Respirar bien genera felicidad y mejora la salud



Cuerpo y MenteDOMINGO 30 DE JULIO DE 2017


El carácter vital de la respiración está dado por el siguiente hecho: podemos vivir durante semanas sin alimentos sólidos, sin líquidos durante días, pero bastan unos minutos sin oxígeno para perder la vida. Así de importante es este ciclo que todos los seres vivos llevan a cabo de manera instintiva, incluso el hombre, que por falta de conocimientos desconoce los múltiples beneficios que le aportaría el ejecutar conscientemente esta función primordial para la existencia.

Aprender a respirar correctamente reduce significativamente el estrés, lo que a su vez produce una mejor calidad de vida, una mejor salud y un manejo sano de las emociones negativas, explica Francisco Moreno Ocampo, Director de la Fundación El Arte de Vivir en México. "El estrés genera violencia y agresividad. Si queremos tener una sociedad en paz lo primero que tenemos que hacer es eliminar el estrés, quitar el resentimiento y el enojo de la mente de las personas", acota el también instructor de esta organización sin fines de lucro presente en 150 países, cuyo objetivo es impartir cursos de respiración y meditación.

"Solo respirando y cerrando los ojos podía notar una felicidad única que nunca antes había experimentado. Inclusive mis relaciones mejoraron muchísimo. Sobre todo con mi madre; siempre nos peleábamos por una tontería u otra. Fue tan profunda la experiencia del curso que desde ese momento nunca dejé de realizar los ejercicios de respiración y tres años más tarde ya era instructor. Mejorando mi respiración mejoré mi vida", agrega Moreno.

El proceso en detalles
De acuerdo al doctor Machuca Sepulveda, internista y neumonólogo de la Clínica Metropolitana, respirar correctamente es lograr que, inconscientemente, el organismo tome el oxígeno necesario a través de la nariz y lo lleve a los pulmones. "El aire va a los bronquios y luego a los alveolos. Sucede el intercambio gaseoso. Se llega al vaso arterial. Ocurre el intercambio de oxígeno por anhídrido carbónico. Es así como se efectúa. Ese es el proceso adecuado", precisa.

Asimismo, advierte que la respiración debe ser necesariamente nasal, porque los vellos ubicados en los ductos respiratorios depuran las partículas nocivas que pudieran entrar en la ración de aire inhalada. Además, explica que la nariz produce vapor de agua para que el aire no entre frío al pulmón. "Las personas que respiran por la boca pueden sufrir de broncoespasmos o espasmos en los bronquios, que impiden el paso del aire hacia los pulmones".

Machuca manifiesta que es muy común ver que la mayoría de las personas no respira de manera profunda en su vida cotidiana. "No activan todo su pulmón o, lo que es lo mismo, no activan su reclutamiento alveolar. Cuando se inspira profundo, se ponen en marcha todas las áreas del pulmón. Eso le brinda al organismo el oxígeno necesario, que a su vez permite experimentar una sensación de tranquilidad y relajamiento", señala.

Ejercicio físico para mejorar la respiración
El neumólogo enfatiza que respirar correctamente es necesario, pero es preciso combinar esto con otros buenos hábitos. "Es fundamental tener una mejor alimentación, un buen peso, tratar los procesos alérgicos que se tengan, dejar de fumar y hacer ejercicio", detalla.

"Cuando se hace deporte y, especialmente, cuando se realizan actividades alternativas como yoga, pilates y TRX se exige respirar. Se realizan inhalaciones y exhalaciones profundas, lentamente. Cuando la gente respira adecuadamente se fatiga menos y el sistema cardiaco tiene menos cargas", ejemplifica.

El internista y neumonólogo revela que una persona que se ejercita puede ampliar su capacidad pulmonar. "Recomiendo realizar actividades físicas que contribuyan a esto. La buena respiración siempre va complementada por la buena actividad deportiva cardiovascular. Esta debe realizarse más de 20 minutos y con cambios de ritmo, que exijan respiraciones profundas. Esto también permite tener más resistencia física", agrega. Por otra parte, el especialista señala que así como no existen parámetros de edad para hacer ejercicio, aprender a respirar bien no está determinado a un momento de la vida. "Todo el mundo debe ejercitarse y respirar correctamente. Nunca es tarde para esto, porque ambos son hábitos saludables", afirma.