SALUD

Hierbas y especias para su salud

Quizás las tenga en la despensa para saborizar sus comidas o las exhiba en su jardín casero con fines decorativos. Sin embargo, con sus propiedades pueden hacer mucho por su bienestar físico. Conozca más

por EFRAÍN CASTILLO  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | MIÉRCOLES 17 DE JULIO DE 2013
¿Quién no ha escuchado a alguna abuela recomendar alguna cataplasma o un té hechos con hojas para atacar un catarro o un dolor estomacal? Pues bien, desde hace siglos, el ser humano ha recurrido a las plantas y semillas para curar males menores o mayores.

En las zonas rurales es común tomar de la naturaleza los medicamentos necesarios para alejar las dolencias y la industria farmacéutica cada vez introduce más productos elaborados a base de extractos de hojas, tallos o flores con comprobadas propiedades curativas.

A propósito de eso, a continuación podrá leer algunas de las opciones terapéuticas que ofrecen esas hierbas y especias que muy seguramente tiene en casa.  La información NO pretende sustituir los tratamientos profesionales. Consultar a su médico siempre debe ser la primera opción. 

  LLANTÉN. Crece en las zonas donde hay bastante humedad y también es común tenerla en macetas pequeñas como planta ornamental, debido a sus vistosas y grandes hojas y al relativo poco cuidado que requiere. 

A la infusión hecha con sus hojas se le atribuyen propiedades antibióticas contra microorganismos que producen afecciones respiratorias e irritación en la garganta

Las cataplasmas hechas triturando sus hojas funcionan como cicatrizantes y limpiadoras de heridas, al igual que funcionan para disminuir la hinchazón y molestia causadas por picaduras de insectos sobre la piel. Las compresas de agua tibia mezcladas con llantén son buenas para desinflamar y disminuir la picazón .

  VAINILLA. Usada como saborizante generalmente en dulces, la vainilla tiene efectos positivos en la regulación temporal de la tensión arterial.

Si una persona tiene una subida de presión repentina, puede funcionar muy bien colocar una cucharada de la esencia líquida de esta en un vaso de agua o leche y darla como una infusión a la persona afectada. 

Igualmente, la vainilla contiene ácido salicílico, por lo que tiene propiedades analgésicas y antipiréticas. También es conocido su poder para disminuir la ansiedad y promover la relajación. Unas gotas en agua o leche pueden ayudar a calmar a personas deprimidas o con problemas de insomnio.

Incluso, encender velas con esencia de vainilla puede promover la relajación, mientras algunos le atribuyen poderes afrodisíacos a la maceración por varios días de las semillas en una botella de licor.  

  YERBABUENA. Familia de la menta, es ingrediente perfecto para darle frescura y sabor a sopas, ensaladas, postres y jugos.

Son conocidas sus propiedades para combatir el mal aliento (razón por la cual las pastas dentales contienen extractos de menta o yerbabuena), de manera que masticar unas hojitas puede atacar la halitosis temporal.

También se le reconocen habilidades para disminuir los dolores estomacales y combatir la diarrea. Preparar un té con hojas de esta planta puede ser de mucha ayuda cuando se tienen problemas digestivos. Incluso, las infusiones calientes de yerbabuena pueden ayudar contra las disfonías o problemas de voz por irritación de garganta.

  MANZANILLA. La flor de la manzanilla es altamente recomendada para aliviar dolores estomacales debido a las propiedades analgésicas, relajantes y regeneradoras de la mucosa gástrica que posee.

Un té de manzanilla puede ser muy útil cuando se ha tenido una mala digestión, se sufre de úlcera o gastritis.

También funciona cuando se está sometido a mucho estrés, gracias a las propiedades sedantes de esta planta. Las compresas hechas con base en infusiones de esta planta también funcionan para aliviar el escozor en la piel y disminuir la hinchazón de áreas externas del cuerpo -y hasta las hemorroides- debido a su poder antiinflamatorio.

  ANÍS ESTRELLADO. Usado para darle un aroma y sabor algo picante a las comidas, esta especia debe su nombre a la forma de estrella que posee.

Son conocidas sus propiedades antiespasmódicas y digestivas, por lo que es recomendable beber infusiones hechas hirviendo dos o tres flores de anís en una olla con agua para aliviar dolores estomacales, disminuir los gases y facilitar la digestión.

También tiene capacidad diurética, es decir, ayuda a combatir la retención de líquido en el cuerpo.   
   
 

SÁBILA
. No hay casa que no la tenga. Es de las plantas más nobles por ser fácil de conseguir y cuidar y por los múltiples usos médicos que tiene. La industria cosmética la utiliza como ingrediente en lociones y cremas hidratantes debido a su poder protector y regenerador de la piel.

En forma natural, el cristal que se consigue al picar y abrir su hoja o penca puede ser utilizado directamente sobre la piel como cicatrizante, antibiótico y contra las quemaduras. Así mismo, licuar su cristal con leche y miel tiene propiedades descongestionantes y antibióticas por lo que es funcional para catarros o procesos gripales.

La sábila también es utilizada como laxante. De hecho, existen píldoras hechas a base de esta planta que funcionan con este fin. "No usar en personas con patología de las vías urinarias, durante el embarazo, trastornos menstruales o hemorroides. No es recomendable en dosis elevadas y por mucho tiempo", advierte el médico internista Ramón Rosales Duno, creador del programa de Educación para la salud de la Universidad de Los Andes, en un artículo publicado en www.biosalud.saber.ula.ve

HIERBA MORA. Planta herbácea que crece como arbusto en zonas húmedas, es utilizada en la medicina homeopática y natural en cataplasmas y cremas con fines antivirales. De hecho, todavía en las zonas rurales el líquido resultante de su trituración es utilizado para atacar el Herpes Zoster o culebrilla, colocándolo sobre el área afectada.

También funciona como desinflamatorio para dolencias en la piel como la psoriasis, úlceras o grietas en la dermis. No se conoce su uso en infusiones. De hecho, contiene un elemento altamente tóxico que al ingerirse en altas dosis puede producir vómitos, dolores o envenenamiento.

JENGIBRE. Es una hierba de la que se suele usar su raíz rallada como condimento, sobre todo en la cocina asiática debido a su sabor algo picante.

Dado su poder desinflamatorio y antibiótico, ingerir pequeños trozos de la raíz o beber infusiones hechas a base de jengibre puede mejorar las infecciones producidas en vías respiratorias como garganta y nariz.

También se le atribuye poder para aliviar náuseas y mareos, así como habilidades analgésicas contra ciertos dolores articulares y de vías digestivas. 

  TILO. A los tés hechos a base de su flor se le atribuyen principalmente propiedades sedativas, por lo que tomar dos a tres tazas diarias es una de las acciones  útiles contra los nervios y el estrés.

También las infusiones pueden funcionar contra la migraña, los dolores articulares y los cuadros febriles y gripales. Al aplicar sobre la piel cataplasmas hechas triturando sus hojas y flores se puede contribuir a disminuir procesos inflamatorios y hasta combatir la caída del cabello.

  ROMERO. Es otra de las plantas recurrentemente utilizadas -frescas o secas- para saborizar los guisos. En cuestiones de salud, los tés hechos con sus hojas pueden servir como digestivos y antiinflamatorios.

Además, páginas como www.plantas-medicinales.es comentan que sus infusiones tienen propiedades para combatir la anemia, debido a su alto contenido de hierro.

Los aceites esenciales hechos a base de romero también pueden ser útiles contra los dolores musculares y los de cabeza si se utilizan masajeando con ellos las áreas afectadas.

  CANELA. Su poderoso aroma y sabor realzan platos dulces e incluso salados. Sin embargo, las infusiones o tés hechos con su rama tienen efectos revitalizantes, aumentan el calor corporal, mejoran la circulación de la sangre y son buenos para combatir náuseas, diarreas y resfriados.

Es común utilizarlos para mejorar cuadros de hipotensión o baja presión arterial. Por esta razón, no es recomendable para personas hipertensas.

 
TOMILLO. Es una hierba usada como condimento gracias al intenso aroma que produce en los platos en los que es utilizado.

Sin embargo, desde el punto de vista medicinal se le atribuyen capacidades descongestionantes de las vías respiratorias, por lo que se recomienda ingerir un té o infusión hecha con un ramillete de esta planta para atacar la tos o gripe.

También se recomienda el té a base de tomillo para ayudar a expulsar parásitos del cuerpo y algunas páginas especializadas en el tema como www.plantas-medicinales.es aseguran que las infusiones reposadas hechas a base de esta planta pueden ser utilizadas para lavar heridas, atacar hongos e infecciones en la piel y combatir la caspa.

Fuentes consultadas: www.botanical-online.com; www.plantas-medicinales.es; www.plantasquecuran.com; www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/; www.biosalud.saber.ula.ve; www.otramedicina.com





Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Aviva tu esencia femenina

Hola, bendigo la luz en ti. Te pido algo: imagina una flor frente a ti.  (...)




 
Cerrar
Expandir