ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas

Vivir Mejor |  SALUD

Las caras de la ansiedad

Bajo sus diferentes formas, esta patología es, hoy día, un gran problema de salud pública en el mundo. Sin embargo, su detección temprana y un tratamiento adecuado mejoran considerablemente la calidad de vida de quien la padece

por BEATRIZ GARCÍA CARDONA  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 26 DE MAYO DE 2013
La ansiedad es la más común y universal de las emociones del ser humano y está presente a lo largo de su vida. Es una reacción emocional ante la percepción de una amenaza o peligro y su finalidad es la protección del individuo.

Ahora bien, si las circunstancias de angustia se prolongan o sobrepasan en intensidad o frecuencia a la habitual, pueden surgir complicaciones que dan lugar a lo que se denomina ansiedad patológica: "Es aquella que resulta excesiva o desproporcionada respecto al estímulo que la provoca, aparece de manera muy frecuente o duradera y limita la vida cotidiana de quien la padece, restringiendo sus posibilidades de adaptación al entorno", explica Ada Duarte Oropeza, médico psiquiatra.

"Esta patología está asociada con la depresión y con distintos padecimientos, llamados hasta no hace mucho psicosomáticos, tales como úlcera, asma, bronquitis espasmódica, ciertos trastornos dermatológicos, colon irritable, perturbaciones alimentarias y disfunciones sexuales".

Expresiones de la angustia
Los ataques de pánico, con su cuadro de molestias psicosomáticas, son quizás el trastorno más llamativo, pero existen otros en los que la ansiedad supone por sí sola el síntoma principal, indica la psiquiatra.

Es el caso de la ansiedad generalizada, que se caracteriza por un estado de angustia permanente; las fobias, protagonizadas por miedos concretos o difusos; el trastorno obsesivo-compulsivo, con ideas intrusivas y desagradables que pueden acompañarse de actos rituales con los que se intenta reducir la inquietud de obsesión (quién no recuerda a Jack Nicholson interpretando a Melvin Udall, aquejado por este trastorno en la famosa cinta Mejor... imposible); o las reacciones de estrés postraumático, en las que una vivencia dolorosa continúa generando ansiedad después de haber sucedido, debido a que no se logró asimilar la situación en el plano emocional.

Factores determinantes
Existe un catálogo de posibles rasgos presentes en muchos individuos que posteriormente llegan a padecer este trastorno. Algunos de ellos son: tendencia a la dependencia o a una excesiva necesidad de aprobación, pensamiento rígido o dicotómico, elevada autoexigencia, gran nivel de imaginación o visualización, hipercontrol y supresión de la percepción de los propios sentimientos.

"Por supuesto que estos rasgos suelen estar presentes, en una pequeña proporción, en la mayoría de las personas, pero cuando se muestran de manera exagerada entonces ya se trata de la mencionada enfermedad", asegura Duarte.

En cuanto a los factores que intervienen en el desarrollo de una personalidad con tendencia a padecer de esta perturbación se encuentran, en primer lugar, la herencia biológica, y en segundo lugar, un conjunto de experiencias y eventos comunes que pueden observarse en su entorno: padres sopreprotectores, aquellos que sufren angustia severa, ausencia parental, abuso infantil y reglas familiares rígidas, entre otras. Pero, solamente la combinación de varios de estos componentes (genética, aprendizaje y desencadenantes) llega a producir un trastorno de ansiedad.

Indagación psicológica
"Para obtener resultados seguros en el tratamiento de esta patología, lo aconsejable es que la persona recurra a un profesional con experiencia suficiente en la farmacoterapia y en la terapia cognitiva conductual. Estos recursos afirma Oropeza brindan una recuperación segura a más de 80 % de los pacientes".

"La terapia se basa en la detección y evaluación de los pensamientos negativos o catastróficos producidos por el enfermo y en la búsqueda, por parte de este y con la ayuda del terapeuta, de los errores o distorsiones del pensamiento que presenta y la creación de pensamientos alternativos, más positivos y generadores de un cambio. La idea es enseñar a la persona a separar sus creencias realistas de las irreales y así detener los hábitos portadores de la ansiedad".

La duración de la terapia dependerá de factores como: enfermedades asociadas con el problema, tiempo de los síntomas y la disposición del paciente para involucrarse con la resolución de su caso.

Necesidad de medicación
"Los tipos de fármacos que se utilizan hoy para tratar los trastornos de ansiedad son muy específicos y difieren totalmente de los que se prescribían años atrás. El tratamiento de primera línea son los antidepresivos y los ansiolíticos. El médico debe seleccionar aquellos que considere más adecuados por los antecedentes, características personales y síntomas clínicos del paciente. Luego, los irá regulando para que en el momento oportuno, una vez recuperada, la persona pueda dejar de tomarlos sin inconvenientes", precisa la doctora.

Aunado a la terapia y medicación, conviene introducir cambios en el estilo de vida. Por ejemplo, realizar prácticas diarias de relajación profunda, entrenamiento respiratorio y meditación, así como una alimentación más saludable.

Coordenadas
Ada Duarte Oropezaadatduarte@hotmail.com


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Adiós metrosexuales, el "lumbersexual" salió del bosque

 Aunque trabaje para una empresa de software (...)

ENTRETENIMIENTO Famosas al desnudo: ¿Accidente o estrategia?

"No es un escándalo. Es un crimen sexual. Es una (...)


 

BELLEZA Y MODA Cremas reafirmantes a examen

La lucha contra la flacidez de cara y cuerpo (...)

CUERPO Y MENTE El sexo no vale un susto

"La gran novedad de esta época es que ahora a las (...)


 

COCINA Y SABOR Stefan Ross: 'El ají dulce me encanta'

El 18 de septiembre de 1992 Stefan Ross (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

España en 53 restaurantes de Caracas

A las publicaciones gastronómicas Guía Gastronómica , de Miro Popic, Climax , (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Te agradezco, Señor

Gracias a Dios que hay internet, computadoras, luz eléctrica y todo lo que hace (...)

Aprende a preparar lasaña

Esta entrega nació por una conversación de Facebook y un reclamo de mamá. La (...)




 
Cerrar
Abrir