ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

CUERPO Y MENTE

Cáncer de mama, cuando la actitud positiva es la mejor medicina

Trabajar el plano emocional, con múltiples terapias, y el espiritual por medio de la meditación, es tan importante como el tratamiento físico

por ALESSANDRA HERNÁNDEZ  |  imagen: NORMA BESSOUET | DOMINGO 15 DE OCTUBRE DE 2017
"La imaginación es el principio de la creación. Tú imaginas lo que deseas, pones voluntad en lo que imaginas y por último creas lo que quieres". No se equivocó con esta afirmación el dramaturgo irlandés George Bernard Shaw. Tan relevante es esta capacidad del ser humano que la medicina tradicional se está apoyando en técnicas de meditación, visualización e imaginación para tratar a pacientes con afecciones como el cáncer.

El doctor Carl Simonton es reconocido por su enfoque holístico al abordar el cáncer desde la medicina tradicional y el aspecto psicológico. En América Latina, la doctora venezolana Marianela Castés de igual manera centra su trabajo en la psiconeuroinmunología.

Sanación holística
María Antonieta Marcano, socióloga, sobrevivió a un cáncer de mama bilateral. Mucho antes de ser diagnosticada, le tocó acompañar a su esposo durante un cáncer linfático. Desde entonces, comenzó a investigar acerca de nuevos descubrimientos para abordar la enfermedad: la terapia de Simonton, los albores de la psiconeuroinmunología, el cerebro triuno y las múltiples inteligencias.

No daba crédito a la afección de su esposo pues era un hombre enérgico, con hábitos saludables. Aunque luchó hasta el final, e incluso recibió el trasplante de médula número siete que se hizo en Venezuela, María Antonieta comenta que él les creyó a los médicos cuando dijeron que no sería fácil superarlo. "Uno de los aspectos principales es la actitud. El médico no es Dios, no puede decirte que no saldrás de esto. Por eso hay tanta gente con cáncer grado 4 que hace remisión. Creo que a él le faltó la parte espiritual, trabajar el perdón", asevera con relación a su esposo. A su juicio, no basta recibir la medicación física, es necesario una sanación holística: mente, cuerpo y espíritu.

Carmen Alicia Lara y Josemith Bermúdez, dos jóvenes figuras del espectáculo, impactaron a la opinión pública al revelar que padecían cáncer. Lara se afianzó en su vínculo con Dios para superar el cáncer de mama; Josemith se apoyó en sus afectos así como el aspecto espiritual, lo que contribuyó en su victoria contra el de ovarios.

Cáncer de librito
Con la partida de su esposo, María Antonieta Marcano se entregó a la crianza de sus tres hijos. Cuando los ve graduados en la universidad, decide irse a trabajar a Margarita. Un día, al abrazar a uno, este le dice: "mamá, tienes un bulto en la axila". Pese a ser hija de médico, hermana de médico y tía de una médica, había hecho caso omiso a la recomendación de hacerse una mamografía... hasta ese momento. Tenía 54 años y el sinsabor de saber que su mamá había fallecido de cáncer de huesos, a la misma edad. Siete tías y su abuela, también murieron por otros tipos de cáncer.

Margarita era el segundo estado con más incidencia en cáncer de mama y por eso se le facilitó hacerse el examen requerido. Al verlo enseguida supo lo que tenía: "Era un cielo estrellado como se ve en los libros. Era un cáncer de librito". Posteriormente, vuelven a llamarla para repetirle la mamografía. El diagnóstico definitivo fue cáncer bilateral, cada uno diferente, en agosto de 2008.

Un proceso bonito
La preparación que tuvo cuando vivió lo de su esposo contribuyó a que María Antonieta asumiera su enfermedad desde otra perspectiva: "Creces en la parte humana pero también en la parte espiritual. Si no lo acompañas de la espiritual difícilmente puedes empoderarte con esa gran oportunidad que te está dando la vida. La fe es más de lo que uno cree, es tener confianza en la vida misma. Saber que hay una fuerza superior a ti que está allí y que si la dejas actuar, si la dejas desenvolverse, te va a indicar el camino y tu vida va a ser mejor".

Es así como inicia la recuperación con un médico cuántico que le desintoxica el organismo con una dieta "de frutas y alimentos verdes", cero proteínas ni animales ni vegetales, porque el cáncer se alimenta de proteínas. En esa desintoxicación también me ponía unos sueros durante veinte minutos", apunta.

A esto sumó lo aprendido en Programación Neurolingüística, con el maestro colombiano Hugo Ramírez, y el programa para pacientes de alto riesgo de la Sociedad de Psiconeuroinmunología de Venezuela que imparten Marianela Castés y Omar Barrios. En el aspecto espiritual, practicaba meditación y conversaba con Dios. Todo esto la preparó para recibir la quimioterapia y la radioterapia.

Recuerda que su cambio era tan notorio que la oncóloga le dijo que servía de pilar para quienes comenzaban su quimio por primera vez. "Yo ponía mi música de meditación si a las otras pacientes no les molestaba. Tranquilizaba a la gente. Hacía las visualizaciones que trabajaba con la Dra. Castés, veía cómo todo lo que iba entrando en mi cuerpo buscaba las células malignas y las destruía. Fueron ocho meses de quimioterapia. Cuando me hicieron de nuevo la mamografía, el tumor se había reducido en 80% y la operación fue mucho más sencilla, no requirió de vaciado de mamas, solo limpieza".

Amor solícito
Marcano agrega que sus tres hijos se dedicaron a ella con un amor solícito. Hasta su perro Juancho la acompañaba. "Yo le dije a mi pitbull: tengo que cuidarme mucho, estás aquí en la casa pero no puedes entrar a mi cuarto. Él se quedaba en la puerta de mi habitación pero no entraba. Cuando todo se me pasó, él comenzó a entrar".

Una experiencia similar vivió Bolivia Belisario de Bocaranda, presidenta de SenosAyuda, cuando en 1999 fue diagnosticada con cáncer de mama. Su esposo, el periodista Nelson Bocaranda, y sus dos hijos, se convirtieron en sostén de su ánimo, de sus emociones. Y si bien confiesa que el "perruno" es Nelson, durante el proceso de curación, Canela, el collie miniatura mascota del hogar, no se separaba de su lado: "Me inspiraba ternura", sonríe al recordar.

Voluntarias empoderadas
Bolivia reitera cuánto incide una actitud positiva en el proceso de curación del cáncer de mama. En su organización, además de promover la prevención y procurar insumos para las pacientes, ofrecen apoyo así como la oportunidad de sumarse al voluntariado.

"Hay dos vertientes: estamos hablando de la mujer diagnosticada que llega a la organización, y la otra es el voluntariado general para diferentes actividades. La mayoría de estas organizaciones nacen con el trabajo de personas por decisión propia, luego cuando empieza a crecer y a madurar la organización comienza a tener una estructura y es ahí cuando empieza a tener personal contratado, que también es voluntariado porque trabaja horas extras y fines de semana", detalla.

Bolivia recalca que el trabajo voluntario de mujeres sobrevivientes apoyando a otras que fueron diagnosticadas, es una simbiosis que anima e invita a seguir luchando: "Es un rol y un modelaje bien importante para las que llegan, en el momento que están siendo diagnosticadas, cuando piensan que su vida ya se acabó. Hay mujeres que han llegado sin su cabello, y les decimos: pasamos por esto y podemos transformarlo en algo positivo".

En Margarita el voluntariado ha sido muy especial, según cuenta María Consuelo Monsant, quien dirige esa sede. "La isla está desprovista en todo sentido: medicamentos, hospitales, mamógrafos en buen estado. Por eso el voluntariado es tan importante. Lo hemos fortalecido no solo con charlas que las hace crecer como personas (a las pacientes) sino que además las hace sentirse parte de la organización. Tenemos 30 voluntarias, de las cuales 20 están bastante comprometidas con el trabajo. Estamos en el centro comercial Jumbo".

Fortalecer la autoestima
María Consuelo se formó en SenosAyuda Caracas antes de encargarse de Nueva Esparta. Le gusta darle un trato personalizado a las mujeres y las anima. Evoca a Milagros Gil como ejemplo, una señora de escasos recursos, recién diagnosticada, que estaba muy deprimida por su situación. Sin embargo, ese apoyo que encontró en SenosAyuda, la solidaridad, la amistad y el compromiso, la hizo cambiar de actitud. "Les enseñamos a maquillarse, las ayudamos con las pelucas. Es algo muy bonito". Estos detalles, por pequeños que parezcan, hacen la diferencia e inciden en la autoestima.

Coordenadas:
www.senosayuda.org.ve
www.simontoncenter.com
www.creandosalud.org

Más allá de las sombras
Sueños, recuerdos, fantasía y misterio son los elementos que destacan en las obras de arte de la artista plástico Norma Bessouet (Buenos Aires, 1947), escogidas para engalanar nuestra portada de hoy y acompañar esta lectura. Pintora, dibujante y grabadista de tendencia surrealista y simbolista, sus obras, en las que nos invita a reconciliarnos hasta con nuestras peores pesadillas y, con la figura femenina como elemento protagónico, han recorridos espacios de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, incluidos el Ateneo de Caracas y el Museo de Bellas Artes.s.
www.normabessouet.com
 


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Mascotas adoptadas, las más agradecidas

Las costillas se le podían contar; no tenía un (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir