ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

Punto y Aparte |  MAYTTE

Potencia la calidad de tus relaciones personales

Si queremos tener relaciones más justas, equitativas y satisfactorias, necesitamos recuperar y fortalecer nuestra estima

por MAYTTE  |  imagen: ARCHIVO DIGITAL | DOMINGO 12 DE NOVIEMBRE DE 2017
Es interesante reflexionar sobre cómo pueden algunas personas tener tanta influencia los demás. Tal vez sea porque hemos aprendido a vivir a través o en función de otros que no somos nosotros, o simplemente porque estamos necesitados del afecto, la compañía, el reconocimiento o el recurso que solo ellos, creemos, pueden darnos. Cuando nos comportamos de esta manera, les permitimos sin ser conscientes del todo, que nos utilicen o manipulen. La mayoría de las personas son más amables con los extraños que con los seres queridos y consigo mismos, esto, tenemos que cambiarlo.

Somos nosotros quienes le enseñamos a otros cómo tratarnos. Si queremos experimentar relaciones más justas, equitativas y satisfactorias, necesitamos comenzar por recuperar y fortalecer nuestra estima, de manera que podamos atrevernos a cambiar nuestra dinámica con los demás.

Una vez que se han establecido las reglas de la relación con otro, resulta un poco difícil que esta persona acepte primero un cambio en nuestra actitud y comportamiento y, todavía más, si este cambio implica que tendrá que asumir su responsabilidad sobre los asuntos que compartían, o porque ya no pueda seguir beneficiándose de la entrega, la nobleza y la debilidad de la otra persona.

Generalmente, el ser humano crea una imagen mental de los demás y no vuelve a revisarla, sino que continúa relacionándose siempre de la misma manera. En la mayoría de los casos solemos dejar de ver y escuchar a los otros, en especial a nuestras personas más queridas, actitud que enfría las relaciones y produce una distancia que termina por separarnos a menos que hagamos algo concreto para cambiarlo.

A todos nos gustaría que los demás se acostaran a dormir y se levantaran con una actitud y un comportamiento diferente y empático hacia nosotros, pero en realidad somos los únicos que podemos cambiar esa situación. Tómate el tiempo necesario para pensar en esta frase y luego reúne el valor suficiente para dar los pasos que te ayuden a rescatar dignamente tu libertad esencial.

Lo más importante, es tomar conciencia de que las relaciones, en especial con las personas que amamos, deben basarse en la aceptación, la reciprocidad, el respeto, la consideración y el aprecio a lo que entregamos y recibimos, sin permitir que la búsqueda de nuestra comodidad, nos lleve a ignorar el deseo, la necesidad y el derecho que también tienen los que con frecuencia nos complacen, a recibir nuestros favores, atenciones, detalles y gestos amables.

Recuerda que tienes derecho a expresar y pedir lo que quieres, no necesitas que los otros te aprueben o te concedan el permiso para hacerlo. Las únicas personas con las que debes comunicarte y tratar de establecer acuerdos para lograrlo, son tus seres queridos y aquellos con los que compartes proyectos, negocios o compromisos ya establecidos.

Concédete la oportunidad de relacionarte con los demás en mejores términos, sin permitirles que te abusen injustamente. La libertad de ser es un derecho Divino, la verdadera libertad hay que ganarla y reconquistarla cada día.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Suculentas ideas para sus almuerzos

A todas las madres les pasa. Llega el momento de (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir