Vivir Mejor |  SALUD

Vacuna contra VPH sigue en el congelador

29 países americanos ya la autorizaron y la Organización Mundial de la Salud la sugiere contra el cáncer de útero, pero las autoridades venezolanas no dan luz verde a la vacuna contra el virus del papiloma humano

por EFRAÍN CASTILLO  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 2 DE SEPTIEMBRE DE 2012
En 2006 y 2009 los fabricantes de Gardasil y Cervarix, las dos vacunas existentes en el mundo contra el virus del papiloma humano (VPH), introdujeron respectivamente ante el Ministerio de Salud la documentación exigida para otorgar el registro sanitario y autorizar la aplicación médica de estos productos en el país . A la fecha, las autoridades sanitarias nacionales no han dado respuesta.

A Raúl Gatica, director de políticas de vacunas para Latinoamérica del laboratorio farmacéutico MSD, este retardo le llama la atención. "En América Latina nuestra vacuna Gardasil se lanzó hace seis años, al mismo tiempo que se anunció en todo el mundo -comenta desde Nueva York. Desde entonces, los pasos que hemos dado en Venezuela son los mismos que hemos dado en todos los países de la región. Nosotros sometemos a la autoridad regulatoria toda la información médica y clínica que demuestra el perfil de eficacia y de seguridad de la vacuna. Usualmente el proceso de discusión con las autoridades de cada país lleva un año y medio o dos, dependiendo del nivel de exigencia de la autoridad. En Venezuela este proceso está tomando más tiempo del habitual".

El prolongado silencio oficial venezolano se mantiene aunque la propia Organización Mundial de la Salud recomendó en 2009 "incluir la vacunación contra el VPH en los programas nacionales de inmunización allí donde la prevención del cáncer cervicouterino sea una prioridad de salud pública", según se lee en documento disponible en www.who.int. En Venezuela, el cáncer de útero es un problema de salud pública. Cada año, más de 4.116 mujeres son diagnosticadas con este tipo de tumor, lo que lo convierte en el segundo más común a nivel nacional después del de mamas (datos de la Agencia Internacional de la Investigación del cáncer y su base de datos Globocan). Además, el de útero es la segunda causa de muerte por cáncer entre las damas y en 2009 acabó con la vida de 2.223 venezolanas, según revela el más reciente Anuario de Mortalidad del Ministerio de Salud.

Está comprobado que las vacunas contra el VPH actúan contra dos tipos del virus (identificados como 16 y 18) causantes de "aproximadamente 70% de los cánceres cervicouterinos y de una proporción considerable de otros tipos de cáncer relacionados con el VPH", según confirma un boletín de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aparecido en su website www.paho.org. En el mismo informe se señala, además, que una de esas vacunas (Gardasil) "también es eficaz contra dos tipos no oncogénicos (es decir, no cancerosos) del VPH (cepas 6 y 11), pero que causan la mayoría de las verrugas genitales".


  Retraso preocupante.En 2008 la Organización Panamericana de la Salud publicó su "Estrategia y plan de acción regional para la prevención y el control del cáncer cervicouterino en América Latina y el Caribe", partiendo de la gravedad que representa esta enfermedad para las mujeres. Según sus datos, cada año 71.862 nuevos casos son diagnosticados en el subcontinente y 32.639 afectadas fallecen.
    
"La mayoría de las muertes por cáncer cervicouterino en América (88%) se produce en América Latina y el Caribe y las tasas de mortalidad son siete veces más altas que en Norteamérica. Si se mantienen las tendencias actuales, el número de muertes aumentará hasta más de 60.000 en el 2030; 90% de estas muertes se producirá en América Latina", apunta un material también publicado en www.paho.org.

Ante estas dramáticas cifras, la OPS ha incluido en su plan de trabajo la vacunación contra el VPH como una de las medidas estratégicas importantes, sumada a la labor educativa entre las mujeres para que se realicen exámenes citológicos regulares y el tratamiento a tiempo de cualquier lesión precancerosa o cancerosa una vez aparezca.

Como el virus del papiloma humano se contrae por contacto sexual, las autoridades sanitarias han convenido que la población prioritaria a vacunar sea la de niñas y preadolescentes, "antes del inicio de la actividad sexual y la exposición a la infección". Sin embargo, el fármaco también funciona en cualquier mujer menor de 26 años e incluso se ha demostrado su efectividad en niños varones, siempre y cuando no hayan sido diagnosticados con algún tipo de VPH.

"Los programas de inmunización anti VPH -dice el documento de la OMS- deben dar prioridad inicialmente al logro de una alta cobertura en la población diana principal, que son las niñas de 9-10 a 13 años", una medida que podría evitar 70% de los nuevos casos de cáncer cervicouterino, según estima la OPS en un material educativo disponible en su página web.

Aunque 29 de los 35 países miembros de la Organización Panamericana de la Salud han aprobado la vacuna (Cuba y Venezuela permanecen fuera de la lista) hasta ahora solamente seis países del continente (Estados Unidos, Canadá, México, Panamá, Perú y Argentina) han adoptado la recomendación de la OMS y la OPS de incluirla en los programas nacionales de vacunación; es decir, colocarlas gratuitamente en planes masivos dirigidos a la población prioritaria. En el resto de las naciones, quien desee protegerse del virus debe adquirir la vacuna por su cuenta y solicitar al médico que se la coloque.

"Las dos vacunas son igualmente seguras y se ha demostrado que protegen casi por completo contra las lesiones precancerosas y otras lesiones anogenitales causadas por los tipos de VPH durante los cinco-seis años que han abarcado los estudios de observación hasta el momento", sentencia el documento de la OMS.

"Incluso, nuestra vacuna está aprobada en algunos países para ser aplicada no solo en mujeres sino en los varones -agrega Raúl Gatica- porque previene el cáncer de pene y el de ano y el hombre es, generalmente, el vector transmisor del virus de VPH, por lo que otra manera de parar la infección es vacunando a este sector de la población".   

  El dilema de su costo. "Las vacunas contra el VPH están entre las más costosas y sus precios actuales en los países de ingresos altos no son asequibles para los países de ingresos bajos y medianos", reconoce un boletín de la Organización Panamericana de la Salud, mientras la propia OMS aclara que la vacuna del VPH debe ser asumida por los países siempre que sea "viable en términos programáticos y sostenible económicamente, y se haya analizado apropiadamente la costo eficacia de la medida", se lee en www.who.int.

Precisamente es el costo una de las razones por las que muchos gobiernos retrasan la incorporación de cualquier vacuna a sus planes de inmunización, debido al alto impacto que tienen estos fármacos en sus presupuestos. Por ejemplo, si Venezuela siguiera la recomendación de la OMS y aplicara gratuitamente la vacuna anti VPH, más de 1,3 millones de niñas entre 10 y 14 años deberían ser inmunizadas, pues forman la población en ese rango de edad según el Instituto Nacional de Estadística. Esto implicaría millones de dólares año tras año para adquirir las dosis necesarias.

Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud incluyó estas vacunas en su Fondo rotatorio de compras, mecanismo que permite a los gobiernos de los países miembros adquirirlas en grandes volúmenes a un precio 85% más bajo que el original (estimado en 300 dólares), con el fin de destinarlas a sus planes de inmunización y garantizar su acceso igualitario. De hecho, Venezuela ya acude a este fondo  para otros suministros. "La vacuna contra el VPH se ofreció  por primera vez en 2010; el precio por dosis para los países participantes fue de 14 dólares estadounidenses", menciona un informe de la OPS.

Para este artículo se intentó conseguir la posición oficial del Ministerio de Salud, pero no hubo respuesta. Se apruebe o no,  las autoridades internacionales aclaran que éste no es el único elemento en la lucha contra el cáncer uterino. "Debe desarrollarse una estrategia que incluya educación sobre los comportamientos de riesgo de infección por VPH (sexo sin protección y con múltiples parejas) e información que explicite que la vacunación no sustituye a los programas de cribado sistemático  (citología o papanicolaou) del cáncer cervicouterino", insiste la OPS.

Diariamente, 11 mujeres venezolanas son diagnosticadas  con cáncer de útero y otras seis fallecen. El país espera. El gobierno tiene la palabra. 

efcastillo@eluniversal.com

Fuentes consultadas
www.who.int; www.paho.org; www.iarc.fr: www.mpps.gob.ve: www.cdc.gov
Anuario de Mortalidad de Venezuela 2009. Ministerio del Poder Popular para la Salud.


Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Budismo para la vida

Al amor y devoción que impregna el budismo se manifiesta de varias maneras. Lo (...)

Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Utilizar tatuajes como joyas?

Si son de esas personas que admiran el arte del tatuaje pero no son partidarios (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

El monograma en todos lados

El monograma son las primeras letras del apellido de los novios. Si tu apellido (...)




 
Cerrar
Expandir