíselas. Sus virtudes conforman su "Potencial de seducción", y sus defectos tienen que ver con lo que Arnaud define, ente risas pero en serio, como el "Potencial de repulsión". Tener en cuenta ambos es fundamental para que esté consciente de cuál es su carta de presentación.

Paso 2
Mírese en ese espejo
"Tú sí eres romántico", "¡qué bella estás hoy, mi reina!", "eres un locote"
Tómese su tiempo para revisar todas las relaciones que haya tenido en su vida. Rescate lo bueno que le hayan dicho sus exparejas. ¿Cuál de sus encantos es el que más ha gustado? Tome nota, porque esas flores no son gratuitas, hay algo que usted ha hecho que las ha "hechizado". Sáquele punta a esos encantos genuinos.

Paso 3
Haga el mea culpa
"¿Puedes dejar de hablar de ti mismo por un segundo y escucharme?", " ¿Cómo se te ocurre revisarme el celular? ¡Celópata!"
Del mismo modo que usted evocó todos los elogios que ha recibido de sus exparejas, dispóngase ahora a hacer la lista de lo ellas le criticaron (incluyendo lo que alegaron para romper, si ese fuera el caso). No significa esto que usted va a depender de todo lo que le digan los demás para comportarse de determinada manera. La idea es que revise si eso que tanto se le reprocha contiene algo de "verdadero". De ser así, usted puede procurar mejorarlo, para lo cual el psicólogo nunca está de más.

Paso 4
Escoja bien su "víctima"
Dice Arnaud que una persona que se sienta "completa" no es la mejor candidata para conquistar, ya que la seducción funciona, justamente, cuando esa potencial pareja tiene una carencia que usted puede llenar. "No se trata de que uno se convierta en el salvador del otro", aclara. "Pero si las carencias son las mismas, es muy difícil que puedan seducirse mutuamente. Serían dos buscando lo mismo... pero en otra persona".

Paso 5
Escuche bien
"La primera conversación puede convertirse en una fuente inagotable de información de lo que le gusta a la persona, de lo que le disgusta, de cuáles son sus sueños. Si usted es un caballero, procure escucharla. Si ella le dice que le gustan los atardeceres, busque la manera en la que lo relacione con ellos. Allí lo más sencillo es decirle: 'Cuando veas un atardecer, acuérdate de mí'. ¿Cursi? Es posible. Pero cuando ella esté sola y mire el atardecer, se acuerde de usted y sonría, la batalla estará ganada".

Paso 6
Aproveche la ocasión
En una escena de ¿Conoces a Joe Black?, en un café, Brad Pitt habla a través de su teléfono celular, con alguien a quien llama "su nena". En la barra, su "víctima" inevitablemente lo escucha y sonríe. El toma asiento y le dice: "Es mi hermana menor. Quería abandonar la universidad y le dije que no lo hiciera". La conquista es un hecho. El seductor aborda a la mujer que le gusta a partir del contexto y descartando el aburrido "Hola, ¿cómo te llamas?".

Paso 7
Róbese las palabras
Apelando a la Programación Neurolingüística, Arnaud menciona las llamadas palabras trance. "Son aquellas que usamos más que otras, y que para nosotros tienen un significado muy especial, asociado a algo positivo. Yo tuve una relación con una chica a la que le brillaban los ojos cuando decía 'increíble'. Me di cuenta de que esa era su palabra trance y se la 'robé'; comencé a usarla dándole la misma importancia que ella le daba, para demostrarle que yo entendía lo que para ella era especial. Del mismo modo, los cuantificadores universales como 'cada', 'todo', 'nunca', 'siempre' son poderosos. No es lo mismo decir: 'Siempre que te veo soy feliz' a 'me encanta verte'".

Paso 8
Hecho el loco, tome el mando
"Decirle a alguien que imagine algo es lo que se conoce como una orden encubierta, en este caso, un sutil 'mandato', como, por ejemplo: 'Imagina que estamos los dos en la playa'. Del mismo modo, la palabra 'no' también tiene gran fortaleza y si es usada con humor el resultado suele ser infalible: 'No pienses tanto en mí porque te vas a enamorar'. Al principio, recibirá una carcajada, pero si la persona está interesada en usted, en efecto, no dejará de pensarlo. Es como cuando estás a dieta y te dicen 'no comas chocolate porque engorda', ¿qué es lo primero en lo que vas a pensar?".

Paso 9
Póngase picarón
Si bien usted debe escuchar a su "víctima", existe el peligro de que se convierta en su mejor amigo. ¿Cómo evitarlo? Envíe señales que le den a entender que se siente atraído por ella; lance frases que reflejen que está promocionándose como un potencial amante, estilo "oye, estás muy sexy hoy, por cierto", y continúe hablando del clima como si nada. Evalúe la reacción de la persona, si muestra incomodidad, el asunto no va bien. Si le sigue el juego, incremente la tensión sexual con comentarios similares.

Paso 10
Dé toques técnicos
Ayudan también a generar tensión sexual los toques "involuntarios", aquellos que deben parecer casuales: usted toca con su mano a la persona en el hombro o en el muslo (si están sentados), acompañando el movimiento con una frase como "¿te conté que fui al cine ayer?". Dependiendo de la química que usted perciba, puede animarse a dar los toques voluntarios, que pueden durar 10 segundos y están conformados por roces de piernas o pechos y, finalmente, el cuello. Ante todo, sea precavido.

pblanco@eluniversal.com   
Twitter: @pabloblanco3

Coordenadas
www.caracascoaching.com


Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (1)

esther lopez
13.02.2013
8:26 PM

Comentario 5102937

Hola, me gustó muchísimo su artículo de conviértase en todo un seductor, pero a mi edad es difícil ponerla en práctica. Necesito urgentemente que me envíe el nombre de algún libro sobre el tema o cursos, gracias


ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Budismo para la vida

Al amor y devoción que impregna el budismo se manifiesta de varias maneras. Lo (...)

Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Utilizar tatuajes como joyas?

Si son de esas personas que admiran el arte del tatuaje pero no son partidarios (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

El monograma en todos lados

El monograma son las primeras letras del apellido de los novios. Si tu apellido (...)




 
Cerrar
Expandir