Ellos luchan contra el VIH

Con la certeza de que es posible tener una existencia normal portando el Virus de Inmunodeficiencia Humana, asociaciones como Aid For Aids son fundamentales para mantener la esperanza.

por VERÓNICA PÉREZ  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE DE 2012
Medicamentos y apoyo son las necesidades primordiales de los pacientes que viven con el virus que causa el sida. Lo que antes era una casi segura sentencia de muerte, actualmente se ha convertido en lo que podría calificarse como una enfermedad crónica que, gracias al seguimiento, al tratamiento constante y al amparo social, puede mantenerse controlada.

La organización sin fines de lucro Aid For Aids viene jugando, desde 1996, un rol fundamental para muchas personas en 46 países, ya que, gracias a su programa primario, el reciclaje de medicamentos, logra proveer de terapias a cientos de personas de manera gratuita, siguiendo de esta forma las normativas nacionales que demandan que los pacientes portadores del VIH reciban el tratamiento (antirretrovirales) sin cancelar dinero.

Pese a que el nombre de la fundación sugiera que se trata de una organización extranjera, no es así. Aid For Aids nace de la iniciativa del psicólogo venezolano Jesús Aguais, quien estudiando en Nueva York, Estados Unidos, notó que varios de sus pacientes diagnosticados con la enfermedad dejaban de utilizar ciertas medicinas (puesto que ya habían superado fases o estas no eran las indicadas), al punto de que, inclusive, las desechaban. Aguais comenzó a almacenar los medicamentos para, a su vez, entregarlos a aquellas personas que por alguna u otra razón no tenían acceso al tratamiento. "Una señora se acercó buscando medicación para su familia y Jesús se la entregó expone Lupe Aguais, encargada de Aid For Aids en Venezuela , pero esto no quedó allí.  Asumió el compromiso de ayudar a las personas de por vida a través de todos los programas que fueron creándose, los cuales han nacido de la necesidad. Surge un requerimiento y nosotros lo tratamos por todas las vías".

Así trabajan
Aid For Aids (que se traduce como "Ayuda para el sida") tiene contenedores en varios puntos de la ciudad de Nueva York, en los que son colocadas las medicinas que donan los pacientes. Gracias a la dirección general de Jesús Aguais (quien desde la Gran Manzana lleva las riendas de la organización), los neoyorquinos portadores y sus familiares conocen el programa y entregan aquellas medicinas que no serán empleadas por ellos, para que, a su vez, sean cedidas a otros pacientes.

Luego, lo suministrado es revisado por fechas de caducidad, clasificado por tipos y seleccionado para ser distribuido de diferentes formas. "Al principio, antes de tener varias sedes, Trina Aguais, en su tienda de Los Teques, Estado Miranda, era quién recibía las medicinas y las entregaba. Las personas comenzaron a llamar el sitio la tienda de los sidosos'. En aquel momento, por 1996, todavía había mucha discriminación y desconocimiento".

Actualmente, empresas dedicadas a la distribución de medicamentos, embajadas y particulares son los que se convierten en portadores de la esperanza debido a que apoyan a Aid For Aids haciendo entrega de los tratamientos a los pacientes que han entrado a uno o varios programas de la organización.

Asimismo, laboratorios que reconocen la labor iniciada por Jesús Aguais también conceden medicinas para cubrir la demanda que es satisfecha por oficinas en Nueva York, Chile, Perú, República Dominicana, Panamá y Venezuela.

"No es fácil porque cada sede en cada país en donde está Aid For Aids debe sustentarse por sí misma. Antes, en Venezuela recibíamos aportes de entes privados y hasta de Nueva York, pero con los cambios de leyes hemos tenido que reducir nuestro radio de acción", explica con preocupación Lupe Aguais.

Pese a la situación que hoy vive Aid For Aids Venezuela, la organización no ha detenido su trabajo. Hoy están hermanados con la Gobernación de Miranda para ejecutar el Programa de prevención en las escuelas del estado, y aunque no reciben ningún apoyo económico, Lupe Aguais y su equipo han conseguido capacitar a maestros y estudiantes para que se conviertan en agentes multiplicadores del mensaje del cuidado físico.

"Comenzamos en los colegios a los que asistían los niños inscritos en Aid For Aids, portadores del virus. El fin era romper con la barrera de los estigmas. Ahora, esto se ha extendido a un programa de cuidado de la salud física y mental proveyendo a los jóvenes de herramientas como autoestima, autoconocimiento, toma de decisiones y plan de vida, lo que les brinda a ellos la seguridad de saber cómo cuidar sus cuerpos y sus futuros".

Aid For Aids Venezuela cuenta con 11 programas que van desde la educación, el apadrinaje de jóvenes que requieren tratamiento, la capacitación de educadores y la entrega de medicinas hasta el soporte psicológico. "Donde surge una necesidad, allí estaremos sin importar las condiciones en las que esté Aid For Aids Venezuela. Lo ideal sería contar con una sede propia para poder llegar a más personas, pero mientras eso ocurre continuamos con el trabajo. La prevención del sida no debería tratarse solo durante el 1 de diciembre (Día Mundial de la Lucha contra el Sida). Es un asunto que debe hablarse todos los días porque no solamente estaríamos evitando la propagación del virus del VIH sino que también podrían disminuirse las enfermedades venéreas y el embarazo precoz", ratifica Lupe Aguais en espera del crecimiento de Aid For Aids Venezuela.

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Budismo para la vida

Al amor y devoción que impregna el budismo se manifiesta de varias maneras. Lo (...)

Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Utilizar tatuajes cómo joyas?

Si son de esas personas que admiran el arte del tatuaje pero no son partidarios (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

El monograma en todos lados

El monograma son las primeras letras del apellido de los novios. Si tu apellido (...)




 
Cerrar
Expandir