SALUD PÚBLICA

Ser donante de órganos

La nueva ley podría ser la clave para aumentar el número de pacientes que dan "vida después de la vida".

por VERÓNICA PÉREZ  |  VIERNES 28 DE DICIEMBRE DE 2012
Desde que Laura era una niña su intención era ser donante voluntario de órganos.

Había visto como una de sus maestras, María Luisa, quien la acompañó durante sus primeros años de preescolar, se apagaba poco a poco debido al mal funcionamiento de sus riñones y al no haber conseguido un donante compatible.

Lo que Laura tenía claro era que la maestra María Luisa había salido de la escuela para no volver nunca más. Su enfermedad la aniquiló esperando que finalmente apareciera alguien que donara un órgano. Así que la joven cuando cumplió 18 años de edad decidió que era momento de formar parte de ese grupo de personas que son donantes voluntarios.

Se estima que en Venezuela solo hay 3,83 donantes por cada millón de personas, lo que convierte al país en uno de los lugares con menos donaciones de órganos en América Latina, en la que existe un promedio de 7,4 personas donantes por cada millón. Tal vez mitos como la inseguridad de tener un carnet de donante voluntario (y las historias sobre tráfico de órganos) han derivado en un sustancial grupo de venezolanos que no se sienten motivados a "dar vida después de la vida". Sin embargo, pareciera que el panorama está cambiando.

El pasado noviembre entró en vigencia el artículo 27 de  la ley de Donación de órganos, tejidos y células la cual expresa que todas aquellas personas fallecidas se les presumirá de donantes a menos que exista una "manifestación de voluntad contraria". Esto significa que aquellas personas que no hayan dicho abiertamente o que no hayan dejado una documentación declarando que no desean otorgar sus órganos, son potenciales donantes.

Aunque todavía existe mucha desconfianza de diversos sectores en la comunidad venezolana entorno a la ley, la misma se convierte en una esperanza para niños y adultos que están en espera de un corazón, riñones, córneas, médulas óseas y hasta tejidos para así lograr prolongar su existencia. También es probable que a raíz de esta situación los venezolanos comprendan mejor a los pacientes que requieren de órganos y logren involucrarse de manera voluntaria a un mundo que requiere de la colaboración de todos.

¿Cómo ser donante?
Actualmente es muy sencillo. Con solo ingresar a la página web de Sinidot (Sistema nacional de información sobre donación y trasplante). Allí podrá hacer su registro o el de un tercero y generar un carnet. La página está en proceso de finalizar la información de la misma pero desde allí podrá conocer los destinatarios de los órganos, ver la lista de espera, hacer preguntas relacionadas al tema, entre otras acciones. Igualmente, puede llamar al 0-800-DONANTE espacio en el que obtendrá información importante sobre la ley y qué hacer para cumplirla.

Mitos
Como en todo lo relacionado a la salud, existen muchas "leyendas urbanas" que involucran a la donación de órganos. Cabe destacar que las mismas son una constante en todo el mundo y no únicamente de los venezolanos.

Mito 1: "Si ven que soy donante no harán todo por salvar mi vida en un hospital". La ética médica reza que debe hacerse todo por evitar la muerte de  un paciente.

Mito 2: "En el hospital me van a extraer los órganos". El tráficos de órganos es un delito en todo el mundo que no responde a la lógica ni al proceder correcto de un médico por lo que los galenos respetan la integridad de un paciente.

Mito 3: "Ser donante cuesta dinero". Las personas que donan sus órganos después de su muerte NO deben pagar absolutamente nada para dar sus órganos.

Mito 4: "Mi religión no permite la donación de órganos". La mayoría de las religiones apoyan la donación como un acto de buena voluntad humana.

Mito 5: "Tratarán mal mi cuerpo al sacarle los órganos y no podré tener un funeral". Cuando una persona es donante y fallece su cuerpo es tratado con sumo respeto y cuidado ya que del mismo provendrá la vida de otras personas. Adicionalmente, los profesionales médicos dejan el cadáver en perfecto estado para tener un funeral, si es el deseo del fallecido.

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Productos bajos en grasa, cuidado con el azúcar

No es raro que al hablar de una alimentación (...)

ENTRETENIMIENTO Michelle Cañizales: Un diamante del cine nacional

A Michelle Cañizales no le avergüenza reconocer (...)


 

BELLEZA Y MODA Moda Mimosa: Diseño que promueve valores

Quién lo diría: ropa para bebés inspirada en (...)

CUERPO Y MENTE En caso de sismo: mantenga la calma

Venezuela es un país altamente sísmico. Su (...)


 

COCINA Y SABOR 10 secretos para una mermelada perfecta

Las abuelas guardaban dentro de su historial (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

Pantalón a rayas. ¡Arriésgate!

Quizá muchas ya han leído o hasta escuchado la cantidad de veces que llaman (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Cortejo inolvidable

El cortejo es una pieza fundamental en la ceremonia, las fotos y el ambiente de (...)

Tresse, ADRIANA ARTEAGA

Guía de trenzas

Para comenzar con los tutoriales se me ocurrió hacer una especie de (...)




 
Cerrar
Expandir