En busca de la felicidad

El legendario Método Silva y el muy en boga Ho'oponopono, dos distintas filosofías de vida, invitan a transformar los pensamientos negativos en paz, armonía y éxitos

por PABLO BLANCO  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 18 DE NOVIEMBRE DE 2012

Si a usted le dicen que basta con tomar un vaso de agua y mirar hacia arriba para encontrar la solución a todos sus problemas, o que solo tiene que decir "gracias" para borrar de su cerebro una memoria negativa, probablemente, de entrada, el asunto no le parecerá del todo coherente. Pero según los entrevistados para este trabajo (y en línea con otras formas de autoayuda), todo consiste en creer que usted tiene un presente provechoso y que más vale la pena enfocarse en la solución que quedarse "enganchado" en el conflicto. Así lo profesan dos filosofías de vida de distinta naturaleza pero de mensajes similares.

Se trata de El Método Silva, gestado por el experto en electrónica y parasicólogo estadounidense de origen mexicano José Silva, y del Ho'oponopono, antiguo método de sanación descubierto por el psicólogo hawaiano Ihaleaka Hew Len (mejor conocido como Doctor Leen) y, luego, también desarrollado por Mabel Katz, empresaria y motivadora argentina que visita Venezuela desde 2009, con el fin de expandir sus conocimientos a los seguidores de este sistema. Acá un pequeño abreboca de ambas corrientes, con ejercicios que pueden servirle como referencia.

Activar el hemisferio derecho
"El Método Silva comprende un conjunto de técnicas científicamente comprobadas cuya finalidad es desarrollar al máximo las facultades mentales que nos son innatas, tales como la intuición, la imaginación, la percepción, la visualización, la clarividencia y la transmisión de pensamientos, las cuales no ejercitamos regularmente", comenta Manuel Pérez Sánchez, consultor empresarial y representante oficial de El Método Silva en Venezuela. Explica Pérez que tales facultades son propias del hemisferio derecho del cerebro, asociado indiscutiblemente a la creatividad. El método está en Venezuela desde 1976 y ya tiene más de 30 mil egresados, con perfiles que van desde amas de casa hasta abogados y comunicadores sociales.

"Como han asegurado los especialistas, el lado izquierdo del cerebro, el del pensamiento lógico, donde está instalado el sistema educativo, es el que tenemos más afinado. Partiendo de ello, los procedimientos mentales de este método, que estimulan el lado derecho, tienen el objetivo de llevar al individuo al equilibrio entre sus dos hemisferios. Para ello, impartimos ejercicios, entre ellos la relajación dinámica, que lo ayudarán a llegar al estado alfa que integra ambos hemisferios". Agrega a lo anterior que, en estado alfa, el individuo accede, de manera consciente, a la información que está en su subconsciente; es decir, tiene disponible toda la información que está en su "disco duro" cuando la necesite. En cuanto a los beneficios orgánicos, Pérez afirma que esta práctica equilibra todas las sustancias químicas del cuerpo, deja actuar libremente al sistema inmunológico y evita, por ende, padecimientos que suelen asociarse, en muchos casos, al estrés, como la acidez estomacal, la migraña y el insomnio, entre otros.

Agua que sí has de beber
Una de las técnicas más sencillas de El Método Silva es la del vaso de agua. Consiste en lo siguiente: justo antes de acostarse, diríjase a su fuente de agua, llámese nevera o filtro. Llene un vaso hasta el tope. Al terminar de llenarlo, vaya a su habitación, sostenga el recipiente y transmítale al vaso lo que siente debido a determinado problema que le esté agobiando en ese momento. Prepárese para tomar, aproximadamente, la mitad del contenido, lleve el vaso a la boca, cierre sus párpados y eleve sus glóbulos oculares unos 20 grados (si le sirve de referencia recuerde la manera en la que dirigen su mirada hacia arriba las imágenes religiosas de ciertas pinturas). Mientras ingiere el líquido dígale mentalmente a su cerebro: "Esto es todo lo que necesito hacer para encontrar la solución a este problema que tengo en mente".

Posteriormente, coloque el vaso de agua (y lo que resta de su contenido) tapado con un platico en su mesa de noche y acuéstese a dormir. Al día siguiente, al despertarse, lo primero que debe hacer es sostener su vaso de agua, cerrar sus párpados, dirigir sus globos oculares hacia arriba e ingerir el resto del líquido. Mientras lo hace, repita a su cerebro: "Esto es todo lo que necesito hacer para encontrar la solución a este problema que tengo en mente y así es". Al culminar, vuelva a su rutina habitual. El resultado final deseado, la solución, la encuentra observando las señales que usted, a lo largo de su jornada, va a recibir y que le van a ayudar a resolver su situación. Eso abarca desde un pensamiento, un encuentro con una persona que pueda sugerirle una idea, hasta un letrero colocado en una esquina que le remita a una palabra clave. Lo importante es que usted sepa interpretar las señales que le enviará el universo.

Sobre la efectividad de esta técnica, Pérez comenta que toda la acción es una transmisión energética del individuo, que bien puede estar inscrita en un estudio de física cuántica y que, al mismo tiempo, pertenece a costumbres de antiquísimas civilizaciones, cuyas enseñanzas no han sido del todo aprovechadas por la cultura occidental contemporánea. En cuanto a la acción de elevar los globos oculares hacia arriba permite al individuo entrar en el estado alfa, la frecuencia cerebral más energética y mejor sincronizada del cerebro.

En vez de contar ovejitas...
Para aplicar la técnica que combate el insomnio usted debe, en primer lugar, usar el ejercicio del tres al uno; una técnica de El Método Silva que le ayudará a llegar al estado alfa. Primero asuma la llamada postura del faraón (sentado cómodamente con sus manos posadas sobre sus muslos). Tome una respiración profunda y exhale por la nariz, mentalmente repita y visualice el número tres, tres veces.

Haga lo mismo con el número dos y con el número uno (si puede visualizarlos mientras los pronuncia, mucho mejor, aunque no es estrictamente necesario). Explica Pérez que, en este contexto, el número tres está asociado a la relajación física, el dos a la relajación mental y el uno a la llegada al plano básico mental, punto de partida de todas las programaciones.

Una vez que termine con el número uno, visualice una pantalla de cine y que usted tiene un marcador en una mano y un borrador en la otra. Dentro de la pantalla dibuje mentalmente un gran círculo. Coloque posteriormente, dentro del círculo una equis que lo atraviese. Posteriormente, tome el borrador y elimine la equis sin salirse del círculo. Luego, fuera del círculo, arriba, a mano derecha, escriba las palabras "más profundo". Repita todo lo anterior, pero en lugar de colocar una equis dentro del círculo escriba el número 100. Bórrelo de adentro hacia fuera, nuevamente, sin eliminar la circunferencia, y repase las palabras "más profundo". Cada vez que repase las palabras "más profundo", será programado para entrar a un sueño natural y muy saludable. Continúe la cuenta descendente, 99, 98 hasta que se quede dormido. Dice el especialista que los que realmente se concentran no pasan del 94 antes de caer profundamente dormidos. El Método Silva también contempla técnicas para reducir de peso, dejar de fumar, controlar angustias y mejorar el temperamento.

Borrón y cuenta nueva
Apelando al humor, los promotores del Ho'oponopono afirman que esta práctica no debe su particular nombre a algún baile exótico o un videojuego, sino que (en idioma hawaiano) significa: borrar y corregir. La venezolana Maritza Moncada, especialista en terapias de reconexión, formada con el reconocido quiropráctico estadounidense Eric Pearl y autora del libro Corregir un error, en el mercado el 27 de noviembre, es la vocera oficial de esta filosofía en el país. "Honro a Mabel Katz, que es mi maestra, tomo sus enseñanzas para impartirlas dentro y fuera de estas tierras", comenta quien dice haber descubierto una prolífica vida espiritual desde sus ocho años de vida.

El objetivo principal del Ho'oponopono (traducido al castellano significa algo así como 'corregir un error') es que el individuo logre disolver las memorias que lo atan a un plano de dualidad; es decir, aquel en el que las personas suelen cometer exactamente lo mismo que critican. Por ejemplo: decir que es malo robar, mientras, de alguna u otra manera, se roba; criticar la mala educación y no respetar las señales de tránsito, etcétera. "Cuando comienzas a practicar el Ho'oponopono te deshaces de las creencias que has arrastrado desde tu infancia y que te causan rabia y dolor. Muchas veces, las conductas erradas que cometemos están en nuestros genes, las repetimos porque son una herencia de la familia en la que crecemos, son nuestras referencias más cercanas. La aseveración principal señala que nosotros mismos creamos el ciento por ciento de lo que tenemos alrededor".

Asegura Moncada que el primer paso para comenzar a borrar las memorias negativas es repetir, tres veces, ante una situación de rabia o dolor, la palabra "gracias". Esto según lo profesado por Mabel Katz (existen otras frases de otros maestros asociadas a esta filosofía). "Pronunciar 'gracias, gracias, gracias', así se esté lleno de ira, no reprime la emoción sino que la 'limpia' de nuestro cerebro y nos permite ser cada vez más proactivos que reactivos en nuestras relaciones sociales. Es como un mantra occidental que poco a poco nos ayuda a estar en paz con nosotros mismos, que al final del día, es lo que importa para el Ho'oponopono. Eso y la conciencia de que Dios, la divinidad, observa todo lo que hacemos". En las líneas que siguen, dos prácticos ejercicios del Ho'oponopono para principiantes.

Déjala correr
Si se encuentra en una situación de rabia, vierta agua filtrada en una vasija o botella azul de cristal. Justo a las 12:00 del mediodía, coloque el recipiente a llevar sol durante 20 minutos. Después de ese lapso, usted es libre de emplear esa agua en lo que usted desee; puede hervirla para cocinar, verterla en la lavadora si está lavando ropa en ese momento, o rociársela en el cuerpo mientras toma una ducha. Ese ejercicio, que se llama la técnica del agua solarizada, borra memoria negativa.

Otra práctica con el vital líquido consiste (nuevamente en un contexto que le genere rabia) en llenar un vaso de agua tomada del grifo y colocarlo en el sitio de su casa u oficina que usted desee. Luego vuelva a sus actividades normalmente y, cuando recuerde esa situación que le cause molestias, busque el vaso de agua y vierta la misma en el lugar que le provoque, llámese fregador, en la maceta de alguna planta, o por el bajante de la poceta. Comenta Moncada que al tercer vaso de agua llenado y vaciado, van disminuyendo las ganas de repetir esa acción y, paralelamente, la rabia va disipándose. Esto también tiene la finalidad de borrar memoria negativa. Explica la especialista que tiene el mismo efecto agregar miel a los alimentos o consumirla sola (se dice que verterla sobre fresas y luego ingerirla genera resultados contundentes en el borrado).

La terapeuta entrevistada aclara que este tipo de prácticas están relacionadas con dos contextos. Uno es el que tiene que ver con rituales cuya efectividad fue comprobada por civilizaciones antiguas. El otro está ligado a lo que científicamente se denomina redes neuronales que -dicho en un lenguaje coloquial- es la manera en la que el individuo graba conductas en su cerebro y, de alguna manera, "diseña" su realidad y las repite. Los ejercicios del Ho'oponopono tienen, entre otras finalidades, que la persona "rediseñe" las conductas que crean su momento presente, para un mejor futuro.

pblanco@eluniversal.com
Twitter: @pabloblanco3


Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (2)

ELIZABETH TERESA BUTTA PIRELA
23.11.2012
3:21 PM

Comentario 4797809

HAY QUE PONERLO EN PRÁCTICA CON OPTIMISMO PARA VER SI FUNCIONA, NO SE PIERDE NADA.

jorge adames
18.11.2012
10:33 AM

Comentario 4779879

Todo esta ok para dormir, pero un pequeño detalle: se le olvidó decir que luego de empezar a entrar en el sueño profundo, se acuesten en su cama, ya que nos tienen sentados en "posición faraón" y dormir así se hace imposible, sin contar con el tortazo que nos vamos a dar en el cogote cuando caigamos rendidos.

1

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

¿Cómo puedes dirigir una empresa, si no puedes dirigirte a ti mismo?

En la mente humana habita el bien y el mal, la locura y la cordura, el amor y (...)

Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)




 
Cerrar
Expandir