Los hombres y su punto P

Su letra alude a la próstata, la glándula del esplendor masculino; pero su exploración en busca del placer no debe convertirse en escenario indiscriminado. El sexólogo Rubén Hernández Serrano pone en perspectiva un tema sobre el cual abundan las especulaciones más que las razones...

por NÉSTOR LUIS LLABANERO  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 7 DE ABRIL DE 2013
El doctor Rubén Hernández Serrano, médico psiquiatra y sexólogo, reconoce que desde que apareció el 'cuestionado' punto G en la mujer popularmente considerada una zona erógena ubicada en el área genital ha tratado de buscarse un equivalente en el hombre.

La existencia de este territorio de máximo placer en las mujeres fue oficializada en 1982 en el libro El Punto G y otros descubrimientos sobre la sexualidad humana, de los autores Alice Kahn Ladas, Beverly Whipple y John Perry.

El especialista venezolano dice que, en cuanto al género masculino, un acontecimiento equivalente ocurrió con la aparición de los medicamentos vasoactivos, que cambiaron el curso de la sexología al proveer al hombre de una respuesta sexual satisfactoria.

Ahora bien, el llamado punto P correspondería a la próstata, glándula muy importante para el hombre, sobre la que todavía hay mucho que investigar, de acuerdo con la opinión del experto.

Hasta ahora, Hernández Serrano, expresidente de la Asociación Mundial de Sexología, no le atribuye a esa nomenclatura ninguna evidencia científica publicada.

Resalta el también profesor de Psiquiatría Forense y Sexología Médico Legal de la Universidad Central de Venezuela que la salud de la próstata es de suma importancia, ya que a los 50 años de edad a veces antes comienza en el hombre un proceso de deterioro de sus células que conduce al cáncer de próstata, el cual se torna reversible hasta en más de 90 por ciento de los casos cuando se diagnostica a tiempo.

Dada esa sensibilidad en el ámbito masculino, todo hombre después de los 50 años debe acudir al médico, más aún si presenta síntomas tales como dolor, obstrucción vesical o poliuria (alta frecuencia de orina). Visto así, los juegos que involucren la próstata no pueden asumirse si no con la delicadeza que este órgano masculino requiere. Por eso, Hernández Serrano dice que resulta falso, en la mayoría de los casos, creer que se alcanza mayor placer sexual estimulando a veces sin pericia alguna la próstata con la introducción de dedos o los masajes prostáticos con objetos.

"Los sexólogos recomendamos los ejercicios de Kegel (fortalecimiento de los músculos de la pelvis) y las caricias en la zona perineal, tratamiento de primera línea con un conjunto de técnicas para la eyaculación retardada".

Rubén Hernández desmiente que tras estos ejercicios, especialmente de caricia perineal, los varones heterosexuales se expongan a prácticas homosexuales, como suele erróneamente pensarse.

Por qué se llama punto P
Se llama punto P porque alude a la próstata. Esta glándula se encuentra en la pelvis inferior, inmediatamente anterior a la pared rectal. "Por ello es muy fácil su exploración física, mediante biopsias o con eco doppler si el médico los indica y conoce su realización. Eso sí, se requiere al menos hasta tres años para saber palpar una próstata. De ahí la importancia de explorar responsablemente".

Cuando es interrogado de cómo activarla, el sexólogo Hernández Serrano menciona que un hombre, de dedos largos y con habilidades gimnásticas, puede llegar a autoestimularse. "Pero es bien complicada su práctica. No la recomendamos", advierte. "Es mucho más satisfactoria una masturbación peneana, solo o conjuntamente con su pareja. Y esta es mucho mejor mientras se haga más lenta, suave y con aceites. Esto vale para casi todo en sexualidad humana".

Con la P de precaución
El doctor Rubén Hernández cree que el mundo ha creado un sinnúmero de etiquetas que no siempre contribuyen con la salud sexual y que, de hecho, "ya existen puntos sexuales y chacras bastante numerosos para crear uno más sin comprobación científica".

Por eso, aconseja no dejarse llevar por anuncios fantásticos de mejoría de su vida sexual que, regularmente, según su opinión, atrapan solo a los incautos. Consultar a un médico calificado es una vía para estar informado. Aunque si se trata de personas altamente curiosas, las revistas científicas resultan oportunas para aquellos que optan por apoyarse en la seriedad y veracidad de las investigaciones.

El especialista prefiere acentuar la mirada en prácticas sexuales que generan placer y menos riesgos. "Mujeres y hombres pueden practicar las técnicas que deseen si son consensuadas, con adecuada preparación y abandono a la experiencia erótica. El alcohol en cantidad mayor a dos copas no es recomendable ni efectivo".

Al referir métodos probados y placenteros, destaca el ejercicio de juegos sexuales al estilo de los propuestos en los libros de la terapista británica Anne Hooper. También resalta la modificación de las condiciones ambientales. "Escaparse en pareja (sin los hijos) a Los Roques, Margarita, Morrocoy o Mérida son rutinas más satisfactorias que estar inventando puntos que no tienen solidez académica".

Coordenadas:
Dr. Rubén Hernández
www.rubenhernandez.com
Twitter: rhpositivo2

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Productos bajos en grasa, cuidado con el azúcar

No es raro que al hablar de una alimentación (...)

ENTRETENIMIENTO Michelle Cañizales: Un diamante del cine nacional

A Michelle Cañizales no le avergüenza reconocer (...)


 

BELLEZA Y MODA Moda Mimosa: Diseño que promueve valores

Quién lo diría: ropa para bebés inspirada en (...)

CUERPO Y MENTE En caso de sismo: mantenga la calma

Venezuela es un país altamente sísmico. Su (...)


 

COCINA Y SABOR 10 secretos para una mermelada perfecta

Las abuelas guardaban dentro de su historial (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

Pantalón a rayas. ¡Arriésgate!

Quizá muchas ya han leído o hasta escuchado la cantidad de veces que llaman (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Cortejo inolvidable

El cortejo es una pieza fundamental en la ceremonia, las fotos y el ambiente de (...)

Tresse, ADRIANA ARTEAGA

Guía de trenzas

Para comenzar con los tutoriales se me ocurrió hacer una especie de (...)




 
Cerrar
Expandir