Rostros de San Francisco

por MARÍA DE LOS SANTOS GALBÁN  |  imagen: NORGE BOSCÁN | DOMINGO 1 DE ABRIL DE 2012
Estrechar las manos de hombres y mujeres que ayudaron a construir lo que un 22 de enero de 1995 se convirtió en el Municipio Autónomo San Francisco, fue tan valioso como las anécdotas que pausadamente contaron. ¿Los escenarios?.. Un árbol de dividivi, una carpintería, las bancas de los famosos cepillados y los porches de sus casas.

San Francisco significa para sus pobladores tierra santa e inspiradora, junto a un lago que besa las orillas del casco central. Hay sectores que no pierden su aroma campestre, pero al mirar hacia el otro lado del municipio, se advierte una pujante metrópoli.


Nativas de municipio sureño, 11 voces narran sus recuerdos de infancia y de cómo los vio crecer este pedazo de geografía zuliana. Uno de los entrañables personajes, el Padre Vílchez, celebra su cumpleaños 88 el próximo 24 de abril.

Adelina Valbuena, cantante zuliana y una de las voces más melodiosas nacidas en San Francisco, expresa el amor por su tierra en un vals que dice: "Al arrullo de palmas, al vaivén de las olas me pongo a soñar, San Francisco tierra que tanto añoro, eres como un tesoro escondido en el mar. Para mí eres un sueño, para ti son mis versos, para ti es este vals".

Ada Ferrer
Cronista

La pasión de esta docente por descubrir más del pueblo donde nació la llevó a escribir el libro: Al transcurrir el tiempo surgió San Francisco. Su investigación se materializó en 600 páginas hablando de la primera iglesia, la inauguración de la plaza y de cómo surgió su nombre.

"Mi libro abarca desde 1600 hasta el 2005. Comencé buscando los jefes civiles y de allí se desprendió el hilo narrativo. Uno de los datos más importantes es la creación del nombre del municipio. En 1866 la gente del pueblo creó la iglesia que se llamó La punta de Don Francisco, por un hato que le quedaba cerca y cuyo dueño se llamaba Don Francisco de Lizauzabal. Allí había un pozo cuadrado con una escalera; al bajarla se encontraba agua cristalina y dulce. Cuando la gente iba a buscar agua decía 'vamos a casa de Don Francisco' y ese Don fue cambiando por San Francisco hasta que se quedó como nombre oficial del pueblo".


La también periodista y pedagoga confiesa que después de escribir esta obra sintió más amor por su tierra. "Cuando descubres de dónde vienen las cosas con las que rozas a diario, se les quiere más. Es inevitable pasar por una casa que tiene más de 200 años y no querer convertirla en acervo histórico o disfrutar más el sabor de los famosos cepillados de San Francisco que han pasado de generación en generación".

Ada está escribiendo un nuevo libro que se llama San Francisco es mi municipio, dirigido a niños de sexto grado. Son 144 páginas narradas en formas de cuentos para que los niños se enamoren de sus raíces. Ella es una fiel apasionada de su tierra e historia.

José Antonio Rojas
Agricultor

Sus manos delatan el laborioso trabajo de la siembra. Las líneas de su cara hablan de los años que lleva en el campo. José Antonio Rojas, uno de los pocos agricultores del sector El Bajo, tiene alrededor de 25 barbacoas (cultivos horizontales dispuestos en cajones de madera, donde se siembra cebolla, lechuga, repollo, espinaca y ají dulce) en el patio de su casa. Es de las pocas que aún se conservan en el municipio.

"Uno tiene que trabajar para uno mismo. Yo trabajé como obrero en las petroleras, pero la siembra es lo mío y con ella he levantado a mis hijos". Amigos y vecinos llegan a su casa a comprarles su producción.

El "Tocayo", apodo con el que se dio a conocer, sólo siembra si la luna está en menguante. "Así veía que hacía mi papá porque así pegan más las raíces y salen más bonitas las cosechas".

Se levanta temprano, desayuna y comienza a labrar la tierra para un nuevo cultivo. 86 años cuentan las canas de Antonio Rojas y su rutina, felizmente, no cambia.

Luis Guillermo Vílchez
"El Socio"

Devoto del Divino Niño y la Virgen del Carmen. De pequeño jugaba con velas y simulaba dar misas en la sala de su casa. Se ordenó sacerdote a los 24 años y en 1953 llega al municipio San Francisco en una vieja bicicleta y vestido de sotana para desbordar sus sueños.

No existe quien no conozca al "Padre Vílchez". Su huella firme y clara está plasmada en cada obra que levantó en complicidad con el amor que sentía por el folclor, la educación, el deporte y el evangelio.

"Hablar del Padre Vílchez es hablar de San Francisco", asegura con voz gentil Eneida Albornoz de Vílchez, cuñada del sacerdote. "A las 4:00 de la tarde del año 1953 llegó a San Francisco. Es el único cura que ha estado 59 años en una parroquia y luchó sin excusas para darle al pueblo escuela, iglesia, equipos deportivos y música".

A Guillermo Vílchez también lo llaman "El Socio", apodo que se ganó en el poblado por ser su frase favorita para dirigirse a los demás. Durante sus primeros años logró remodelar la iglesia Santo Cristo y consolidar la edificación del primer liceo de la comunidad San Francisco, conocido por la población como la escuela del Padre Vílchez.

Eneida continúa esbozando una semblanza de quien considera es el hombre que más alegrías ha repartido a niños y adultos. "En 1959 el Padre organizó los equipos de béisbol, fútbol y softball; fundó también los conjuntos gaiteros San Francisco, Zagalines, Zagales y Espiguitas".

"Sencillo, simpático y humilde; exigente pero cordial", así describen los sanfrancisqueros al Padre Vílchez, quien al cumplir sus bodas de oro sacerdotales recibió de la Santa Sede del Vaticano la orden de Monseñor y a su vez fue designado Capellán de Su Santidad Juan Pablo II, hoy Capellán del Papa Benedicto XVI.

Entre las condecoraciones recibidas destaca la Primera Edición de la Orden Municipio San Francisco y la creación de la orden Padre Vílchez, fundada por el cabildo municipal para reconocer la labor cultural de otras personalidades de la jurisdicción.

Monseñor cuenta con 87 años de vida y su gente lo tiene presente por el profundo amor cultivado en cada niño, joven y adulto que alguna vez se ha cruzado en su camino.

Jesús Cano
Historiador

"Es la puerta del estado". Así describe Jesús Cano a su terruño: "Si llegas por tierra y pasas el Puente sobre el Lago llegas a San Francisco y si llegas por aire tienes que pasar por el municipio para ir hasta Maracaibo". En 1995 logra darle a su pueblo el estatus de municipio autónomo, el cual venía peleando junto con el comité pro-creación de San Francisco desde 1970.

Quiere tanto al poblado que vivir allí no le era suficiente. Por eso escribió un libro que tituló Ciudad de sueños, donde plasma personajes destacados, sus primeros jefes civiles, los equipos deportivos y la historia de una piragua que data de 200 años y que lleva por nombre La firma de oro.

El vicepresidente de la Asociación de Cronistas de Venezuela ha visto cómo San Francisco se fue transformando de pueblo a metrópolis. "Recuerdo esos terrenos extensos de matas de dividivi y trillas de arena. Ya de eso no queda mucho. Mi tierra se ha ganado a pulso un importante lugar dentro de la región".

Hay un deseo que quiere hacer realidad: ver que el casco central cuente la historia del municipio. "Quiero que se cree el acervo histórico para que los rincones cuenten sus propias vivencias de este espacio; yo nací en San Francisco, vivo felizmente y aquí moriré. Somos ciudad del sur, tierra que nació gracias a los sueños de un puñado de hombres de estas orillas".

Beto Parra
"Chistólogo"

Imitó a Agustín Lara, Toña la Negra y Olga Guillot. Nació en el sector San Luis de San Francisco. Desde los 15 años comenzó a contar chistes. Así empieza a narrar su carrera artística Betulio Parra, mejor conocido como "Beto". Tiene 55 años robándole risas al público y asegura que no le debe "ni a la patria", porque cumplió sus dos años de servicio militar cuando se hizo mayor de edad.

Se mudó a San Francisco siendo apenas un niño, pero le encantaba caminar a orillas de la playa y jugar en sus calles de arcillas. Fue fundador del canal 11 del Zulia, donde tuvo su primer programa humorístico llamado Por Puesto. En 1986 salta a la pantalla chica nacional con el El taxista maracucho en Radio Caracas Televisión.

Recuerda que su proyección nacional fue gracias a un show gratis que dio en el Hotel Tamanaco en Caracas. Tiene cuatro películas filmadas con Amador Bendayan y con el humorista Joselo. "El hombre en la vida tiene que tener un hijo, escribir un libro y sembrar un árbol. Yo tengo ocho hijos, escribí tres libros y perdí la cuenta de los árboles que sembré".

No acostumbra a decir su edad y utiliza un buen argumento para ello: "Soy muy malo para las fechas porque vivo el día a día".

Como el humor lo mantiene vivo, en la actualidad está filmando un cortometraje llamado Súper Charles, donde tendrá una participación especial. Parado sobre una banca para tomarle las fotos, este humorista asegura que tiene más sombreros y corbatas "que reales en los bolsillos".

Ramón Soto Urdaneta
Locutor y animador

Con su sonora y cálida voz —a las 12 del mediodía— alegra a los zulianos con su programa Gaiteando con sabor por Sabor 106.5 FM. Así es Ramón Soto Urdaneta, locutor, animador y sanfrancisquero. Su humor y carisma ha pasado por los escenarios de renombrados canales regionales como Niños Cantores Televisión, allí entretuvo con su programa Sábado Gaitero en 1987 y en 1996 el Zulianísimo.

"San Francisco es un madrigal. De mi infancia recuerdo las pelotas de goma que nos divertían todas las tardes en lo que hoy es un territorio de cemento".

Habla de su natal municipio como un poema. "Mi tierra fue inspiración de muchos músicos y cantantes como Adelina Valbuena y su vals, el tambor de Rosendo Parra y el cuatro de Araujo. San Francisco es el cojo Eduardo Reyes que nació con parálisis pero supo ganarse la vida con un peine y un oído extraordinario; el cují de Neptalí en el sector El Perú o los famosos cepillados de Elio Rosales; allí me como uno cada día desde hace 40 años".

Jesús Bracho
Cronista de El Bajo

Caminos de arena marcados por los pies de pescadores y agricultores dan forma a El Bajo, uno de los sectores rurales del municipio. Una memoria llena de anécdotas tiene Jesús Bracho, historiador de 65 años y cronista. "Antes, las corrientes del Lago formaban unas lenguas de tierra que a su vez hacían un camino y se les denominaba bajo. Aunque también se manejó Puerto Alegre como nombre para el pueblo, porque aquí atracaban las goletas para llevarse el dividivi", relata.

Vive en una casa color mostaza, de grandes ventanales blancos y variedad de árboles que adornan la parte delantera formando una cerca. "Este pueblo nació en la costa, por eso es un pueblo de pescadores y sus parcelas tienen vida propia. Aquí hay cebolla, lechuga, tamarindo...".

No para de contar. "Hay una historia que habla de unos indios que asustaban a los pobladores. Esa leyenda permanece entre las madres de este pueblo para asustar a sus hijos cuando se portan mal". Él es registro vivo de su pueblo.

Betulio González

Boxeador

La carrera de Betulio González comenzó en un gimnasio del sector Puntica de Piedra en Maracaibo. No nació en San Francisco, pero allí vivió su infancia y celebró sus logros como profesional del boxeo. "Campeón", le gritan los vecinos y niños que pasan por el frente de su casa y es que Betulio González es el único venezolano que logró ganarse el título de Campeón Centroamericano del Caribe en Peso Mosca en 1976.

"Mi mamá no me dejaba pelear pero yo esperaba a que se durmiera y me salía de la casa. Siempre me descubría, porque cuando ganaba me daban dos botellitas de malta, ella las veía vacías en el comedor y me regañaba", cuenta el significativo boxeador de la categoría de las 112 libras.

González se reconoce como "el alcalde pobre" del municipio, porque en 1972 regaló más de 12 casas a la comunidad donde vivía y en su honor le colocaron al sector su nombre. Creó el gimnasio Betulio González, para incentivar el deporte y facilitarles a los niños de bajos recursos el disfrute de este tipo de actividades. "Mi familia es el pueblo donde me levanté; peleé en sus calles y todos me demuestran su afecto con un saludo de mano empuñada".

El boxeador de 1.62 metros y peso de 112 libras logró ganar en 1965 el primer campeonato del estado. En 1966 se alzó como campeón de peso mosca y el 10 de octubre como profesional del boxeo se tituló campeón nacional. Sus fanáticos recuerdan peleas como la del 1 de abril de 1971, cuando le disputó la corona de los pesos mosca a Masao Ohba en Tokio, Elvito Salavarría en Venezuela y Sócrates Batoto a quien destronó por la vía del nocaut en cuatro asaltos en Caracas, obteniendo su primera corona mundial. En 1990 se retiró del boxeo. Dice, entre risas, que la única pelea que perdió fue cuando se casó con Zenaida, su esposa, con quien tuvo seis hijos.

Ramiro Ferrer

"Gavilo"

A los ocho años lloró cuando su equipo Gavilanes perdió su primer juego. Acostumbraba a escuchar los partidos en un quiosco ubicado en la avenida principal de San Francisco. Nunca ha pisado un estadio internacional pero se sabe muchos datos curiosos que ni los comentaristas más destacados pueden imaginar. "Pastora le ganó al Marianao de Cuba y ese fue el primer campeonato donde un equipo venezolano le gana a uno extranjero en la Serie del Caribe", relata.

Su memoria es un álbum que guarda las historias poco contadas del béisbol profesional. "En 1959 el Padre Vílchez organizó un equipo que llamó Doble punto cuando San Francisco solo contaba con 25 mil habitantes, un logro porque esos grupos profesionales había que financiarlos y se necesitaba disponibilidad de recursos".

Guarda una pelota de béisbol autografiada por Luis Aparicio y, junto a ella, un recuento de anotaciones de todos los campeonatos de este deporte. "En 1995 me invitaron al canal 11 del Zulia. En el programa la gente llamaba para hacer preguntas al entrevistador y yo le dije a uno de los que estaba conmigo, 'pregúntale quién fue el primer pitcher negro que se enfrentó a su raza'. El locutor quedó en el aire y yo respondí: fue Don Newcombe de los Dodgers de Brooklyn y el bateador fue Henry Thompson, quien era tercera base de los Gigantes de Nueva York".

Ramiro es un fanático del béisbol de grandes ligas y disfruta más estar de observador que de jugador. "No acostumbraba a jugar en las calles porque le tenía miedo a la pelota". Como si alguien le soplara al oído, otra anécdota salta de su memoria prodigiosa. "El primer ambidiestro de la historia del béisbol fue Fred Wind, que era jugador del Providencia en 1871".

Ramírez vive en el sector San Luis y de su pueblo recuerda a los hermanos Zambrano, los primeros venezolanos que jugaron para las Águilas del Zulia en 1988 en una feria de la Chinita. "Eduardo Zambrano fue el primer sanfrancisquero que jugó en las grandes ligas con los Cachorros de Chicago, su debut fue el 17 de septiembre de 1993 y Nelson Castellano fue el primer pelotero de San Francisco que jugó en los Estados Unidos; tengo tarjetas de famosos peloteros que colecciono desde 1951", dice con orgullo.

Daniel Méndez
Gaitero

Comenzó su carrera artística en 1972 con el grupo Los Zagalines del Padre Vílchez. Recuerda con cariño cuando tocó en Don Pancho, una pizzería que ya no existe. Su infancia y adolescencia se la pasó viajando con el grupo gaitero. "Grabamos un disco que se llamó Los Zagalines Internacional y en estos días revisando mis cosas viejas lo encontré, lo escuché y qué bellos recuerdos me trajo", declara nostálgico Daniel Méndez, músico profesional dedicado a cantarle al Zulia en cada verso gaitero.

Los Zagalines cerró para convertirse en Los Zagales, esta vez conformado por adolescente. "Como era juvenil, no sólo tocábamos gaitas, sino boleros y tangos". Hasta 1982 acompañó Daniel Méndez al grupo conformado por el sacerdote. Ha tocado con Pillopo, Cardenales del Éxito y otras agrupaciones gaiteras importantes.

No vive en San Francisco pero lo visita todos los días. "Cada vez que me preguntan: ¿para dónde vas?, yo les digo: A la tierra prometida. Esta es mi sangre, el pueblo que me vio nacer, mis días divertidos cuando salía pequeño a jugar en sus calles; donde viví amores y desamores... ¿cómo olvidarlo?".

Agustín Soto

Patinador y petaquero

Nunca perdió una competencia cuando los jovencitos de San Francisco se disputaban el premio de quienes patinaban mejor, con aquellos patines marca Unión 5, hechos de acero y de cuatro ruedas. "La plaza Bolívar tenía unas escaleras de seis largos escalones y de 30 muchachos que competíamos sólo cuatro nos atrevíamos a saltar, hacer una pirueta y quedar de espaldas. Yo gané tres años consecutivos".

No sólo patinar era su fuerte. Agustín se dedicó por muchos años a divertirse y concursar por el sanfrancisquero que hiciera la mejor petaca. "Hice la H, la B, la estrella y el cajón. En las noches al cajón le colocábamos una vela y volanteábamos y no se apagaba". Ese es el San Francisco que Soto extraña. El pueblo enferiado con los niños en las calles divirtiéndose con los juegos tradicionales, los dulces de María Trinidad y Josefita Soto, famosas por sus panes cubiertos de miel y azúcar espolvoreada.

Agustín también recuerda al Padre Vílchez y su conjunto gaitero San Francisco. El instructor de gaita trabaja para la Fundación Funganel, ha sido premiado como el mejor charrasquero del Zulia y condecorado con el premio de El Padre Vílchez por su apoyo a la cultura del municipio. Su deseo es volver a ese San Francisco de los conjuntos gaiteros, las tardes de patinajes y las sanas ferias con los sanfrancisqueros sentados en las puertas de sus casas.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales (...)

ENTRETENIMIENTO Julia Roberts: un cumpleaños y 10 personajes inolvidables

La eterna "mujer bonita" se acerca a la mediana (...)


 

BELLEZA Y MODA 10 cosas que no sabías sobre Oscar de la Renta

Un 22 de julio de 1932, en República Dominicana, (...)

CUERPO Y MENTE Tomar conciencia de mi lugar en la vida

Terapeutas de distintas corrientes estiman que (...)


 

HOGAR Y ESTILO Cómo mejorar el ambiente de trabajo usando la luz

La calidad de la iluminación en el ambiente de (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Aviva tu esencia femenina

Hola, bendigo la luz en ti. Te pido algo: imagina una flor frente a ti.  (...)




 
Cerrar
Expandir