NUTRICIÓN Y SALUD

¡Adiós a los kilos de más!

¿Cuántos platos navideños comió en Navidad?. Conozca cómo ganar la batalla contra los excesos cometidos durante el año viejo.

por WINA ARAMBULÉ  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 6 DE ENERO DE 2013
Diciembre es el mes hipercalórico del año, afirma Daniel Campos, médico y presidente del Colegio de Nutricionistas del estado Lara. "Se incrementa la ingesta de comida, dulces, bebidas alcohólicas y los trasnochos... Es cuando más se le hace daño al organismo".

El delicioso y tradicional plato navideño (compuesto por hallaca, pan de jamón, ensalada de gallina y pernil o asado negro), tiene entre seis mil y ocho mil calorías: "Muchos aprovechan estas festividades para almorzarlo y cenarlo, a eso súmale el desayuno (que casi siempre es una arepa o pan), las bebidas alcohólicas, las gaseosas, la torta negra, el panetón... Eso fácilmente puede sobrepasar las 18 mil calorías; es decir, en un día te comes lo que deberías comer en casi una semana".

Una persona debería consumir diariamente entre dos mil y dos mil 200 calorías: "El venezolano, por lo general, no come para alimentarse sino para saciarse. Nuestra cultura de pasarla bien se traduce en comer y beber. Tengo pacientes que me visitan hasta noviembre, en diciembre se desaparecen y regresan en enero con aumento de peso, dislipidemia mixta (colesterol y triglicéridos elevados), con resistencia a la insulina, con gastritis y pancreatitis y pare de contar".

En enero es cuando el cuerpo pasa factura: "Amanecen con dolor de cabeza, creen que fue porque se acostaron tarde y resulta que tienen elevado los triglicéridos y el colesterol. La presión en las orejas y en la frente son patologías hipertensivas que también pueden activarse".
Otros de los coletazos del año viejo son las cuatro "P": polifagia (ganas de comer desmesuradamente), polidipsia (aumento anormal de sed), poliuria (gasto urinario excesivo) y pérdida de peso desequilibrada.

¿Cómo paliar esa situación? Campos cree que lo fundamental es quererse a uno mismo: "Si en diciembre comiste de todo, en enero debes decirle no a la comida rápida. De resto, no hay que limitarse para no causar frustraciones, pero sí reducir las cantidades".

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

La otra cara del periodismo

Yaya Andueza Productora del circuito éxitos de (...)

ENTRETENIMIENTO Tuiteros contantes y sonantes

"Sígueme y te sigo", "si te gusta haz RT", "dale (...)


 

BELLEZA Y MODA Pies fuera de serie

Fíjese en las propagandas de revistas y (...)

CUERPO Y MENTE Respira feliz durante el embarazo

¿Usted sabía que el crecimiento anormal que (...)


 

COCINA Y SABOR Cocina sin fuego

Aunque los principios del "crudivorismo" fueron (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Tres recetas en licuadora

En casa los llamamos batidos. Son esas mezclas de agua, jugos, leche u otros (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Decreto de luz divina

Namasté. Mi Cristo saluda a tu Cristo. Como hijos de Dios, tenemos la (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Catar vinos blancos: cómo describirlos

Recientemente hice en Leal Bar una degustación para la sección El descorche del (...)




 
Cerrar
Expandir