Descubrir | 

Fundación Milenmil Juventud contagiosa

Hace cinco años, un grupo de jóvenes creó una organización de bien común. Hoy en día, 20 pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica tienen una mejor calidad de vida gracias a ellos.

por IRENE CARRASQUERO  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | SÁBADO 3 DE NOVIEMBRE DE 2012
La eterna juventud ciertamente no existe. Pero una fugaz conversación con Cristina Bacalao y Alfredo Borjas, de la Fundación Milenmil, hace pensar que podría ser. Gracias a la voluntad de un grupo de amigos, preocupados por los menos favorecidos y comprometidos por ayudar, nació en 2007 la Fundación Milenmil: "Jóvenes por la salud de los más necesitados".

Para toda la vida
Milenmil surge de la preocupación de estos jóvenes al darse cuenta de que muchos pacientes no tenían recursos para cubrir sus tratamientos médicos, recayendo así en sus enfermedades y viendo cada vez más comprometida su salud. "Por eso decidimos unirnos y hacer algo por ayudar", comenta Bacalao. "Quisimos buscar pacientes con una enfermedad de tipo crónica y a quienes pudiésemos acompañar durante toda su vida", agrega Borjas. Fue así como surgió la idea de beneficiar a pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, conocida en español como EPOC.

Esta enfermedad se caracteriza por una obstrucción de las vías respiratorias debido a bronquitis, enfisema o una combinación de ambas. Quienes la sufren manifiestan tos con expectoraciones, tienen serias dificultades respiratorias y una sensación constante de cansancio o disnea, síntomas que afectan de manera importante su calidad de vida. Es una condición crónica, que no se cura y con la cual se vive durante el resto de la vida.

La ayuda
El aporte de Milenmil consiste en facilitar las medicinas que requieren de por vida estos pacientes con EPOC y que no están en capacidad económica de costearlas. "El tratamiento de una persona con esta enfermedad oscila entre 800 y 900 bolívares mensuales, una suma muy alta incluso para quienes tienen recursos económicos", comenta Bacalao. Este tratamiento, si bien no cura la enfermedad mejora en gran medida los síntomas y aporta una mejor calidad de vida a quien la sufre.

Por los momentos, la gran mayoría de los pacientes favorecidos por la fundación proviene de la consulta de EPOC del servicio de Neumonología del Hospital Universitario de Caracas, el cual ha dado la mayor acogida a esta iniciativa. "Para ello, cada paciente que es dado de alta llena una planilla donde se evalúa su capacidad socioeconómica, determinándose la posibilidad de que participe en el programa".

La ventaja de contar con una plantilla de pacientes asociada a este servicio es que no sólo se les dan las medicinas sino que además es posible hacerles seguimiento, pues deben acudir cada tres meses a sus chequeos periódicos con el neumonólogo.

Ganar-ganar
Una preocupación constante de los jóvenes de Milenmil es que los pacientes (en su mayoría hombres fumadores mayores de 60 años) se mantengan adheridos al tratamiento. Porque parece mentira, pero algunos beneficiarios -debido a la edad, a su condición física deteriorada por la enfermedad o a la falta de apoyo familiar- no acuden a retirar las medicinas mes a mes. Y aunque esta situación afortunadamente no es la más común, Bacalao comenta que siempre están en contacto con cada paciente, haciéndole seguimiento para que busque sus medicamentos y haga sus chequeos. "Porque así como nosotros somos responsables con ellos, queremos que ellos lo sean con nosotros. Si no, le están quitando la oportunidad del beneficio a otra persona".

Los recursos
Milenmil se sostiene con el aporte periódico o esporádico de empresas y particulares que se han unido a su causa. Para buscar adeptos, se ha valido de la inventiva y de las relaciones de sus jóvenes promotores para recaudar fondos, a través de eventos deportivos, rumbas y reuniones grandes y pequeñas. "En la medida en que tengamos más recursos podemos ayudar a más pacientes. Sólo de eso depende que ampliemos nuestro grupo de favorecidos".
A la actual plantilla de 20 pacientes esperan sumar pronto diez, contando con la mano solidaria de otros. "Además, para el año que viene tenemos la intención de comenzar a hacer prevención, de manera de evitar que la gente enferme de EPOC", explica Borjas.

Amigos
Cristina y Alfredo son sólo una pequeña muestra de lo que es Milenmil. Algunos estudiantes de diversas universidades, otros ya médicos o abogados, unos pocos todavía en el proceso. Acaso llegan a los 26 años, pero se mueven con una actitud de experiencia desafiante. Amigos de siempre, compañeros de estudios, de fiestas, de vacaciones. Juntos han celebrado la mejoría de uno de sus beneficiarios; en una ocasión les tocó llorar la muerte del primer paciente de la fundación: Martín Zambrano. Jóvenes, pues, solidarios y comprometidos.

 
Señas
Fundación Milenmil
Telfs.: 0212- 266.7390,
0414-134.4220, 0414-134.4293.
Correo: info@milenmil.com


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Granos, comida milenaria

Las legumbres o granos -como se les llama en (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Entrenadores vs nutricionistas

Seguro se han topado o han vivido la situación en (...)


 

COCINA Y SABOR Domingo en familia Los Freitas

Leonor de Fátima Faria Catanho Portugal le sabe a (...)

HOGAR Y ESTILO Lencería, ideas para mantenerla a punto

La lencería de la casa -sean toallas, sábanas, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

De burbujas, rones y whiskies de malta

Esta semana recibí tres preguntas de las lectoras, por la nueva sección Vinos & (...)

Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

Lo que dijo la crítica sobre Edgar Ramírez en Líbranos del mal

Ya está presente en las carteleras del país la película Líbranos del mal , del (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Votos matrimoniales

El momento de escribir los votos matrimoniales es uno de los más difíciles y (...)




 
Cerrar
Expandir