Aliados contra la glucosa

Con la premisa de que sus pacientes la perciban más como una condición de vida que como una enfermedad, el Club de diabéticos Los Dulcitos muestra cómo el control y apoyo son claves en la batalla contra la diabetes

por ORNELLA MÁRQUEZ  |  imagen: MARCOS SUÁREZ | DOMINGO 11 DE NOVIEMBRE DE 2012
En el hospital Rotario de Barquisimeto un grupo brinda apoyo a personas diabéticas



Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 347 millones de personas en el mundo la padecen y se prevé que esta estadística se duplique de aquí a 2030, producto del estilo de vida acelerado y sedentario cada vez más común en la mayoría de las sociedades. 

La diabetes se ha convertido en una pandemia. Una guerra que se resume en intentar llevar una vida saludable y aprender a convivir con un enemigo que luego que se hace presente, no se vuelve a ir.

En Venezuela, las estadísticas médicas calculan que actualmente existen siete diabéticos por cada 100 personas y es la sexta causa de muerte en el país. La diabetes tipo II (que se presenta en personas mayores de 35 años) es la más frecuente, haciéndose presente en cerca de 5% de la población adulta, un aproximado de millón y medio de personas según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Mientras que la tipo I (se nace con ella) afecta a unas 300 mil, en su mayoría niños y jóvenes.

A pesar de que quienes tienen antecedentes de familiares diabéticos son más propensos a sufrirla, en la actualidad se están presentando casos de jóvenes y niños sufriendo la de tipo II por causa del sobrepeso.
El problema en sí no son los niveles altos de glucosa, sino los efectos colaterales que este trastorno metabólico ocasiona a órganos y tejidos cuando no se controla, causando fatiga, pérdida de peso, cambios en la agudeza visual e irritabilidad, además de daños en riñones, corazón, hígado y otras complicaciones como la aparición de escaras y pie diabético.

Suena amenazante y lo es, cuando no hay una orientación y control en el paciente. En la capital larense, la mayoría de ambulatorios cuentan con grupos de apoyo para ayudar a quienes la padecen, pero el Club de Diabéticos Los Dulcitos del Hospital Rotario de Barquisimeto es una iniciativa espontánea y de membresía gratuita dentro de una institución privada.

"No queremos que los pacientes perciban la diabetes como una enfermedad sino como una condición de vida", explica Iris Rodríguez, coordinadora del departamento de servicio social del hospital. Una filosofía que este 14 de noviembre cumplirá nueve años, el mismo día en que se celebra el Día Mundial de la Diabetes.


Apoyo y distracción
En el Club de Diabéticos Los Dulcitos están inscritos 45 pacientes, de los cuales 30 son los más activos: "Los otros 15 vienen y van porque a veces su condición es delicada y les cuesta movilizarse. Pero continuamente los monitoreamos, es parte del trabajo", señala la trabajadora social.

En el grupo predominan las personas de tercera edad, sin embargo hay miembros muy jóvenes como José Andrade de 20 años, quien hace nueve meses descubrió su nueva condición de vida.

Se les ofrece consultas en medicina interna, control de la glicemia, charlas y talleres sobre diversos temas como su cuidado personal y alternativas para lidiar con la diabetes, así como actividades sociales, recreativas y de apoyo psicológico, un punto primordial en pacientes de la tercera edad.

"Es importante el trabajo familiar. Muchas de estas personas por su edad pasan tiempo solos en casa y, cuando se trata de hogares de bajos recursos, no son la prioridad porque están los niños que pasan a ser lo más importante. Así que muchos comienzan a ser afectados por la soledad, no saben cómo llevar su nueva condición y su familia no les muestra apoyo. Nosotros buscamos integrarlos, que compartan e intercambien información con personas como ellos y tratamos de incluir a sus familiares para que aprendan sobre la diabetes y muestren mayor comprensión hacia ellos", indica Rodríguez, quien agrega que no se ofrece apoyo en medicinas pero se les enseña a gestionar con instituciones y organizaciones para obtenerlas, sobre todo cuando la situación económica del paciente es precaria

La única condición para ser miembros del club es tener una historia médica en el Hospital Rotario de Barquisimeto y asistir todos los jueves de 9 a 11 de la mañana a las reuniones de Los Dulcitos que se realizan en las instalaciones del hospital.

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Budismo para la vida

Al amor y devoción que impregna el budismo se manifiesta de varias maneras. Lo (...)

Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Utilizar tatuajes como joyas?

Si son de esas personas que admiran el arte del tatuaje pero no son partidarios (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

El monograma en todos lados

El monograma son las primeras letras del apellido de los novios. Si tu apellido (...)




 
Cerrar
Expandir