Vivir Mejor |  SALUD MENTAL

Arte para sanar

Pintar, moldear con plastilina o esculpir con arcilla puede ser muy útil para resolver conflictos emocionales y mentales. Así lo asegura Cristal Palacios, psicóloga clínica de la UCV y promotora de una técnica no muy común en el país: el Arteterapia. Aquí algunas claves.

por EFRAÍN CASTILLO  |  imagen: FOTO: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 1 DE ABRIL DE 2012

Desde que el hombre pintaba en las cavernas, el arte ha sido un medio de conexión con su mundo interior. Conocer ese mundo es la base del arterapia". La frase es de Cristal Palacios, psicóloga clínica egresada de la Universidad Central de Venezuela, con especialización en Arteterapia obtenida en el Albertus Magnus College de New Haven, en Estados Unidos. Según la especialista, el arteterapia es una disciplina de la salud mental cuyo objetivo es utilizar la expresión artística para procurar el bienestar de las personas interpretando el arte que todos podemos crear con herramientas de la psicología.

"La gente piensa en arte y se asusta porque lo ve como algo muy grande y dice 'yo no soy artista'. Pero esta técnica no busca desarrollar habilidades estéticas sino ayudar a exteriorizar y entender las emociones o conflictos que nos molestan o atormentan, utilizando como punto de partida lo que somos capaces de plasmar en un dibujo o una escultura, por nombrar dos ejemplos. A todos nos ha pasado que tenemos rollos tan grandes que no sabemos ni cómo ponerlos en palabras. El arteterapia contribuye a sacar todo eso. Está demostrado que el proceso creativo tiene un efecto catártico porque permite exteriorizar lo que nos afecta. Cuando hablas, lo que dices queda dando vueltas. En cambio, las artes plásticas dejan un testimonio indeleble de lo que vivimos, son las muestras de cómo eso que queremos expresar o resolver va fluyendo en función de lo que aprendemos de nosotros mismos. El arteterapia no es más que un proceso de autoconocimiento".

Aunque su aplicación es reciente en Venezuela, la técnica no es nueva y tiene sus antecedentes en la Europa de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. "En ese momento, médicos y psiquiatras tenían la necesidad de buscar alternativas para trabajar con los pacientes afectados por los traumas que dejó el conflicto bélico -apunta la psicóloga. Los especialistas comenzaron a observar cómo muchos enfermos mentales dibujaban espontáneamente y existía una correlación entre lo que pintaban y sus delirios. Así empezaron a entender que el arte era una vía para acceder al mundo interior del paciente. Eso quedó dando vueltas en el ámbito académico hasta que a mediados del siglo XX las psicólogas estadounidenses Margaret Naumburg y Edith Kramer comenzaron a insertar el arte en el ámbito educativo como una vía para comprender a los niños con dificultades. Ellas son las madres del arteterapia".

De hecho, un ensayo sobre el tema publicado en el portal académico del departamento de psicología del Sweet Briar College de Virginia, en Estados Unidos, da cuenta de cómo estas dos especialistas comenzaron a aplicarlo: "Naumburg creía que el arte tenía cualidades simbólicas provenientes del subconsciente. Por su parte, Kramer estaba convencida de que el arteterapia era una vía de integrar los conflictos en un plano estético y poner en balance al Ello, Yo y Superyo, (elementos integrantes del aparato psíquico humano según la teoría de Sigmund Freud). Ambas sostenían que la creación artística en sí misma es terapéutica", se lee en www.psicology.sbc.edu.

Mente, manos y corazón
Pintar con marcador, pincel o con los dedos, recortar para realizar collages, moldear con plastilina o tomar fotografías si es su gusto. Para experimentar el arteterapia no hay fórmula única. Sin embargo, en este proceso acompaña un psicólogo o psiquiatra como orientador que pone en práctica técnicas como el psicoanálisis, siempre bajo el esquema de la psicoterapia.

"Por lo general, la persona llega a consulta con una inquietud, ya sea un problema consciente como un divorcio, la dificultad para dormir, fobias o problemas para relacionarse con otros. También puede acercarse partiendo de una búsqueda personal o de una necesidad de reencontrarse con su esencia —dice Cristal Palacios—. A partir de esa inquietud, yo como psicólogo me convierto en un guía que, después de conocer las razones por las cuales la persona está buscando ayuda, voy ayudándola a descubrir y entender lo que le afecta invitándola a utilizar la expresión creativa para identificarlo. La idea es que la persona encuentre una técnica con la que se sienta a gusto, ya sea pintura, moldeado de plastilina, arcilla, etcétera, y que a partir de allí comience a drenar lo que siente. Los materiales usados son como un tercer actor y tienen una personalidad. No es lo mismo para un adulto la sensación de trabajar con plastilina que hacerlo con marcadores. Mi trabajo es ir interpretando lo que el paciente quiere decirme a través de lo que pinta o moldea, sus colores o patrones. En la medida en que ambos lo vamos descubriendo, podremos manejarlo mejor, lo que incide en el mejoramiento del estado anímico".

El ensayo reseñado en www.psichology.sbc.edu insiste en que la expresión artística puede ser, incluso, más útil que la comunicación verbal. "Tiende a lograr una expresión más intensa de las emociones del paciente, porque a través de ella éste está menos propenso a suprimir información o a intelectualizarla. Después que una pieza de arte es creada en una sesión, el material es una evidencia concreta de los sentimientos reales del paciente, mientras el trabajo artístico creado en un período puede mostrar el progreso que ese paciente tiene en el tiempo".

Además, el arteterapia puede ser especialmente efectivo en aquellos casos en que las personas tienen problemas para expresar sus emociones con palabras o han pasado por situaciones muy difíciles. "Un evento traumático suele dejar a la persona en un estado de shock. El proceso creativo ayuda a los afectados a entenderse a sí mismos -se lee en un artículo de Psychology Today reseñado en www.psychologytoday.com. Colocar un problema sobre el papel puede hacerlo más evidente, contribuyendo a hacer más fácil manejarlo. Además, producir algo le da a la persona un sentido de control de su realidad y fortalece su autoestima, aunque quizás lo más importante es que la expresión creativa contribuye a abrir la puerta de las emociones y dejarlas fluir".

Palacios deja claro que cada caso se maneja de manera particular. "No hay un ABC sobre qué debe hacer el paciente, porque no se trata de recetar una pastilla. La creación es algo espontáneo e irá marcando el rumbo. Lo más importante es que la gente entienda que no hay que tener habilidades especiales porque el lema del arteterapeuta es que la obra que hagas es irrelevante desde el punto de vista estético. Lo importante es el proceso de creación, cómo te sientes cuando estás dibujando o pintando, qué cosas estás pensando. Por eso es tan importante hablar en el camino y tener un orientador. En este proceso lo importante es lo que cada quien va descubriendo de sí mismo en el momento en que crea. La idea no es que aprendamos a dibujar, la idea es que nos beneficiemos del proceso terapéutico que viene en la expresión creativa. Eso es lo sanador, porque el proceso de crear, exteriorizar y contemplar lo que estás sintiendo en un papel, en una pared, en una obra, ya de por sí genera cambios".

Píntamela vida
Desde personas con depresión o esquizofrenia hasta aquellas con problemas de autoestima, los especialistas en arteterapia sostienen que la técnica es útil para cualquiera. En sus casi 10 años de experiencia en el área, Cristal Palacios dice haber atendido adultos mayores con demencia senil, matrimonios en conflicto, adolescentes con problemas de conducta y niños autistas. Para todos reporta consecuencias positivas.

"El arteterapia tiene beneficios en el área emocional, social y cognitivo-motora. En lo emocional porque al exteriorizar lo que sientes más allá de lo verbal puedes entender lo que te ocurre y superarlo, razón que también aplica en lo social, sobre todo en aquellas personas que tienen dificultades para relacionarse con otras, porque en la medida en que se autodescubren van fortaleciendo su autoestima, que es lo que por lo general está detrás del miedo a interactuar y comunicarse. Por último, lo cognitivo-motor es particularmente importante en niños, en personas de la tercera edad o en aquellas que han sufrido accidentes y han perdido movilidad. El dibujar y hacer mejora las destrezas físicas, pero también mentales, porque el ejercicio de crear implica pensar para tomar decisiones. Yo trabajé con un niño autista que, después de un año de proceso terapéutico, avanzó en su interacción con otros, adquirió habilidades expresivas de afecto y capacidad para seguir reglas, todo a partir de los dibujos que realizamos juntos".

Aunque no está demostrado cómo genera resultados, según refiere la revista Psychology Today, el método ha evidenciado ser de mucha ayuda en pacientes con cáncer, personas con desórdenes neurodegenerativos y niños sometidos a situaciones traumáticas, "quizás en buena medida por su contribución a disminuir las cargas de estrés", menciona la psicóloga Cristal Palacios. Precisamente el estudio Intervención en crisis después de grandes desastres, realizado en el estado Vargas por el psicólogo Daniel Benveniste durante los días posteriores al deslave de 1999, dejó claro que el dibujo es una herramienta altamente efectiva para acercarse a infantes que han sobrevivido a episodios de shock.

"Será útil encontrarse con niños que han sufrido experiencias traumáticas portando algunos lápices de colores, hojas de papel y juguetes o títeres. Con el papel y los lápices los niños pueden dibujar y contar una historia que reflejará sus preocupaciones en metáfora —se lee en el trabajo publicado en 2000 en Tópicos: Revista de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas-. De esta manera, el consejero y el niño tienen la oportunidad de entrar en un diálogo sobre 'el monstruo', 'la guerra', 'el gran animal' o cualquier otra metáfora que pudiera emplearse para hablar de sus preocupaciones sobre la experiencia traumática... Cuando los niños pueden dibujar su sueño y contar una historia sobre éste, frecuentemente se les hace mas fácil tomar cierta distancia del evento traumático y manejar mejor los recuerdos del trauma".

Pero más allá de estos beneficios, Palacios advierte que el arteterapia no es una panacea y tiene por lo menos dos limitaciones. "La primera es que por razones éticas no debe aplicarse en aquellos pacientes psiquiátricos con problemas severos que no están siendo controlados médicamente, porque aunque un esquizofrénico pueda sentirse muy bien dibujando; lo primordial es su tratamiento farmacológico para mantenerlo estable y sería irresponsable atenderlo sólo con arteterapia. Lo otro que hay que decir es que no se puede diagnosticar un cuadro psiquiátrico agudo solo mediante esta técnica. Hay enfermedades complicadas que exigen más estudios y no pueden limitarse a evaluar solo contenidos que brotan de una obra creativa. El arteterapia es una alternativa, pero no puede ser la única".

En cualquier caso, la psicóloga está convencida de que esta técnica es poderosa, precisamente por el poder que tiene el arte sobre la vida de la gente. "El proceso creativo sana, porque te permite ser tú mismo, sin limitaciones y sin juzgarte. Además, mostrarte como eres ante otra persona es sanador porque significa que adquieres confianza para decir 'este soy yo'. Pero lo más importante es que al final te permite, a través de lo sensorial, verte tú de otra manera, más allá de lo que crees que eres, y encontrar en tu interior soluciones a los conflictos. El arteterapia brinda una oportunidad única de superación personal, de autoconocimiento y potencia la capacidad de sanación que hay en cada quien. La vida es como una caja de colores. Qué mejor manera que aprender a usarlos para expresar lo que sentimos y queremos".


Coordenadas:

Cristal Palacios, Piscólogo clínico UCV, arte terapeuta. Correo eletrónico: cristal.palacios@gmail.com

efcastillo@eluniversal.com

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Cinco recomendaciones para correr en zonas calientes

Muchos de nuestros lectores viven en climas (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Cuando los hijos se van

Para ella, conducir hasta el aeropuerto de (...)


 

COCINA Y SABOR El valor cultural de los recetarios de cocina

Existen muchos recetarios de cocina, unos buenos, (...)

HOGAR Y ESTILO Un hogar lejos de casa

Probablemente el nombre Omar Hernández no (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El casabe en palabras de Ocarina Castillo

Del 17 al 19 de julio se realizará en Quito el Segundo Congreso Continental de (...)




 
Cerrar
Expandir