Descarga en bolívares

Una nueva generación de artistas ha hecho de Internet su aliado en la promoción de su música de una forma abierta y, en ocasiones sin perder dinero, como lo demuestra en Venezuela ichamo.com

por VERONICA FIGUEROA  |  DOMINGO 18 DE NOVIEMBRE DE 2012
Durante la última década, la web ha tomado por sorpresa a las disqueras que han tenido dificultades para "atrapar" temas que parecen dispersarse, cada vez con mayor facilidad, en el mundo 2.0.

El 30 de abril de 2007, la banda británica The Crimea se preparaba para lanzar su segundo álbum de estudio Secrets of the Witching Hour gratis en su página thecremea.net. Eran la primera banda establecida que se despedía de la burocracia de las disqueras y le abría los brazos a la libertad del ciberespacio, consiguiendo llamar la atención pero también levantar algunas cejas.

La piratería en línea no era un concepto nuevo en 2007, pues desde el boom de Internet a finales de los años noventa los archivos eran compartidos entre conocidos y a través de páginas web al público masivo de manera gratuita; sin embargo, The Crimea dio un paso al frente, uniéndose al enemigo antes de intentar vencerlo.

"Ahora somos nuestros propios jefes", le decía el vocalista Davey MacManus a la revista Music News a un año del lanzamiento de su segundo disco. La publicación de su música gratis parecía ser en parte un acto de rebeldía contra la disquera Warner Bros, que había cancelado su contrato a finales de 2006.

Distinto fue el caso de Radiohead que decidió hacer lo mismo con su álbum In Rainbows, en octubre de ese mismo año. Según Jane Dyball, representante de la disquera Warner, durante esa época la publicación gratuita fue una estrategia de promoción. "Y funcionó", declaró a los medios americanos: "La banda ha hecho más dinero con In Rainbows que con su disco anterior, Hail to the Thies".

Las declaraciones fueron publicadas un año después en el periódico El País de España, cuando la revolución del Internet ya era un hecho que acechaba el control de las disqueras en todo el mundo.

Venezuela también se conecta
En nuestro país la primera banda en unirse al movimiento gratuito en la web fue La Vida Bohème, publicando el 10 de febrero de 2010 su primer disco de larga duración, Nuestra. "Primero queremos que la gente escuche nuestra música, y si les gusta, pues el dinero vendrá después", explicaba su bajista Rafael Pérez Medina en 2011, cuando la banda hacía dinero en sus giras por el país vendiendo franelas, calcomanías y ediciones limitadas del disco.

Vender mercancía es la solución que la industria ha encontrado al monstruo de la Internet, según comenta el cantante e integrante fundador de Talking Heads, David Byrne en su libro How Music Works, pero para Luis Mori, creador de la web venezolana ichamo.com, donde se pueden comprar canciones legalmente con bolívares, la solución es un cambio de pensamiento.

"Regalar música es aceptable si es por promoción, pero tiene que existir una alternativa viable para cobrar por la música porque no todas las bandas pueden vivir de toques".

Él apuesta a una campaña masiva de toma de conciencia que eduque a la población sobre el valor del trabajo de quienes se toman el tiempo de grabar sus temas en un estudio, y para ellos ha creado su página, donde no hace falta comprar dólares para adquirir la música.

Pero ese no es el único problema. Aún existiendo personas que paguen por los discos, en físico o digital, la industria disquera, específicamente en Venezuela, no le da al público todas las opciones que necesita del mercado.

"Las tiendas de discos se ahogan entre afiches de reggaetoneros y merengueros", recalca William Padrón, quien trabajó año y medio en Universal Music y seis años para la disquera Sony. Él cree que por eso la epidemia de la música gratuita parecen padecerla solamente las bandas de rock: "Somos caribeños, aquí la música que domina es otra".

Mori y Padrón coinciden en que el disco se convertirá en un medio limitado a ediciones especiales: "Ya está pasando. El público que está acostumbrado a comprar discos está cada vez más interesado en tener grabaciones raras". La diferencia es que Mori presentó a la industria criolla una alternativa con su sitio web.

Ciertamente, la red ha balanceado los poderes, pues ahora bandas independientes pueden tener el control total de su producto, los medios por los que deciden publicarlos y los lugares donde prefieren hacer sus toques.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Famosas contra el photoshop

"El cuerpo de las mujeres se ha convertido en un (...)


 

BELLEZA Y MODA Famosas contra el photoshop

"El cuerpo de las mujeres se ha convertido en un (...)

SOY MARATONISTA Consejos para comenzar a correr

A continuación SoyMaratonista te ofrece  algunos (...)


 

COCINA Y SABOR Tres sitios de comida en Maracaibo para regresar

Marcelos Cars Pizzería Este lugar tiene dos (...)

HOGAR Y ESTILO El novedoso sofá que se convierte en habitación

Es un sofá,  una cama y también hace las veces de (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Galletas de avena

A veces este papá desempolva sus apuntes de la escuela de cocina en busca de (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Cocteles: 7 claves a la hora de prepararlos

¿Qué trucos debo saber a la hora de preparar tragos?, ¿cuáles son las (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Dos vibrando como un solo ser

"Cuando dos amantes están en un profundo orgasmo sexual, se funden mutuamente; (...)




 
Cerrar
Expandir