NUTRICIÓN Y SALUD

¡Adiós a los kilos de más!

¿Cuántos platos navideños comió en Navidad?. Conozca cómo ganar la batalla contra los excesos cometidos durante el año viejo.

por WINA ARAMBULÉ  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 6 DE ENERO DE 2013
Diciembre es el mes hipercalórico del año, afirma Daniel Campos, médico y presidente del Colegio de Nutricionistas del estado Lara. "Se incrementa la ingesta de comida, dulces, bebidas alcohólicas y los trasnochos... Es cuando más se le hace daño al organismo".

El delicioso y tradicional plato navideño (compuesto por hallaca, pan de jamón, ensalada de gallina y pernil o asado negro), tiene entre seis mil y ocho mil calorías: "Muchos aprovechan estas festividades para almorzarlo y cenarlo, a eso súmale el desayuno (que casi siempre es una arepa o pan), las bebidas alcohólicas, las gaseosas, la torta negra, el panetón... Eso fácilmente puede sobrepasar las 18 mil calorías; es decir, en un día te comes lo que deberías comer en casi una semana".

Una persona debería consumir diariamente entre dos mil y dos mil 200 calorías: "El venezolano, por lo general, no come para alimentarse sino para saciarse. Nuestra cultura de pasarla bien se traduce en comer y beber. Tengo pacientes que me visitan hasta noviembre, en diciembre se desaparecen y regresan en enero con aumento de peso, dislipidemia mixta (colesterol y triglicéridos elevados), con resistencia a la insulina, con gastritis y pancreatitis y pare de contar".

En enero es cuando el cuerpo pasa factura: "Amanecen con dolor de cabeza, creen que fue porque se acostaron tarde y resulta que tienen elevado los triglicéridos y el colesterol. La presión en las orejas y en la frente son patologías hipertensivas que también pueden activarse".
Otros de los coletazos del año viejo son las cuatro "P": polifagia (ganas de comer desmesuradamente), polidipsia (aumento anormal de sed), poliuria (gasto urinario excesivo) y pérdida de peso desequilibrada.

¿Cómo paliar esa situación? Campos cree que lo fundamental es quererse a uno mismo: "Si en diciembre comiste de todo, en enero debes decirle no a la comida rápida. De resto, no hay que limitarse para no causar frustraciones, pero sí reducir las cantidades".

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Cómo hacer que tu casa siempre huela bien

Una casa perfumada, que demuestre con su aroma la (...)


 

BELLEZA Y MODA La vida en color pastel

La hemos visto en las melenas de Katy Perry, (...)

CUERPO Y MENTE Aprenda qué hacer para no malcriar a su hijo

Hace un par de meses varios diarios y páginas web (...)


 

COCINA Y SABOR Cocina: utensilios básicos para el éxito

Si se ha decidido a apostar por la buena mesa (...)

HOGAR Y ESTILO Casa segura, vacaciones placenteras

Las vacaciones, se supone, son para descansar, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Enrollado de mandarina

En Venezuela, donde se crió papá (el que escribe, no el progenitor del que (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Honra a tus ancestros

¿Quiénes son tus padres? Desde la perspectiva espiritual, son almas en misión (...)

Vive como el agua

En los primeros nueve meses de tu vida, después de la concepción, vivías dentro (...)




 
Cerrar
Expandir