ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
Notas
Síguenos desde:

COCINA

Cata de la Prosperidad para el 2018

Dayana Medina, directora de la Academia de Sommeliers de Venezuela, comparte sus recomendaciones para celebrar la llegada del Año Nuevo Chino, año del Perro de Tierra, con cuatro destacados productos venezolanos: ron, cocuy, chocolate y vino

por DAYANA MEDINA  |  imagen: ARCHIVO DIGITAL | DOMINGO 28 DE ENERO DE 2018

Desde el año 2009 realizo una actividad que decidí llamar "La Cata de la Prosperidad". Con pocos conocimientos sobre Feng Shui en ese momento, quería entender esa legendaria costumbre china de celebrar el Año Nuevo y, además, encontrar una excusa para reunir a los alumnos  y sommeliers de la Academia.

Así que, como sommelier y creyente del Feng Shui, diseñé un evento para conectarnos con la energía positiva donde el protagonista es el vino, que representa  salud y vida, junto a otros productos que he sumado con el pasar de los años.

Para hacerlo selecciono una cualidad por la que hay que trabajar cada año, luego de analizar el animal correspondiente al calendario chino. Dependiendo de la vibración o tema, selecciono un número de vinos con características que me permitan relacionarlos, y los vinculo para conseguir un triángulo perfecto que se completa con una rica comida que puede ser venezolana, asiática, italiana... lo importante es que tenga como ingredientes carne, cerdo, pollo, mariscos o pescado, piña, arroz, fideos y vegetales.

Perro de Tierra
Es importante saber que el Año Nuevo chino se inicia el 19 de febrero del 2018 y termina el 04 de febrero del 2019. El animal que entrará en vigencia es el perro cuyo elemento es la Tierra; este representa ternura, felicidad y lealtad. En este nuevo año se insiste en la unión y cuidado del núcleo familiar como receta para consolidar deseos y metas.

El elemento Tierra nos recuerda la importancia de estar anclados en nuestras raíces y sembrar realidades con constancia y persistencia. Si caminamos por la vida sin enemigos ni adversarios, conectados al amor incondicional con la ayuda de la energía del Todopoderoso, tendremos un excelente año, con un maravilloso pronóstico.

El cuatro es la clave
En esta oportunidad el objetivo de nuestra Cata de la Prosperidad es trabajar con cuatros chakras y cuatro cualidades en armonía perfecta con cuatro destacados productos venezolanos: ron, cocuy, chocolate y vino, acompañados con deliciosos platillos chinos; dos culturas unidas en esta maravillosa celebración para conectarnos con la energía del bienestar y el disfrute gastronómico, usando el mayor poder que es el amor, para así trasmutar el pasado, viviendo el presente con intensidad y proyectando el futuro inmediato y a largo plazo.

Iniciaremos la Cata con las burbujas de Bodegas Pomar, que representan la conexión con Dios, en el Chakra corona y como cualidad la espiritualidad, la necesidad de creer en algo, en nosotros mismos. El Pomar Brut es un vino que en su esencia tiene la frescura de la efervescencia, sus burbujas nos brindan aromas a parchita mezclados con pan y levadura que nos recuerdan esa cercanía con lo que sentimos pero no podemos tocar. Este es el momento de los abrebocas: Tamales de lechugas con vegetales y pollo, y las conocidas lumpias. 

Continuaremos con un cocuy elaborado 100% con agave, servido en armonía con pinchos de cerdo y cordero a la mongolesa (levemente picantes), representando el Chakra garganta; sus aromas a fruta cítrica y esas notas herbáceas típicas del agave venezolano nos recuerdan la fuerza que debemos tener para aprender a poner límites.

Seguimos con el banquete principal. Seleccionamos el Petit Verdot de Bodegas Pomar, un vino tinto con aromas a mora, flores, especias como clavo de olor, sándalo, con esa entrada triunfal que continua hasta el final, despidiéndose con fuerza. Nos recuerda el Chakra del corazón, todo aquello que debemos perdonar, olvidar y soltar. El vino de Petit Verdot es un vino exótico que bien podría ir con cerdo con perfume de mandarina, tallarines salteados con pollo y vegetales, arroz jazmín y vegetales Buda, todos representantes de la prosperidad.

Para cerrar esta experiencia, dos de nuestras más preciadas joyas: chocolate y ron. Un bombón con relleno de catara (picante del Amazonas) y los sabores de una tableta de Cacao de Origen que representan a la mujer venezolana, trabajadora incansable, acompañados con un ron de nivel preferiblemente con tendencia dulce, y aromas de papelón, caña, notas minerales o yodadas, recordando a ese hombre venezolano amoroso y consentidor, ambos armonizados con el Chakra del plexo, en el que se concentran los proyectos, trabajos, estudios, cierre de ciclos, el orden, la disciplina, la consideración, la tolerancia y el amor al prójimo.

INDICACIONES
1.-Antes del 19 de febrero ordenar. Sacar todo aquello que no hemos utilizado por seis meses para regalarlo a quien lo necesite.
2.-Honrar las deudas, no solo las monetarias, desde la satisfacción de hacerlo sin rabia y queja.
3.-Agradecer a nuestros padres y ancestros por nuestros orígenes.
4.-Perdonar y soltar todo aquello que parece una piedra de tranca.
5.-Limpiar muy bien tus espacios, casa, oficina, carro.
6.-Realizar una lista con las metas en presente, como si ya las hubiéramos alcanzado, sin dudar, con todos los detalles, (Evitar decir yo quiero, ya que se refiere a un sentimiento, y emplear yo viajo, yo tengo, yo soy).
7.-Una vez realizada la lista con tus deseos o pedidos evitar repetirla. Debemos dejar que todo fluya, de lo contrario transmitiremos duda y miedo, alejando lo que más deseamos.
8.-Este nuevo año para Venezuela es de crecimiento y conexión familiar, de valorar lo que somos; un año para aprender a ser tolerantes, trabajando con un nuevo suiche: elevar nuestra vibración desde el amor incondicional.
9.-Disfrutar de una cena en familia con los siguientes ingredientes: pollo, cerdo, carne, pescado, mariscos, arroz, pasta, piña, vegetales, dulces, granos y ajonjolí.
10.-Regalar sobres y monedas chinos, vestirnos de colores alegres, sonreír y conectar con la energía de la alegría.
 

 
 
 
 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 



 
 
 
 
 

 


 
 
 
 

'> -->

Desde el año 2009 realizo una actividad que decidí llamar "La Cata de la Prosperidad". Con pocos conocimientos sobre Feng Shui en ese momento, quería entender esa legendaria costumbre china de celebrar el Año Nuevo y, además, encontrar una excusa para reunir a los alumnos  y sommeliers de la Academia.

Así que, como sommelier y creyente del Feng Shui, diseñé un evento para conectarnos con la energía positiva donde el protagonista es el vino, que representa  salud y vida, junto a otros productos que he sumado con el pasar de los años.

Para hacerlo selecciono una cualidad por la que hay que trabajar cada año, luego de analizar el animal correspondiente al calendario chino. Dependiendo de la vibración o tema, selecciono un número de vinos con características que me permitan relacionarlos, y los vinculo para conseguir un triángulo perfecto que se completa con una rica comida que puede ser venezolana, asiática, italiana... lo importante es que tenga como ingredientes carne, cerdo, pollo, mariscos o pescado, piña, arroz, fideos y vegetales.

Perro de Tierra
Es importante saber que el Año Nuevo chino se inicia el 19 de febrero del 2018 y termina el 04 de febrero del 2019. El animal que entrará en vigencia es el perro cuyo elemento es la Tierra; este representa ternura, felicidad y lealtad. En este nuevo año se insiste en la unión y cuidado del núcleo familiar como receta para consolidar deseos y metas.

El elemento Tierra nos recuerda la importancia de estar anclados en nuestras raíces y sembrar realidades con constancia y persistencia. Si caminamos por la vida sin enemigos ni adversarios, conectados al amor incondicional con la ayuda de la energía del Todopoderoso, tendremos un excelente año, con un maravilloso pronóstico.

El cuatro es la clave
En esta oportunidad el objetivo de nuestra Cata de la Prosperidad es trabajar con cuatros chakras y cuatro cualidades en armonía perfecta con cuatro destacados productos venezolanos: ron, cocuy, chocolate y vino, acompañados con deliciosos platillos chinos; dos culturas unidas en esta maravillosa celebración para conectarnos con la energía del bienestar y el disfrute gastronómico, usando el mayor poder que es el amor, para así trasmutar el pasado, viviendo el presente con intensidad y proyectando el futuro inmediato y a largo plazo.

Iniciaremos la Cata con las burbujas de Bodegas Pomar, que representan la conexión con Dios, en el Chakra corona y como cualidad la espiritualidad, la necesidad de creer en algo, en nosotros mismos. El Pomar Brut es un vino que en su esencia tiene la frescura de la efervescencia, sus burbujas nos brindan aromas a parchita mezclados con pan y levadura que nos recuerdan esa cercanía con lo que sentimos pero no podemos tocar. Este es el momento de los abrebocas: Tamales de lechugas con vegetales y pollo, y las conocidas lumpias. 

Continuaremos con un cocuy elaborado 100% con agave, servido en armonía con pinchos de cerdo y cordero a la mongolesa (levemente picantes), representando el Chakra garganta; sus aromas a fruta cítrica y esas notas herbáceas típicas del agave venezolano nos recuerdan la fuerza que debemos tener para aprender a poner límites.

Seguimos con el banquete principal. Seleccionamos el Petit Verdot de Bodegas Pomar, un vino tinto con aromas a mora, flores, especias como clavo de olor, sándalo, con esa entrada triunfal que continua hasta el final, despidiéndose con fuerza. Nos recuerda el Chakra del corazón, todo aquello que debemos perdonar, olvidar y soltar. El vino de Petit Verdot es un vino exótico que bien podría ir con cerdo con perfume de mandarina, tallarines salteados con pollo y vegetales, arroz jazmín y vegetales Buda, todos representantes de la prosperidad.

Para cerrar esta experiencia, dos de nuestras más preciadas joyas: chocolate y ron. Un bombón con relleno de catara (picante del Amazonas) y los sabores de una tableta de Cacao de Origen que representan a la mujer venezolana, trabajadora incansable, acompañados con un ron de nivel preferiblemente con tendencia dulce, y aromas de papelón, caña, notas minerales o yodadas, recordando a ese hombre venezolano amoroso y consentidor, ambos armonizados con el Chakra del plexo, en el que se concentran los proyectos, trabajos, estudios, cierre de ciclos, el orden, la disciplina, la consideración, la tolerancia y el amor al prójimo.

INDICACIONES
1.-Antes del 19 de febrero ordenar. Sacar todo aquello que no hemos utilizado por seis meses para regalarlo a quien lo necesite.
2.-Honrar las deudas, no solo las monetarias, desde la satisfacción de hacerlo sin rabia y queja.
3.-Agradecer a nuestros padres y ancestros por nuestros orígenes.
4.-Perdonar y soltar todo aquello que parece una piedra de tranca.
5.-Limpiar muy bien tus espacios, casa, oficina, carro.
6.-Realizar una lista con las metas en presente, como si ya las hubiéramos alcanzado, sin dudar, con todos los detalles, (Evitar decir yo quiero, ya que se refiere a un sentimiento, y emplear yo viajo, yo tengo, yo soy).
7.-Una vez realizada la lista con tus deseos o pedidos evitar repetirla. Debemos dejar que todo fluya, de lo contrario transmitiremos duda y miedo, alejando lo que más deseamos.
8.-Este nuevo año para Venezuela es de crecimiento y conexión familiar, de valorar lo que somos; un año para aprender a ser tolerantes, trabajando con un nuevo suiche: elevar nuestra vibración desde el amor incondicional.
9.-Disfrutar de una cena en familia con los siguientes ingredientes: pollo, cerdo, carne, pescado, mariscos, arroz, pasta, piña, vegetales, dulces, granos y ajonjolí.
10.-Regalar sobres y monedas chinos, vestirnos de colores alegres, sonreír y conectar con la energía de la alegría.
 

 
 
 
 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 



 
 
 
 
 

 


 
 
 
 

'> -->

Desde el año 2009 realizo una actividad que decidí llamar "La Cata de la Prosperidad". Con pocos conocimientos sobre Feng Shui en ese momento, quería entender esa legendaria costumbre china de celebrar el Año Nuevo y, además, encontrar una excusa para reunir a los alumnos  y sommeliers de la Academia.

Así que, como sommelier y creyente del Feng Shui, diseñé un evento para conectarnos con la energía positiva donde el protagonista es el vino, que representa  salud y vida, junto a otros productos que he sumado con el pasar de los años.

Para hacerlo selecciono una cualidad por la que hay que trabajar cada año, luego de analizar el animal correspondiente al calendario chino. Dependiendo de la vibración o tema, selecciono un número de vinos con características que me permitan relacionarlos, y los vinculo para conseguir un triángulo perfecto que se completa con una rica comida que puede ser venezolana, asiática, italiana... lo importante es que tenga como ingredientes carne, cerdo, pollo, mariscos o pescado, piña, arroz, fideos y vegetales.

Perro de Tierra
Es importante saber que el Año Nuevo chino se inicia el 19 de febrero del 2018 y termina el 04 de febrero del 2019. El animal que entrará en vigencia es el perro cuyo elemento es la Tierra; este representa ternura, felicidad y lealtad. En este nuevo año se insiste en la unión y cuidado del núcleo familiar como receta para consolidar deseos y metas.

El elemento Tierra nos recuerda la importancia de estar anclados en nuestras raíces y sembrar realidades con constancia y persistencia. Si caminamos por la vida sin enemigos ni adversarios, conectados al amor incondicional con la ayuda de la energía del Todopoderoso, tendremos un excelente año, con un maravilloso pronóstico.

El cuatro es la clave
En esta oportunidad el objetivo de nuestra Cata de la Prosperidad es trabajar con cuatros chakras y cuatro cualidades en armonía perfecta con cuatro destacados productos venezolanos: ron, cocuy, chocolate y vino, acompañados con deliciosos platillos chinos; dos culturas unidas en esta maravillosa celebración para conectarnos con la energía del bienestar y el disfrute gastronómico, usando el mayor poder que es el amor, para así trasmutar el pasado, viviendo el presente con intensidad y proyectando el futuro inmediato y a largo plazo.

Iniciaremos la Cata con las burbujas de Bodegas Pomar, que representan la conexión con Dios, en el Chakra corona y como cualidad la espiritualidad, la necesidad de creer en algo, en nosotros mismos. El Pomar Brut es un vino que en su esencia tiene la frescura de la efervescencia, sus burbujas nos brindan aromas a parchita mezclados con pan y levadura que nos recuerdan esa cercanía con lo que sentimos pero no podemos tocar. Este es el momento de los abrebocas: Tamales de lechugas con vegetales y pollo, y las conocidas lumpias. 

Continuaremos con un cocuy elaborado 100% con agave, servido en armonía con pinchos de cerdo y cordero a la mongolesa (levemente picantes), representando el Chakra garganta; sus aromas a fruta cítrica y esas notas herbáceas típicas del agave venezolano nos recuerdan la fuerza que debemos tener para aprender a poner límites.

Seguimos con el banquete principal. Seleccionamos el Petit Verdot de Bodegas Pomar, un vino tinto con aromas a mora, flores, especias como clavo de olor, sándalo, con esa entrada triunfal que continua hasta el final, despidiéndose con fuerza. Nos recuerda el Chakra del corazón, todo aquello que debemos perdonar, olvidar y soltar. El vino de Petit Verdot es un vino exótico que bien podría ir con cerdo con perfume de mandarina, tallarines salteados con pollo y vegetales, arroz jazmín y vegetales Buda, todos representantes de la prosperidad.

Para cerrar esta experiencia, dos de nuestras más preciadas joyas: chocolate y ron. Un bombón con relleno de catara (picante del Amazonas) y los sabores de una tableta de Cacao de Origen que representan a la mujer venezolana, trabajadora incansable, acompañados con un ron de nivel preferiblemente con tendencia dulce, y aromas de papelón, caña, notas minerales o yodadas, recordando a ese hombre venezolano amoroso y consentidor, ambos armonizados con el Chakra del plexo, en el que se concentran los proyectos, trabajos, estudios, cierre de ciclos, el orden, la disciplina, la consideración, la tolerancia y el amor al prójimo.

INDICACIONES
1.-Antes del 19 de febrero ordenar. Sacar todo aquello que no hemos utilizado por seis meses para regalarlo a quien lo necesite.
2.-Honrar las deudas, no solo las monetarias, desde la satisfacción de hacerlo sin rabia y queja.
3.-Agradecer a nuestros padres y ancestros por nuestros orígenes.
4.-Perdonar y soltar todo aquello que parece una piedra de tranca.
5.-Limpiar muy bien tus espacios, casa, oficina, carro.
6.-Realizar una lista con las metas en presente, como si ya las hubiéramos alcanzado, sin dudar, con todos los detalles, (Evitar decir yo quiero, ya que se refiere a un sentimiento, y emplear yo viajo, yo tengo, yo soy).
7.-Una vez realizada la lista con tus deseos o pedidos evitar repetirla. Debemos dejar que todo fluya, de lo contrario transmitiremos duda y miedo, alejando lo que más deseamos.
8.-Este nuevo año para Venezuela es de crecimiento y conexión familiar, de valorar lo que somos; un año para aprender a ser tolerantes, trabajando con un nuevo suiche: elevar nuestra vibración desde el amor incondicional.
9.-Disfrutar de una cena en familia con los siguientes ingredientes: pollo, cerdo, carne, pescado, mariscos, arroz, pasta, piña, vegetales, dulces, granos y ajonjolí.
10.-Regalar sobres y monedas chinos, vestirnos de colores alegres, sonreír y conectar con la energía de la alegría.
 

 
 
 
 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 



 
 
 
 
 

 


 
 
 
 

'> -->

Desde el año 2009 realizo una actividad que decidí llamar "La Cata de la Prosperidad". Con pocos conocimientos sobre Feng Shui en ese momento, quería entender esa legendaria costumbre china de celebrar el Año Nuevo y, además, encontrar una excusa para reunir a los alumnos  y sommeliers de la Academia.

Así que, como sommelier y creyente del Feng Shui, diseñé un evento para conectarnos con la energía positiva donde el protagonista es el vino, que representa  salud y vida, junto a otros productos que he sumado con el pasar de los años.

Para hacerlo selecciono una cualidad por la que hay que trabajar cada año, luego de analizar el animal correspondiente al calendario chino. Dependiendo de la vibración o tema, selecciono un número de vinos con características que me permitan relacionarlos, y los vinculo para conseguir un triángulo perfecto que se completa con una rica comida que puede ser venezolana, asiática, italiana... lo importante es que tenga como ingredientes carne, cerdo, pollo, mariscos o pescado, piña, arroz, fideos y vegetales.

Perro de Tierra
Es importante saber que el Año Nuevo chino se inicia el 19 de febrero del 2018 y termina el 04 de febrero del 2019. El animal que entrará en vigencia es el perro cuyo elemento es la Tierra; este representa ternura, felicidad y lealtad. En este nuevo año se insiste en la unión y cuidado del núcleo familiar como receta para consolidar deseos y metas.

El elemento Tierra nos recuerda la importancia de estar anclados en nuestras raíces y sembrar realidades con constancia y persistencia. Si caminamos por la vida sin enemigos ni adversarios, conectados al amor incondicional con la ayuda de la energía del Todopoderoso, tendremos un excelente año, con un maravilloso pronóstico.

El cuatro es la clave
En esta oportunidad el objetivo de nuestra Cata de la Prosperidad es trabajar con cuatros chakras y cuatro cualidades en armonía perfecta con cuatro destacados productos venezolanos: ron, cocuy, chocolate y vino, acompañados con deliciosos platillos chinos; dos culturas unidas en esta maravillosa celebración para conectarnos con la energía del bienestar y el disfrute gastronómico, usando el mayor poder que es el amor, para así trasmutar el pasado, viviendo el presente con intensidad y proyectando el futuro inmediato y a largo plazo.

Iniciaremos la Cata con las burbujas de Bodegas Pomar, que representan la conexión con Dios, en el Chakra corona y como cualidad la espiritualidad, la necesidad de creer en algo, en nosotros mismos. El Pomar Brut es un vino que en su esencia tiene la frescura de la efervescencia, sus burbujas nos brindan aromas a parchita mezclados con pan y levadura que nos recuerdan esa cercanía con lo que sentimos pero no podemos tocar. Este es el momento de los abrebocas: Tamales de lechugas con vegetales y pollo, y las conocidas lumpias. 

Continuaremos con un cocuy elaborado 100% con agave, servido en armonía con pinchos de cerdo y cordero a la mongolesa (levemente picantes), representando el Chakra garganta; sus aromas a fruta cítrica y esas notas herbáceas típicas del agave venezolano nos recuerdan la fuerza que debemos tener para aprender a poner límites.

Seguimos con el banquete principal. Seleccionamos el Petit Verdot de Bodegas Pomar, un vino tinto con aromas a mora, flores, especias como clavo de olor, sándalo, con esa entrada triunfal que continua hasta el final, despidiéndose con fuerza. Nos recuerda el Chakra del corazón, todo aquello que debemos perdonar, olvidar y soltar. El vino de Petit Verdot es un vino exótico que bien podría ir con cerdo con perfume de mandarina, tallarines salteados con pollo y vegetales, arroz jazmín y vegetales Buda, todos representantes de la prosperidad.

Para cerrar esta experiencia, dos de nuestras más preciadas joyas: chocolate y ron. Un bombón con relleno de catara (picante del Amazonas) y los sabores de una tableta de Cacao de Origen que representan a la mujer venezolana, trabajadora incansable, acompañados con un ron de nivel preferiblemente con tendencia dulce, y aromas de papelón, caña, notas minerales o yodadas, recordando a ese hombre venezolano amoroso y consentidor, ambos armonizados con el Chakra del plexo, en el que se concentran los proyectos, trabajos, estudios, cierre de ciclos, el orden, la disciplina, la consideración, la tolerancia y el amor al prójimo.

INDICACIONES
1.-Antes del 19 de febrero ordenar. Sacar todo aquello que no hemos utilizado por seis meses para regalarlo a quien lo necesite.
2.-Honrar las deudas, no solo las monetarias, desde la satisfacción de hacerlo sin rabia y queja.
3.-Agradecer a nuestros padres y ancestros por nuestros orígenes.
4.-Perdonar y soltar todo aquello que parece una piedra de tranca.
5.-Limpiar muy bien tus espacios, casa, oficina, carro.
6.-Realizar una lista con las metas en presente, como si ya las hubiéramos alcanzado, sin dudar, con todos los detalles, (Evitar decir yo quiero, ya que se refiere a un sentimiento, y emplear yo viajo, yo tengo, yo soy).
7.-Una vez realizada la lista con tus deseos o pedidos evitar repetirla. Debemos dejar que todo fluya, de lo contrario transmitiremos duda y miedo, alejando lo que más deseamos.
8.-Este nuevo año para Venezuela es de crecimiento y conexión familiar, de valorar lo que somos; un año para aprender a ser tolerantes, trabajando con un nuevo suiche: elevar nuestra vibración desde el amor incondicional.
9.-Disfrutar de una cena en familia con los siguientes ingredientes: pollo, cerdo, carne, pescado, mariscos, arroz, pasta, piña, vegetales, dulces, granos y ajonjolí.
10.-Regalar sobres y monedas chinos, vestirnos de colores alegres, sonreír y conectar con la energía de la alegría.
 

 
 
 
 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 



 
 
 
 
 

 


 
 
 
 



Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Mascotas adoptadas, las más agradecidas

Las costillas se le podían contar; no tenía un (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Recupera tu energía

En esos momentos en que estás sometido a una avalancha de textos, videos y (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

El paisaje del Penedés en tres copas

520 años tiene Bodegas Raventos i Blanc, bodega de tradición familiar en la (...)

Pare y respire

He visto en varias esquinas la señal de transito conocida por todos que dice: (...)




 
Cerrar
Abrir