ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas

PSICOLOGÍA

Jardinería para su salud mental

Regar y podar las plantas de su balcón o dedicarse al árbol que sembró en el parque puede ser abono para recuperar su tranquilidad psicológica. Conozca algunos beneficios de la horticultura doméstica.

por EFRAÍN CASTILLO  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | MIÉRCOLES 29 DE MAYO DE 2013
Dedicar unas horas al día al cuidado de las matas reduce el estrés, mejora la autoestima y combate la depresión.
Si está buscando una opción para mejorar su estado de ánimo o superar el agobio cotidiano, armar un pequeño huerto en casa  podrìa ser la alternativa, porque además de distraerle a bajo precio y sin muchas complicaciones, tiene consecuencias concretas y nada despreciables sobre su salud mental.

Una investigación realizada en Holanda, divulgada por cnn.com, determinó que la jardinería contribuye a disminuir el estrés. "Después de completar una tarea complicada, a dos grupos de personas se les pidió leer o dedicarse a sus plantas durante 30 minutos. El grupo que se dedicó a la jardinería reportó sentirse de mejor humor y se verificó que tenía menores niveles de cortisol, la hormona del estrés", se lee en la reseña del mencionado website informativo. 

Y es que quienes conjugan verbos como sembrar, regar, proteger, podar y cosechar experimentan efectos sanadores en su espíritu, aun sin saberlo. La psicóloga y psicoterapeuta Cristal Palacios, especialista de la Universidad Central de Venezuela y directora de la ONG  Psiquearte, confirma las propiedades de esta práctica desde varios ángulos.

"Existen actividades de meditación activa. La jardinería doméstica es una de ellas porque, al igual que pintar, caminar o bailar, nos pone en un estado mental de tranquilidad sin desconectarnos completamente del entorno, nos mantiene concentrados en tareas relativamente sencillas y nos ayuda a olvidar o drenar un poco nuestros problemas.  Además, la jardinería nos permite desarrollar sentimientos de empatía porque nos embarca en el cuidado de un ser vivo que demanda atención. Eso puede ser una fuente de mucha gratificación y de compañía, muy útil para las personas que viven o se sienten solas así como para los ancianos necesitados de ocupaciones y actividades que los mantengan conectados con otros o con el mundo que les rodea".

Precisamente en relación a los adultos mayores, Palacios señala que la jardinería es una terapia ocupacional muy útil para retrasar síntomas asociados a la senilidad.   "Dedicarse a una planta exige planificación, porque tienes que pensar, prever, sacar cuentas de cuándo regar o cuándo podar, lo que hace que la gente se establezca metas y un cronograma para cumplirlas.  Esto es muy útil para mantener la atención y la memoria de corto y mediano plazo".



La psicóloga está convencida de que la horticultura sirve de complemento en procesos terapéuticos de pacientes depresivos, con problemas de autoestima o inmersos en adicciones. "La jardinería nos conecta con la satisfacción interna de trabajar en algo que vamos a ver crecer y florecer como producto de nuestro esfuerzo y dedicación, lo que genera la sensación de tener metas e irlas alcanzando poco a poco, con constancia y tesón. Eso desarrolla la paciencia, la responsabilidad y fortalece el yo. Una persona deprimida o marginada de la sociedad puede hacer espejo entre esta tarea y la recuperación anímica entendiendo que su vida es como la semilla y que, aunque hoy esté debajo cubierta por lodo o bajo tierra, pronto va a florecer si se le atiende. Además, el propio trabajo con las manos activa la conexión sensorial con el lado derecho del cerebro, el de la imaginación y creatividad, lo que potencia el proceso psicoterapéutico".

Pero la jardinería tiene límites así que téngalo claro: esta actividad no sustituye los métodos formales para atender problemas psicológicos. "Tenemos un instinto de conservación que nos hace buscar nuestro bienestar distrayéndonos en oficios que nos causen placer. Pero esto funciona si enfrentamos estrés o tristeza moderados, pero cuando hay enfermedades como la depresión clínica o crónica, la persona no tiene voluntad para realizar nada de lo que antes le gustaba y nada le llama la atención. Eso es síntoma de un conflicto que requiere de apoyo profesional para entender sus causas y vías de solución, por lo que sembrar una planta no será suficiente".

¿Está listo para ir al vivero y "adoptar" una planta?

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Suculentas ideas para sus almuerzos

A todas las madres les pasa. Llega el momento de (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir