La dama del piano

Gladys Medina Añez, pianista y compositora zuliana, ganó este año la II Bienal de Música y la canción Zuliana con su vals Ancestro

por MARÍA DE LOS SANTOS GALBÁN  |  imagen: NORGE BOSCÁN | DOMINGO 7 DE OCTUBRE DE 2012
Un moño perfectamente recogido color canela y fijado -con algo de laca-. Una sonrisa abierta y generosa -a sus 74 primaveras sigue vital y con entusiasmo-. Ella es Gladys Medina Añez, una zuliana que a los 10 años se enamoró del piano y se casó con él. Al principio, nos cuenta, buscaba estudiarlo en privacidad. "Me daba pena con mi abuelo, contrabajista profesional", revela. Pero poco a poco desarrolló confianza. Una vez que descubrió su amor por el instrumento le ofreció los mejores momentos de juventud, se trasnochó con piezas que no salían en una práctica de ocho horas y, después de 35 años, continúa acariciándolo y arrancándole melodiosas composiciones inspiradas por ella.

Al piano le gustan sus manos. Respetuosas, melodiosas y pícaras. Son cómplices al momento de actuar, robando elogios a personajes del ámbito artístico como el poeta zuliano Jocas-Tilo quien le dedicó dos poemas a Gladys: Viéndote Ejecutar y Tributo de honor. En uno de los poemas se coló el verso que predijo su carrera. "Sigue niña gentil pulsando el clave que no está lejos el glorioso día en que tu nombre artístico se grabe". Así fue.  Participó en el primer concierto de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo bajo la dirección de Andrés Sandoval en 1969.

Estos son algunos de sus logros: Acompañó con el piano a Reina Calache, soprano de ópera en Caracas, en 1962. Compartió piezas con Alfredo Sadel en la Banda de Concierto "Simón Bolívar", en 1969. Fue coautora del himno de los Puertos de Altagracia en el año 2000, hazaña que la condecoró con la orden Ciudad de Altagracia en su única clase, y este año resultó ganadora de la II Bienal de Música y la Canción Zuliana con su vals Ancestro.

Legado familiar
Gladys Medina Añez convence, a través de un árbol genealógico, que ser músico no fue una profesión al azar. "La música es el 'vicio' de la familia". En el inicio del árbol familiar plasmado en una hoja amarillenta tipo carta está a la cabeza Silverio Añez. "¿Sabes quién es?", pregunta. "Mi tatarabuelo, el hombre que compuso la contradanza La Libertadora en honor a Simón Bolívar. En la visita a la ciudad en 1826, Bolívar bailó la pieza con la esposa del general Juan Nepomuseno Santana".

El libro de historia musical de la familia Añez sigue abierto y mostrando reconocimientos. Gladys, de carácter amable y voz algo quebrada por la edad, abre un álbum de recuerdos representados en recortes de periódicos, que dan fe a la memoria de la pianista quien relata una época activa de conciertos de galas, trajes de lujo y toques de melodías como Love Story (famosa película romántica que data de 1970) donde participó como solista.

Señala el álbum grueso. Aparece en letras grandes y negras: Música sacra de compositores zulianos. "Esto fue en 1985, importante evento para mí. Nunca más se repitió en la región". Otro acto se asoma y le da el título de Mejor Compositora Femenina en Micrófono de Oro (1970). "Ay Dios, gracias por permitirme regresar a unas cuantas décadas que me llenaron de satisfacciones", expresa con cierta nostalgia.

Se va al piano. Acomoda la silla para disponerse a tocar. Lo hace balanceando su cuerpo al ritmo de las notas musicales; no necesita partitura porque se las sabe de memoria. Se transforma, se viste de acordes y no desafina.

No se define pianista. "Eso lo dicen los demás". Deja una enseñanza: "Cuando le demos a la música venezolana la participación que se le da a otros géneros, sentiremos que nuestra música nacional vale tanto por su extraordinaria calidad".




Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

ENTRETENIMIENTO Carolina Sandoval más venenosa que nunca

Hoy, ocupa una posición estelar entre las voces (...)


 

SOY MARATONISTA Aprovecha cada minuto, maximiza tu potencial

Muchos nos hemos encontrado en la situación de (...)


 

COCINA Y SABOR El tequeño en diez datos

1. Origen caraqueño . Varias historias se han (...)

HOGAR Y ESTILO Barquisimeto del futuro

La ciudad como un organismo vivo es una metáfora (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Estadeboda, ISABELLA WALLIS

El monograma en todos lados

El monograma son las primeras letras del apellido de los novios. Si tu apellido (...)

Pan de calabacín (zucchini)

Esta receta la pidió mamá, así que decidimos complacerla. Y como mamá cuida su (...)

La sabiduría de la incertidumbre

Constantemente el ser humano tiende a aferrarse a ciertas creencias pensando (...)




 
Cerrar
Expandir