ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Receta

RECETAS

Jalea de mango verde



Ingredientes(De 6 a 8 personas)
  • 2 Kg. de mango verde
  • 1 y 1/2 Kg. de azúcar
  • Queso amarillo edam o gouda
Preparación
Pelar y cortar los trozos de mango verde. Cocinar en una olla con cuatro tazas de agua, hasta que ablanden. Retirarlos y dejarlos enfriar. Licuar la pulpa de los mangos junto con el agua donde se cocinaron y colar. Agregar el azúcar. Nuevamente, llevar al fuego para cocinar, revolviendo constantemente con una cuchara de madera, a fuego medio. Estará lista cuando se desprenda; es decir, cuando pueda verse el fondo de la olla o caldero. Dejar enfriar y verter en moldes individuales. Refrigerar hasta el momento de comer. Servir acompañada con queso amarillo edam o gouda. También puede presentarse con pan tostado o sobre un carpaccio de mango verde (cortado en rebanadas finas).
Relacionado con: postres, jalea de mango, queso gouda

Participa (envíanos tu comentario).

 


VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

ESPACIO PUBLICITARIO
AHORA EN ESTAMPAS

Rutina de yoga para corredores

Mucho se ha hablado de los numerosos beneficios (...)

ENTRETENIMIENTO Soy feo desde que nací

Se escucha el tema Apriétame de Ronald Borjas y (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Entrenadores vs nutricionistas

Seguro se han topado o han vivido la situación en (...)


 

COCINA Y SABOR Domingo en familia Los Freitas

Leonor de Fátima Faria Catanho Portugal le sabe a (...)

HOGAR Y ESTILO Lencería, ideas para mantenerla a punto

La lencería de la casa -sean toallas, sábanas, (...)



BLOGS
Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Votos matrimoniales

El momento de escribir los votos matrimoniales es uno de los más difíciles y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)




 
Cerrar
Abrir