Vivir | 

Vitiligo: piel decolorada

La aparición de manchas blancas e irregulares enciende las alarmas, pero esta patología no es contagiosa y puede puede tratarse con éxito.

por YSABEL VELÁSQUEZ  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | SÁBADO 2 DE FEBRERO DE 2013
El inicio es  generalmente como una mancha más clara que el color de la piel, que aparece en áreas expuestas al sol. La distribución de las lesiones es usualmente simétrica pero también puede mostrar un patrón unilateral o segmentario. "Puede afectarnos a todos, independientemente de la edad, raza y sexo, y hacerse presente en cualquier momento de la vida, aunque es relativamente más frecuente en niños y jóvenes menores de 20 años" precisa Jaime Piquero Casals, dermatólogo de la clínica Sanatrix y especialista en esta condición.

"Hoy es bien conocido el carácter autoinmune del vitiligo" afirma Piquero, al tiempo que explica que el melanocito, la célula que produce la melanina, comienza a ser destruido por el organismo como si se tratase de un cuerpo extraño, debido a causas no del todo esclarecidas. Hay cierta predisposición genética, relacionada con los genes HLA asociados al sistema inmunológico o con la mutación del gen CTLA-4.

Por otra parte se ha determinado que la aparición del vitiligo está relacionada con el padecimiento de otras enfermedades igualmente asociadas con el sistema inmune: alopecia areata, diabetes mellitus, anemia perniciosa, enfermedad de Addison y tiroiditis de Hashimoto. "Es una de las enfermedades que más aparecen por estrés, siendo este su principal desencadenante, aunque también puede hacerse presente a raíz de quemaduras solares o traumas en la piel".

El mito del contagio
"El vitiligo no es una enfermedad infecciosa ni contagiosa; sin embargo muchas veces la persona que lo padece experimenta el estigma del rechazo social por desconocimiento sobre la enfermedad", afirma Piquero al tiempo que resalta la importancia de la divulgación sobre su naturaleza inocua para minimizar la angustia y depresión que puede ocasionar al paciente y el impacto negativo en sus relaciones interpersonales. 

Tratamientos efectivos
Las opciones van desde las terapias complementarias y la despigmentación de toda la piel hasta el tratamiento quirúrgico.

"Existen tratamientos muy efectivos como la fototerapia con ultravioleta de onda estrecha UVB-NB y la aplicación de láser excimer, así como la aplicación tópica de kelina (extracto de la planta Agni Visnaga que estimula los melanocitos) y tacrolimus (un inmunosupresor) en combinación con algunos antioxidantes orales", apunta Piquero.

"El tratamiento quirúrgico con microinjerto autólogo de melanocitos (del propio paciente) es muy efectivo en lesiones localizadas y que no responden a la terapia convencional", señala Piquero y agrega que el éxito del depende del tiempo de evolución de la lesión, su ubicación y de la edad del paciente.

"El área más fácil de tratar es la cara, el tratamiento siempre se basa en la premisa de repigmentar la piel". Los tratamientos de despigmentación solo se emplean en casos muy extensos, que comprendan más del 60% de la superficie del individuo.

En casos pequeños bien delimitados y de corta evolución, el éxito terapéutico es frecuente. "Sin embargo, las lesiones extensas y simétricas de predominio en punta de dedos y genitales tienen pronostico reservado y la repigmentación suele ser más lenta y en ocasiones sin resultado", afirma del dermatólogo.

Manejo emocional
"La piel tiene el mismo origen embrionario que el cerebro, es por ello que grandes impactos emocionales en el sistema nervioso desencadenan enfermedades de la piel como la psoriasis y el vitiligo" explica Luis Madrid, psiquiatra del Centro Clínico Profesional Caracas especialista en trastornos afectivos , quien agrega que es por ello que la aparición del vitiligo siempre coincide con un evento altamente estresante, evidenciando un sentimiento de descontrol y sobrecarga, que de no manejarse con la psicoterapia, contribuyen al empeoramiento del cuadro y la rápida progresión de las manchas.

"En un estudio en el que se sometió a un tratamiento con melagenina repigmentante durante tres meses a pacientes con vitiligo, solo aquellos que tenían la ansiedad controlada y menos síntomas de insomnio y depresión consiguieron mejorías significativas, lo cual avala la tesis de que el manejo de las emociones es fundamental para tratar la enfermedad".

El psiquiatra señala que la piel es un órgano de contacto social y la decoloración hace que instintivamente se genere un rechazo: "Cuando las lesiones se encuentran en el rostro, el paciente evita establecer contacto visual; cuando las manchas están en las manos se inhibe de saludar por temor. En estas personas se genera una hipersensibilidad emocional, fobias sociales y una compulsión a mirarse para observar si sus manchas han empeorado. También pueden experimentar síntomas de depresión, agresividad y son más propensos al abuso de alcohol y otras sustancias, llegando en casos extremos a experimentar pensamientos de suicidio".

El tratamiento es a través de la psicoterapia; los psicofármacos se reservan sólo para casos puntuales donde existe una depresión mayor o trastornos del sueño severos.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Hallacas: la tradición a su mesa

Llegó diciembre, uno de los meses más apreciados (...)

ENTRETENIMIENTO Cap: 2 Intentos. De la Venezuela Saudita a "El Caracazo"

La historia comienza con una imagen inédita de (...)


 

BELLEZA Y MODA Decálogo de la belleza masculina

•Nutrición. Es importante beber mucha agua y (...)

CUERPO Y MENTE Nueces: aliadas de la mujer

Aunque técnicamente serían uno de "ellos", los (...)


 

COCINA Y SABOR Frutas para mucho tiempo

La riqueza del castellano alcanza a la (...)

HOGAR Y ESTILO Electrodomésticos a punto

Son compañeros imprescindibles en todo hogar, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Somos los mismos

Si pudiéramos vernos a nosotros mismos desde una perspectiva más amplia y (...)

Conflicto de lealtades y los problemas en la pareja

En una pareja no hay inocentes ni culpables, ni justos o injustos, sino un (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El arte de afinar quesos en casa

A esto invita Ananké con sus nuevos quesos Galipanero, Paramero y Paramero con (...)




 
Cerrar
Expandir