Más que palabras, el poder de tu lenguaje
Hablar con transparencia y asertividad, requiere de valentía y de coraje porque al hablar nos mostramos, nos exponemos a ser vulnerables

ESPECIAL PARA ESTAMPAS

11/02/2020 05:00 pm



Leyla Suárez
Herramientas Vitales


¿Con qué frecuencia usas frases que reflejan sarcasmo, cinismo más que ternura, amor o gratitud? 

Las palabras y el sentido con el que las usamos no es neutral o ingenuo, están cargadas de nuestras experiencias. Si nuestra mirada es el espejo de nuestra alma, lo que decimos es el reflejo de nuestras dudas, miedos, deseos e intenciones. 

A través de nuestro lenguaje podemos tocar aquellos con los que nos relacionamos, impactando en sus vidas, para impulsar o limitar. ¿Qué diferencia hace en la construcción de cercanía y de confianza? Decir o no, te amo a nuestra pareja, hijos o padres. Dar las gracias o decir perdóname. 

Hablar con transparencia y asertividad, requiere de valentía y de coraje porque al hablar nos mostramos, nos exponemos a ser vulnerables. Por ello, muchas veces en lugar de expresarnos con claridad para pedir o solicitar algo, para reclamar o para declarar algo, preferimos enmascarar o tapar con cortinas de humo lo que vamos a expresar. 

Te comparto algunos ejemplos: Quieres ayuda, en lugar de pedirla directamente dices: “puede alguien ayudarme con eso”, Ves a alguien que aprecias, pero no tienes contacto frecuente y dices: “y ese milagro”, “menos mal que llamas”, Te preguntan ¿Estás molesto? Respondes: No. 


El sentido de lo que decimos en nombre del amor, de la amistad o cualquier otra causa, puede tener como intención secundaria manipular en búsqueda de atención, afecto, o ganar preferencias, creando obstáculos en nuestras relaciones. 
 
Nuestras palabras pueden cambiar la historia de quienes nos rodean, y definitivamente marcar una diferencia significativa en la calidad de las relaciones que tenemos. ¿Cómo sería tu vida si supieras que a partir de hoy la relación que tienes con esas personas que te importan puede ser mucho más asertiva y plena? 
 
Tener conversaciones difíciles, no es contrario a expresar amor o reconocer el valor de quienes nos rodean. Aunque parezca opuesto, reclamar, exigir colaboración, poner límites, decir no, de forma coherente y pertinente a la dimensión de los hechos, es un acto de amor y reconocimiento del otro. Deja de serlo cuando transgredimos físicamente o emocionalmente la integridad y valía de esa persona. 

Comienza a decir con mayor frecuencia te amo, perdóname, a quienes están cerca de ti, porque también te lo estarás diciendo a ti. Disminuye, tus conversaciones privadas, para conectar más tu cerebro, tu voz y tu corazón. 

Para mejorar tus relaciones e impulsar tu vida, contáctame:

Coordenadas
Twitter: @leylapsicologa 

Instagram: @wonderleyla 

Facebook: Leyla Suárez