Vivir Mejor |  SALUD

Directo al blanco

La batalla contra el cáncer avanza con terapias biológicas más personalizadas que las convencionales. Dentro de ellas, están los anticuerpos monoclonales. Conozca los que están por aprobarse en Venezuela

por CARMEN ISABEL MARACARA  |  DOMINGO 11 DE NOVIEMBRE DE 2012
La quimioterapia tradicional, pese a que ha salvado muchas vidas, resulta muy invasiva para los pacientes con cáncer, quienes reciben en su torrente sanguíneo medicamentos destinados a luchar contra los tumores, pero que también atacan a las células sanas por igual, con efectos secundarios bastante notorios. En la actualidad, la esperanza se cierne sobre tratamientos más individualizados, que combaten directamente a las células malignas y que ofrecen no solo una mayor sobrevida, aun en casos de metástasis, sino también menos padecimientos secundarios.

Esta terapia de data más reciente se denomina biológica (también definida como inmunoterapia, bioterapia o terapia modificadora de la respuesta biológica) y emplea al sistema inmunitario para combatir el cáncer, y también enfermedades como la artritis reumatoide y la psoriasis, entre otras. Según explica la oncóloga venezolana María Belén Fuentes, estos nuevos tratamientos "funcionan mediante mecanismos de acción específicos; es decir, van directo adonde está el daño a nivel celular, bloqueando la división caótica de las células cancerosas".

Según el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés), las terapias biológicas incluyen los interferones, las interleucinas, los factores estimulantes de colonias, los anticuerpos monoclonales, las vacunas, la terapia génica y las sustancias inmunomoduladores no específicas.

Aunque la premisa de este nuevo enfoque es ir hacia menos efectos secundarios, todavía falta mucho por avanzar, ya que según explica la doctora Fuentes, "no todas las terapias biológicas son altamente específicas y, por ende, los efectos secundarios son mayores. Cuanto más específica sea la droga producirá menos efectos secundarios. Asimismo, no todas han logrado prolongar la esperanza de vida, porque el cáncer es una enfermedad muy compleja y muchas veces es insuficiente la intervención terapéutica que se haga con un solo tipo de droga o la combinación de las mismas, por lo que siempre será necesaria la búsqueda continua, mediante ensayos clínicos, de nuevas opciones de tratamiento".

Para los científicos que trabajan en estos avances, no obstante, la esperanza es lograr hacer del cáncer una enfermedad crónica.

Un paso más allá
Estas terapias, indica el NCI  pueden ser usadas para:
Detener, controlar o suprimir los procesos que permiten que crezca el cáncer.
Hacer que las células cancerosas se puedan reconocer con más facilidad y, por lo tanto, que el sistema inmunitario las destruya más rápidamente.
Reforzar el poder destructor de las células del sistema inmunitario, como las células T, las células asesinas naturales (natural killer) y los macrófagos.
Alterar el patrón de crecimiento de las células cancerosas para fomentar que se comporten como células sanas.
Bloquear o revertir el proceso que hace que una célula normal o célula precancerosa se convierta en cancerosa.
Mejorar la capacidad del cuerpo para reparar o reemplazar las células normales dañadas o destruidas por otras formas de tratamiento del cáncer, como la quimioterapia o la radiación.
Impedir que las células cancerosas se diseminen a otras partes del cuerpo.

Entre estas terapias se encuentran los llamados anticuerpos monoclonales, algunos de los cuales se han comenzado a aplicar en el país en los últimos años y se espera que se aprueben otros en un breve plazo -de uno a dos años-, luego de haber cumplido trámites similares en Europa y Estados Unidos.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?
La palabra anticuerpo es conocida por el público común y se asimila al lenguaje diario. Se sabe que un bebé, por ejemplo, comienza a desarrollar sus anticuerpos al enfrentarse a un medio hostil que incluye bacterias y virus. Con relativo éxito, cada ser humano supera variadas enfermedades y situaciones ambientales o internas, gracias a su sistema inmune. A sabiendas de ese poder de los anticuerpos, hoy la ciencia los produce en laboratorio, mejorando en este caso la propia respuesta del cuerpo frente a la aparición del cáncer y la metástasis. A su vez, los médicos y laboratorios buscan nuevas esperanzas para aquellos pacientes con cáncer donde están implicados genes más agresivos o que se encuentran en estadios más avanzados.

Los anticuerpos monoclonales (mAB, de la frase en inglés monoclonal antibody), son anticuerpos idénticos porque son producidos por un solo tipo de célula del sistema inmune, es decir, todos los clones proceden de una sola célula madre. Es posible producir anticuerpos monoclonales que se unan específicamente con cualquier molécula con carácter antigénico.

La ciencia médica cuenta con este descubrimiento desde hace unos 32 años, cuando los investigadores Niels K. Jerne, Georges Köhler y Cesar Milstein describieron la técnica que permitía el cultivo de hibridomas o células híbridas de linfocitos B con células plasmáticas tumorales de mieloma múltiple; por este aporte ellos recibieron el premio Nobel de Medicina en 1984.

Hoy día, los anticuerpos monoclonales forman parte importante de las herramientas para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades como artritis reumatoide, distintos cánceres, enfermedad de Crohn... Su uso, en el caso del cáncer, no elimina en general los tratamientos convencionales como la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia, sino que los complementan en aras de mejorar la sobrevida o curación.


Caballos de Troya en Venezuela
Roche, cuya sede central está en Basilea (Suiza), es una compañía líder del sector de la salud, centrada en la investigación; se define como la mayor empresa biotecnológica del mundo y tiene medicamentos auténticamente diferenciados en las áreas de oncología, virología, inflamación, metabolismo y sistema nervioso central.

Según el doctor Thomas Schreitmüller, Phd en Bioquímica de la Universidad de Münich y responsable de las políticas regulatorias técnicas y del diseño de estrategias para medicamentos biológicos dirigidos a todos los países del mundo (excluyendo Estados Unidos), quien estuvo de visita en agosto 2012 en Venezuela, la empresa ejerce un liderazgo mundial en materia de estos medicamentos biotecnológicos, en razón de que invierte mucho más que otras compañías en investigación y desarrollo.

En el país, cuentan con aprobación sanitaria algunos anticuerpos monoclonales como Bevacizumab (Avastin) para el tratamiento de cáncer colorrectal, pulmón, riñón y mamas, así como Trastuzumab (Herceptin) para cáncer de mama y estómago HER2 positivo y Rituximab (MabThera), para linfoma no Hodgkin y artritis reumatoide; ambos con administración intravenosa.

No obstante se espera que para el año 2013 sean aprobados en Venezuela el Pertuzumab (cáncer de mama HER2 positivo) a principios de 2013, el uso del Bevacizumab para el cáncer de ovario y el Vemurafenib (Zelboraf), destinado a combatir el melanoma, para finales    de 2013; el Trastuzumab y el Rituximab en forma de aplicación subcutánea para comienzos y finales de 2014, respectivamente; el Trastuzumab emtansine (TDM-1) para el cáncer de mama HER2 positivo para finales de 2014.

Algunos de estos medicamentos, sobre todo los de más reciente data como el Trastuzumab emtansine (TDM-1), actúan como caballos de Troya sobre el organismo, según refieren especialistas como el médico Louis Weiner, director del Centro sobre Comprensión del Cáncer Lombardi de la Universidad de Georgetown.

"Representa la realización de un concepto presentado hace más de 100 años por Paul Ehrlich, el famoso inmunólogo y ganador del Premio Nobel, quien soñó con crear lo que básicamente se podría describir como caballos troyanos que serían admitidos dentro de las células enfermas, y que dentro traerían algo que las dañaría. Básicamente esta es la forma en la que el T-DM1 trabaja", dijo Weiner en junio 2012, durante la conferencia de la Asociación Americana de Oncología Clínica, en Chicago, Estados Unidos.

Estos medicamentos, incluyendo el TDM-1, representan una nueva e importante legión para combatir el cáncer y otras enfermedades en forma más personalizada, pues como indicó el doctor Frank A. Scappaticci -Phd en oncología y hematología y quien desde hace años forma parte del Genetic Engineering Tech (Genentech) de Roche- quien estuvo también con el doctor Schereimüller en agosto pasado en Venezuela, esta tendencia implica que "se pueden administrar medicamentos específicos a pacientes específicos".

"Estas nuevas terapias están dirigidas para cierto tipo de blancos dentro de la célula tumoral; la quimioterapia que se ha utilizado en el tratamiento del cáncer es un conjunto de fármacos que no son muy específicos y pueden ocasionar entonces efectos secundarios como pérdida del cabello, mareos y diarrea; en cambio, esta terapia va a interactuar con las células tumorales que se encuentran dentro del organismo, y se podrá evitar gran parte de esta toxicidad que hemos visto hasta ahora", indicó el doctor Scappaticci.

En este sentido, agrega el experto, al interferir con el blanco exacto que está ocasionando el problema, puede modificarse en forma directa el crecimiento de las células tumorales y más aún, detenerlo. "Este cuido personalizado está cambiando el curso natural del cáncer metastásico", puntualizó.


Últimos desarrollos
Hace unos diez años, la incorporación de la molécula Trastuzumab (Herceptin) para el tratamiento del cáncer de mamas HER2 positivo cambió "la historia natural de la enfermedad en adyuvancia" (después de la intervención quirúrgica), explica la oncóloga venezolana Ana Cecilia Contreras en su trabajo Terapia biológica en cáncer de mamas : conceptos básicos, publicado en la Revista venezolana de oncología (2008, vol. 20, n.3). Este se administra en el país bajo la forma intravenosa (que requiere entre 30 a 90 minutos, pero ya está disponible la fórmula subcutánea, que requeriría solo unos cinco minutos, lo que significa menos costos sanitarios y más calidad de vida para el paciente, en la medida en que disminuye su tiempo de dedicación al tratamiento. Este medicamento en aplicación  subcutánea, como ya se ha indicado en este trabajo, se prevé que se apruebe en el país para principios del año 2014.

La enorme importancia que supuso este medicamento radicó en que las mujeres portadoras del gen HER2 positivo, tenían un alto riesgo de recaídas y mortalidad; de hecho, en 2005, luego de la divulgación de los primeros resultados del estudio HERA (Herceptin Adjuyant Trial Study), realizado sobre cinco mil pacientes e iniciado en el año 2001, el doctor Josep Baselga, oncólogo del Hospital Vall d Hebron de Barcelona (España), afirmó que los porcentajes obtenidos habrían sido "los más importantes de la historia del cáncer de mama", pues el riesgo de mortalidad se redujo casi un tercio frente a quienes no recibieron el tratamiento". No obstante, ahora las esperanzas se centran sobre el Trastuzumab emtansine (TDM 1), el primer anticuerpo conjugado que combina en una sola molécula a Herceptin más el potente quimioterápico DM1. Para el oncólogo Scappaticci, lo interesante es que el fármaco se introduce dentro de la célula tumoral y comienza a liberar el anticuerpo monoclonal. "Así se dan dos golpes fuertes a las células tumorales. Y al administrarlo directamente a estos blancos, se evita parte de la toxicidad tradicional de la quimioterapia porque ya no se está disociando en el torrente sanguíneo y ocasionando efectos secundarios como pérdida del cabello, diarrea, fatiga, pues ahora va directamente a las células tumorales. Estos efectos se reducen".

La eficacia de este fármaco se presentó en la sesión plenaria de la 48 Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica celebrada en Chicago, Estados Unidos, del 1 al 5 de junio de 2012.

Según demostró un estudio llamado Emilia, consiguió aumentar la supervivencia libre de progresión, en mujeres con cáncer de mama HER2 positivo avanzado en 35 por ciento, y que previamente recibieron Trastuzumab (Herceptin) más quimioterapia. La comparación se hizo con mujeres a quienes se les administraron otros fármacos como Capecitabina más Lapatinib.

Además de estos progresos, Roche y Genentech han desarrollado otros tratamientos para el tratamiento del cáncer, enfermedades inflamatorias y alergias. Y aunque falta mucho por andar en lo que se refiere a los llamados medicamentos biotecnológicos, para el doctor Frank A. Scappaticci, "el futuro de la oncología es muy promisor con el desarrollo de este cuido personalizado. Los biológicos están mejorando el tratamiento y la vida del paciente mediante este enfoque hacia blancos específicos, con antígenos específicos".

Estos anticuerpos monoclonales los ya aprobados en el país , según indica la oncóloga María Belén Fuentes se  distribuyen gratuitamente en hospitales y farmacias del IVSS.

Coordenadas
María Belén Fuentes, oncólogo médico.
Telfs.: 0212-261.7074
Email : mariabelen.fuentes@gmail.com

Conexiones
www.cancer.gov
www.rochevida.com.uy
www.vivirmejor.com
www.elmundo.es
www.oncologia.org.ve
www.nlm.nih.gov


Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (2)

maria cristina Daminato
14.05.2013
12:13 PM

Comentario 5433183

Estoy recibiendo Herceptin por haber sido operada de cancer de mama y tener Her . vivo en Argentina, me pueden informar si mi país ya está por autorizar la presentación subcutánea? Gracias.

victria fernadez
14.11.2012
9:47 AM

Comentario 4768418

Es un alivio ver, que con la ayuda de Dios y la ciencia, se abren nuevas ventanas de sanación para las personas, como yo que hemos padecido algún tipo de cáncer, pero lo hemos superados, para aquellos que están en proceso fe y esperanza, porque aquí están las salidas victoriosas, pero con la ayuda de Dios, esa es nuestra primera opción con el todo, sin el nada. Salud, vida y mucha inteligencia para todos esos científicos que luchan para lograr obtener medicamentos que lograran frenar y eliminar uno de los males del milenio el cáncer. Dios, cuídalos.

1

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Malbec (en plural) con Sebastián Zuccardi

El 17 de abril se celebra el Día Mundial del Malbec, uva que se asocia, (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Unicidad

"Una hoja de hierba es tan necesaria como la mayor de las estrellas. Sin esa (...)

Seguir sin ti...

Las pérdidas nos acompañarán en las distintas etapas de nuestra vida, eso es (...)




 
Cerrar
Expandir