Se puede crear un cuarto compartido para tres hermanas
Muebles personalizados y tonos suaves caracterizan la habitación de las gemelas María y Alma, que ahora comparten con la pequeña Claudia.

REDACCION ESTAMPAS

19/10/2019 12:00 pm



ALMUDENA CARMONA
Mi Casa Revista

La familia aumenta y, con ella, las necesidades en los dormitorios. Al llegar el bebé se ha creado un amplio cuarto infantil con dos camas iguales para las hermanas gemelas y una cuna. 

En el centro de la habitación se dispuso una mesa de juegos acompañada de dos sillas de diseño, similares a las de papá y mamá. 


En ellas las niñas se sientan para jugar y trazar sus primeros palotes. Para contrarrestar la seriedad de las paredes pintadas en un gris azulado, se decidió empapelar los cabeceros con un diseño divertido y personalizarlos con la inicial de cada niña.


Dos sencillos estantes en forma de U acogen cuentos y objetos decorativos. A juego con los textiles, se optó por customizar las camas con dibujos especiales y diferentes. 

Una estrella y una corona fueron los elegidos. Para personalizar la habitación se utilizó una antigua cajonera. Para ello se pintó de amarillo, a juego con la alfombra, y se le puso ruedas que facilitan su traslado. 



Elegir la cuna en blanco es todo un acierto, ya que se adapta a cualquier estilo que se quiera imprimir al cuarto. 



Aquí, se decidió darle un toque personal y se forraron los paneles de los laterales con el mismo papel pintado de la pared.