3 secretos de película

Los cineastas venezolanos Miguel Ferrari, Atahualpa Lichy y Henry Rivero estrenan pronto sus más recientes trabajos para aportar a la lista del cine made in Venezuela que crece en calidad y en volumen

por VERÓNICA PÉREZ  |  DOMINGO 4 DE NOVIEMBRE DE 2012
Entre colores
Cuando Diego (Guillermo García) y Fabrizio (Sócrates Serrano) , una pareja de mediana edad, deciden formalizar su relación mudándose juntos, el primero debe encargarse sorpresivamente de su hijo Armando (Ignacio Montes), que ha vivido durante años en España. El joven llegará con muchos reclamos, lo que probablemente imposibilitará la unión de ambos hombres que, al alcanzar la madurez, desean vivir con tranquilidad.

En un país todavía conservador, ¿cómo llegó hasta usted esa idea?
"El tema central de Azul y no tan rosa que se estrena el viernes 30 gira en torno a la relación de un padre y un hijo que se reencuentran y se ven obligados a solucionar sus diferencias. Es una historia sobre el amor, la amistad y la familia en su sentido más amplio.  Una historia sobre lo que se considera diferente, dependiendo del cristal con que se mire. Me interesa hablar de esa gente de la que nunca se habla, de esa gente que es discriminada por prejuicios de todo tipo. Precisamente el reto es que el espectador se ponga en los zapatos de ellos y se den cuenta de que la vida 'no es tan rosa' para nadie".

¿Cómo fue el trabajo de producción?
"Fue un trabajo complejo por las características de la historia. Se filmó en Venezuela (Caracas, Mérida y Aragua) y España (Madrid) y para ello se requirió de un gran esfuerzo logístico. Fueron ocho semanas de filmación en total, además de dos meses previos de preparación que son claves para lograr el buen desenvolvimiento del rodaje".

¿Cómo logró el financiamiento de la cinta?
"Lograr el financiamiento de una película no es tarea fácil. Luego de tener un sólido guión, debes montar el proyecto y es allí donde debes pensar como director y productor para vender tu historia. Esta película cuenta con el financiamiento del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía y del Programa Ibermedia. La producción es de Plenilunio Film & Arts y Factor RH Producciones en asociación con La Villa del Cine y la productora española Malas Compañías".

¿A cuál ritmo va la película?
Por ser un tema citadino podría ser acelerado o suave puesto que trata de relaciones humanas...
"Los personajes respiran, eso es importante. La historia recae fundamentalmente en los actores y lo que más valoro en un actor es la sencillez de su actuación y su capacidad de hacer empatía con lo que interpreta, de colocarse en los zapatos de otro y hacerme creer que él es esa caracterización. Sin adornos y sin estridencias, los personajes de Azul y no tan rosa son complejos pero humanos y reales, por lo tanto el ritmo varía según las situaciones y lo que sienten".

Después de estar durante años frente a la cámara, y luego de su cortometraje, estrena su ópera prima ¿Hay un cambio en su vida entre ser actor y ser director?
"Es el inicio de una etapa para la que me he estado preparando desde hace unos cuantos años. Eso no significa que me retire de la actuación ni mucho menos. Mi experiencia como actor me ha proporcionado herramientas importantes para la construcción de personajes e historias y, además, me ha permitido en este momento dirigir a mis actores con un lenguaje que conozco perfectamente. Es un momento interesante como creador que pienso seguir explorando".

¿Qué tiene Azul y no tan rosa que no se haya visto antes en el cine venezolano?
"Quizás muestro una Venezuela que existe, pero que muy poca gente se da cuenta de que está allí, que forma parte de nosotros. Es una historia venezolana, latinoamericana, pero sin clichés... sin estereotipos. Muestro a personas de las que prácticamente no se habla".

Desvelando sures y otros misterios
El género primario, el documental, se trasladó, con toda su motivación de absorber porciones de la realidad, a Los Pueblos del Sur, en el estado Mérida, como testigo de lo que allí ocurre todavía en pleno siglo XXI. Magia y humildad es lo que su realizador, Atahualpa Lichy, quiso reflejar en las imágenes captadas que llegarán a las salas de cine este viernes 9 de noviembre.

¿Qué descubrió en Los Andes, qué fue lo que más le impresionó?
"Aunque nací en Caracas, conozco Los Andes desde hace mucho tiempo porque de niño acompañaba a mi padre a cazar mariposas por toda Venezuela (él era entomólogo). Íbamos a lugares completamente vírgenes, que me parecían fuera del tiempo. En la región de los Pueblos del Sur, donde filmé, se conserva aún hoy esa atmósfera maravillosa. La gente mantiene sus tradiciones con una fuerza increíble, porque ha vivido al margen del llamado 'progreso'. Allí no había electricidad, muchos de los pueblos no tienen vías de comunicación. Pero, en cambio, uno se da cuenta de que sus habitantes son personas con una vida interior muy rica y con un sentido del humor fantástico".

¿Cuánto tiempo de trabajo le tomó realizar El Misterio de las lagunas, Fragmentos Andinos?
"Realizar la película tomó tres años. Filmamos en dos etapas: cuatro semanas la primera vez y, un año y medio después, durante dos semanas suplementarias. Luego trabajamos casi un año el montaje y en particular el sonido. La película estuvo lista a finales de enero de 2011 y desde entonces ha tenido una vida muy activa en 22 festivales internacionales de cine sumamente prestigiosos, como el Festival de Guadalajara, en México, el Bafici de Argentina y el Festival de Montreal, entre otros. En septiembre participamos en el Festival ELCO Oriente. Hemos obtenido premios como el Margot Benacerraf (Mención Especial del Jurado) y el premio al Mejor Guión en el Festival de San Juan, Argentina, entre otros".

¿Sigue teniendo algo de romántico trabajar el cine venezolano de esta forma, internándose en sitios casi virginales, en mula, así sea en video?
"No sé si romántico, pero sí es apasionante. El rodaje fue difícil, ya que muchos lugares no cuentan con infraestructura que permita tener alojamiento o comida. No hay hoteles o restaurantes, así que tuvimos que organizarnos para dormir y comer en la casa de los pobladores. Pero ese contacto cotidiano nos permitió integrarnos mucho más fácil con las comunidades. Además, esos lugares son tan hermosos que llegar a ellos, en sí, ya es una recompensa".

La música ha recibido menciones especiales ¿Cómo se plantearon las melodías que acompañan la cinta?
"A mí no me gustan los documentales donde hay una voz que continuamente comenta la imagen, como si el espectador no fuera capaz de pensar por sí mismo. Así que en esta película decidí prescindir de un locutor y que los comentarios, en vez de ser dichos, sean cantados. Las letras de las canciones fueron especialmente escritas para la película por Rafael Salazar (quien fue el compositor de la banda sonora de El misterio de las lagunas...) y Diana Lichy e interpretadas por cantantes maravillosos como Cecilia Todd, Huguette Contramaestre, Francisco Pacheco, Iván Pérez Rossi y Daniel Gil, esto le confiere a la película una dimensión poética. Además está la música que interpretan varios de los protagonistas de la película como, por ejemplo, el llamado 'Rey del violín'. También contamos con la complicidad de Javier y Pedro Marín, quienes trabajaron en los arreglos".

¿Por qué hablar de los Pueblos del Sur?
"Quería justamente guardar testimonio de esa manera de vivir, resguardar las tradiciones que los habitantes mantenían intactas después de tanto tiempo, porque pronto esto cambiará".

En el confesionario
Cuando un sicario revela a un sacerdote que él será su próxima víctima, este deberá escoger si faltar a sus votos para salvarse o perdonar a su posible asesino. A partir de este hecho se irá deshilvanando un enmarañado tejido que involucra a las más altas esferas del poder. Así es la nueva cinta de Henry Rivero, el mismo realizador de Puras Joyitas, que vincula la acción a un thriller psicológico. Esta cinta iba a ser estrenada durante este mes, pero, recientemente, se decidió que entrará en cartelera a principios del próximo año.

¿Cómo nació Secreto de confesión?
"Es... secreto de confesión (risas)".

¿Cómo fue el financiamiento, la producción y el rodaje?
"Puedo decir que fue un proceso largo. Pasaron aproximadamente cuatros años desde el desarrollo hasta el estreno. Cada etapa trajo consigo retos que nos permitieron ganar experiencia y aprendizaje. Este es el primer proyecto generado y desarrollado por Drive Pictures, empresa productora creada en conjunto con los que hoy puedo llamar hermanos: Juan Pablo Raba y Edgar Ramírez. Nos sentimos muy satisfechos y entusiasmados con el resultado. Secreto de confesión nos parece una muy buena carta de presentación para la compañía".

Declaró a la prensa que en Secreto de confesión intervienen más de 240 personas en la que hay varios actores reconocidos ¿Cómo fue trabajar en una producción de este tamaño?
"Cada película lleva consigo sus retos particulares que, como director, debes reconocer y prepararte para manejarlos según tus capacidades, pero siempre con mucha responsabilidad. Trabajar con tanta gente exige una concentración y una inversión de energía vital importante. La experiencia de esta producción fue muy significativa para mí tanto como realizador como ser humano ya que compartimos con tantas personas de orígenes y experiencias de vidas tan diversas que cada día de rodaje pasó a ser una buena lección de trato y convivencia".

Se dice que el cine de estas latitudes es muy violento. ¿Cómo aborda Secreto de confesión la violencia?
"No comparto la generalización de que los latinos seamos más o menos violentos, lo que si creo es que el cine latinoamericano tiene una pesada herencia de realismo social, y tal vez por eso se destaca el tema de la violencia. Sin dejar de reconocer este legado y la importancia como referente de las obras cargadas de verismo, creo que también es válido explorar otras formas en torno a nuestra cinematografía, por eso le dimos a la película un tratamiento y una dirección más simbólicos y menos gráficos en la representación de la violencia inherente a la trama. En eso radica una de las principales diferencias de Secreto de confesión".

Repite con los actores Juan Pablo Raba y Marlon Moreno (El Capo). ¿Es efectivo trabajar con el mismo grupo?
"Es muy positivo ir estableciendo relaciones con un equipo de trabajo (personal técnico y artístico) que respetes y cuyas frecuencias de búsqueda artística puedas sintonizar con las tuyas. Al revisar la cinematografía de los grandes maestros y realizadores una de las lecciones que sacamos es que casi siempre trabajan con las mismas personas, debe ser porque el trabajo que implica realizar una película es demasiado retador y exigente como para afrontarlo sin el apoyo de un equipo de profesionales consolidado".

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Los nuevos sonidos de Rubén Blades

"Cuando tienes más pasado que futuro no debes (...)

ENTRETENIMIENTO Amal Alamuddin, la prometida de George Clooney

Por ahora se habla del 12 de septiembre de 2014 (...)


 

BELLEZA Y MODA Jennifer Saa, la perla negra del modelaje

Poco o nada imaginaba en su niñez esta mulata (...)

CUERPO Y MENTE Plantas: Nuevas esperanzas contra la diabetes

El color violeta de sus flores engalana pastos (...)


 

COCINA Y SABOR Cory Nieves, el pequeño empresario de galletas

Cuenta con un perfil en LinkedIn, una página en (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Transparencias de pies a cabeza?

Sabemos que las transparencias en la ropa son una tendencia bastante romántica (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

5 Ideas controversiales para tu boda

Según algunas opiniones, estas ideas son las más controversiales para el día de (...)

Tresse, ADRIANA ARTEAGA

Trenza de sirena

La trenza de esta semana me encanta, definitivamente cuando la uso me siento (...)




 
Cerrar
Expandir