Mi niño Jesús 2.0

Laptops coloridas, videojuegos portátiles, celulares con dibujos y planchitas para el cabello, son algunos de los juguetes preferidos por los pequeños en esta Navidad.

por MARÍA DE LOS SANTOS GALBÁN  |  imagen: NORGE BOSCÁN | DOMINGO 9 DE DICIEMBRE DE 2012
¿Será que las muñecas y las pelotas están pasando de moda? Ese es el tema de conversación cada vez que llega diciembre. Los aparatos tecnológicos son los regalos que más piden los niños en las cartas del niño Jesús y los arbolitos de Navidad se llenan de cónsolas de juegos, teléfonos inteligentes, tabletas o laptops.

La tecnología forma parte de los niños desde temprana edad. Minilaptops, libros virtuales, teléfonos de juguetes y Nintendos, son los primeros roces que el pequeño tiene con la era digital. A medida que crece, las exigencias son mayores y los utensilios más sofisticados.

Fátima Nevado, especialista en terapia de la conducta infantil, manifiesta el lado positivo que los equipos tecnológicos imprimen en la conducta del menor. "Este tipo de instrumento facilita el desarrollo del niño en sus actividades psicomotoras o situaciones de interés que ellos quieran profundizar, si nos vamos al ámbito investigativo".

Nevado recomienda a los papás dejar que sus hijos tengan contacto con estos juguetes 2.0 para que así expandan sus conocimientos porque pueden familiarizarse con otros idiomas y tener mayor competitividad en el futuro. "Esto es lo que viene, cada día estamos más inmerso en un mundo digital. Ahora los contactos son por las redes sociales y los niños se levantan viendo esa conducta en sus papás o hermanos mayores".

Raiza Terán, psicopedagoga, explica que si bien la ciencia tecnológica es importante en el crecimiento del pequeño, se debe supervisar el uso de esos objetos especializados. "Se puede complacer al niño pero cuidando de lo que haga con el aparato, sobre todo si tiene conexión a Internet. En oportunidades pueden conectarse con juegos violentos o con personas desconocidas".

Otro de los contra que menciona la especialista es la limitación al contacto interpersonal y la concentración en otras actividades distintas. "Los pequeños deben experimentar el roce con otros niños, hablar, jugar y hasta discutir de cuerpo presente. Realizar actividades al aire libre porque es sano para la mente y el cuerpo y no permitir que caiga en una adicción con lo tecnológico".

Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (1)

rudy contreras
13.12.2012
3:01 PM

Comentario 4870256

Es innegable que el uso de la tecnología es muy accesible desde el nivel preescolar ya que los niños cuentas con las Canaimas portatiles que para muchos serían sus primeros inicios, pero de que solo pidan regalos como los antes descritos quedan para unos cuantos. No todos los padres tienen 2 o 3 mil bolívares para un juego, así que las muñecas y las pelotas no han pasado de moda. En la mayoría de los casos eso es lo que más reciben los niños de sectores menos pudientes.


VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Rutina de yoga para corredores

Mucho se ha hablado de los numerosos beneficios (...)

ENTRETENIMIENTO Soy feo desde que nací

Se escucha el tema Apriétame de Ronald Borjas y (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Entrenadores vs nutricionistas

Seguro se han topado o han vivido la situación en (...)


 

COCINA Y SABOR Domingo en familia Los Freitas

Leonor de Fátima Faria Catanho Portugal le sabe a (...)

HOGAR Y ESTILO Lencería, ideas para mantenerla a punto

La lencería de la casa -sean toallas, sábanas, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)




 
Cerrar
Expandir