Punto y Aparte | 

Es cuestión de actitud

por MAYTTE  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 9 DE DICIEMBRE DE 2012

La actitud positiva es una de las fuerzas más poderosas con las que cuenta el ser humano, pues nos habilita para la acción, nos llena de motivación, energía, entusiasmo y optimismo, y, además, desarrolla y fortalece nuestra creatividad, hace que disfrutemos lo que emprendamos y nos acerca al éxito y a la satisfacción personal.

La actitud involucra los pensamientos y las creencias que tenemos acerca de nosotros mismos y de todas las situaciones que vivimos. La actitud depende básicamente de la confianza que tenemos en nosotros y en la capacidad que poseemos para resolver cada una de las situaciones que se presentan en nuestra vida de una manera satisfactoria. La actitud positiva influye y afecta directamente nuestro estado de ánimo, nuestras acciones, nuestras relaciones personales, nuestra salud y, finalmente, nuestra calidad de vida y nuestra felicidad.

Mantener una actitud positiva nos asegura terminar nuestros proyectos, alcanzar las metas y afrontar y manejar lo inesperado de una mejor manera. La actitud define la forma en la que vamos a interpretar las diferentes situaciones que enfrentamos cada día. Cuando lo hacemos de una forma pesimista solo vemos y resaltamos los elementos negativos que pudieran estar presentes en dicha situación.

Una misma situación representa, para unos, un problema, mientras que, para otros, es una oportunidad... La mayoría de las veces, afrontar y superar una situación difícil o inesperada depende de tener una buena actitud.

Claves para tener mejor actitud
Resalta siempre lo positivo. Esto nos permite ajustar la interpretación de lo que sucede, minimizar los efectos negativos y controlar la situación. Entrénate para encontrar y resaltar siempre todo lo bueno.

Gana confianza en ti mismo. No te dejes afectar por los fracasos o los errores del pasado, cada momento es diferente, y si algo no te salió bien antes, no tiene porqué volver a repetirse ahora. Tú estas a cargo y más preparado con toda la experiencia que has ganado, así lo enfrentarás de una mejor manera.

Reconoce tus capacidades. Es muy importante que aprendas a valorarte más.  Comienza por reconocer y resaltar tus cualidades y talentos de manera que te sientas más preparado para afrontar la vida.

Mantén el entusiasmo arriba. Recuerda que las cosas no te afectan por lo que son en sí, sino por la interpretación que le das a cada una de ellas. Decide levantarte con entusiasmo y alegría, y verás como fluye mejor tu día.

Fortalece la fe. Recuerda que no estás solo, la presencia de Dios se encuentra en tu interior para brindarte la guía, la fortaleza, la confianza y protección que necesites. Ora o medita para tener su presencia en tu vida.

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El casabe en palabras de Ocarina Castillo

Del 17 al 19 de julio se realizará en Quito el Segundo Congreso Continental de (...)




 
Cerrar
Expandir