ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

Asistir a los que cuidan

Son muchas las personas que adquieren el compromiso de cuidar a un adulto mayor, con problemas de movilidad funcional. Ser una buena ayuda, sin embargo, exige guardar algo de amor y atención para consigo mismo. Algunos consejos fundamentales a tener en cuenta por los cuidadores

por BEATRIZ GARCÍA CARDONA  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | LUNES 6 DE MARZO DE 2017
Cuidar a un familiar de edad avanzada, que tiene problemas para valerse por sí mismo, es siempre una tarea ardua y agotadora. Requiere una gran dedicación de tiempo y energía y supone, en muchos casos, hacer frente a largos tratamientos, estancias en salas médicas y hospitales o cuidados especiales.

En nuestro país, son numerosos los individuos que realizan esta función de cuidadores principales de personas dependientes. Y está comprobado que dicho apoyo es el recurso más importante para garantizar una calidad de vida mínima a estas personas que tienen dificultades a la hora de realizar las actividades básicas de su vida diaria, como puede ser levantarse, asearse e incluso comer. Esta ayuda familiar ralentiza el avance de los problemas, tanto físicos y psíquicos como sociales, que puedan afectar a los mayores.

Pero esta colaboración y compromiso de los cuidadores, llamados informales, porque es un papel que de entrada no han deseado ni para el que han sido formados, puede llevar asociado un riesgo elevado para su salud, e incluso interferir en su vida personal, social y laboral. Por ello, las personas que tienen la responsabilidad de realizar dicha actividad deben seguir algunos consejos que pueden hacer  más llevadera su vida cotidiana.

Fomentar  la independencia del otro
Es importante recordar que cuando cuidas a otra persona, es más sustancial la calidad de la atención que la cantidad de tiempo que le dedicas. Por ello, ante estas circunstancias conviene aprender a delegar responsabilidades, a no sentirte tan imprescindible. De allí, que para brindar un apoyo que sea realmente positivo debes reconocer en qué aspectos el adulto mayor discapacitado puede valerse por sí mismo.

"En primer lugar, hay que potenciar la independencia del familiar que se cuida, por poca que sea, conociendo todo lo que puede hacer solo, colaborando únicamente en lo necesario, ayudándole a tomar decisiones y a asumir responsabilidades sobre su cuidado. Con ello, se aumenta su autoestima, al hacerles sentirse más útiles", afirma el doctor Sergio García Vicente, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria (netdoctor.elespanol.com).

Cuidado con el caos emocional
Cuando tienes a tu cargo una persona mayor con problemas de movilidad funcional, debes saber que se darán emociones intensas y difíciles, las cuales tendrás que aprender a manejar: los cuidadores no sólo se encargan de sus emociones, sino que también sufren los cambios de humor de la persona a la que cuidan, que a veces incluso llega a desahogarse con ellos. Conservar un estado de ánimo apacible y positivo se torna, en ocasiones, una labor sumamente difícil. Por ello, así como es importante que seas comprensivo con las emociones que muestra la persona anciana, también lo es serlo con las propias. Una manera de descargar esa tensión es expresar tus emociones con alguien dispuesto a escucharte (psicólogo, amigos, hermanos, etcétera), e intentar crear un ambiente alrededor de la persona necesitada en el que domine la sinceridad y la confianza.

Aprender a desconectarte
"Es importante darse crédito a uno mismo por el trabajo realizado, así como también programar momentos de descanso, con periodicidad incluso diaria, tales como paseos cortos, visitas a familiares y amigos, entre otras actividades", enfatiza el experto.

Tener unas horas libres al día o realizar alguna actividad estimulante ayuda a cargar las pilas. Aprender métodos de relajación (yoga, meditación, entre otros), también te permite manejar mejor el estrés y la tensión.

Una actitud vital positiva
Ante situaciones de este tipo conviene que te centres en el momento presente, intentando que las preocupaciones no se disparen hacia lo que pueda pasar en un futuro, o buscando una explicación o un culpable.

Es imperativo que sigas una dieta saludable, equilibrada, dormir suficiente, prestar atención a los síntomas que aparezcan como un dolor de espalda o lumbalgia, por ejemplo.

Reconocer los aspectos positivos del momento –el apoyo que se recibe, la relación que se mantiene con la persona cuidada-,  te sirve de ayuda para seguir adelante con energía.

Mantener la unidad familiar
Las enfermedades o discapacidades de las personas mayores en muchos casos actúan como un lente de aumento, evidenciando o amplificando los problemas familiares existentes. Por eso, es fácil que a causa del estrés se incrementen los roces y discusiones.

Para hacer frente a estas situaciones y mantener la unidad familiar has de procurar conservar el espíritu de equipo, partiendo de la idea de que para todos es una situación dura y complicada. Si es tu responsabilidad asumir el cuidado directo del adulto mayor, debes intentar que todos los miembros de la familia ofrezcan algún tipo de apoyo: físico, monetario o psicológico; por ejemplo, comunicarse lo que están sintiendo y esforzarse por entender el punto de vista o las emociones de los demás, aunque sean diferentes.

Finalmente, es necesario que sepas hasta dónde puedes llegar y pedir ayuda oportuna a otros familiares, así como planificar y organizar el tiempo y el futuro, tanto el propio como el de la persona a la que cuidas. Llevar una vida sana, saber cómo sentirte bien y relajarte y controlar los estados de ánimo, son aspectos que debes tener en cuenta para que tu vida cotidiana pueda ser más confortable.


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Guaco se redimensiona

El 17 de noviembre de 2016 quedará marcado en la (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

COCINA Y SABOR Bebidas calientes para disfrutar en la mañana

Avena con un toque de canela. Dentro de la (...)

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir