PESCADOS

Pescado en versión niños

Recomendaciones para hacer atractivos los platos con esta proteína de alto valor biológico que aporta también vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales

por CARMEN ISABEL MARACARA  |  DOMINGO 21 DE JULIO DE 2013
El pescado suele ser el gran ausente de las mesas urbanas y más aún cuando se trata de niños por el fuerte sabor de algunas variedades, las espinas y a veces la imposibilidad de conseguirlo realmente fresco.

No obstante, vale la pena hacer el esfuerzo de incorporarlo a la dieta y enseñar a los más pequeños a consumirlo, pues su ingesta conlleva importantes beneficios para la salud cardiovascular –sobre todo los azules-, aporta menos calorías que otras proteínas, es fácil de digerir y constituye una fuente importante de ácidos grasos.

Arsenal de opciones
- Prefiera los filetes sin espinas o rodajas; a los niños les puede impresionar además la visión del pescado completo con la cabeza, así que decántese por estas piezas.

- Las variedades de carnes blancas como merluza, mero, curvina suelen ser más apetecibles.

- En versión enlatada, el atún en agua es una excelente opción para preparar hamburguesas, croquetas o albóndigas, aunque para estas recetas también funcionan los filetes de otros pescados frescos desmenuzados.

- Aunque la sardina tiene un sabor fuerte para los niños, las enlatadas en filetes, ahumadas, pueden incorporarse como el atún a preparaciones de bolitas para freír.

- Las opciones más atractivas para cocinar el pescado para estos paladares delicadas es hacerlo empanizado, rebosado, al horno o al papillote; la versión a la plancha o hervida no suele gustarle a los niños.

- La salsa tártara, mezcla de mayonesa con pepinillos picados, alcaparras, cebollín, mostaza, sal, pimienta y limón o vinagre es muy adecuada para enmascarar el sabor del pescado; también puede servir otra salsa de preferencia del pequeño.

- Para que la masa base de croquetas, hamburguesas o albóndigas no resulte con un sabor penetrante puede aligerarlas agregando papa hervida, zanahoria cruda rallada, un poco de queso rallado, perejil picado finamente, entre otras opciones. También puede aliñar la mezcla con un toque de limón.

- Los pescados consistentes, como el atún fresco, el salmón, el dorado o el róbalo pueden cortarse en palitos largos, rebosar con huevo y sofreír ligeramente. Coloque salsa rosada o tártara y será un plato divertido para ellos.

-Un poco de algún pescado desmenuzado puede ser la base proteica de alguna salsa de tomate para pastas o de un arroz con vegetales.

- Otra opción que gusta a los niños son los gratinados. Pruebe a realizar una cama con papas sancochadas bañadas en salsa blanca o bechamel, luego una capa de filetes de merluza o curvina cocida al vapor, de nuevo las papas con la salsa y así sucesivamente. Termine con salsa blanca y una buena cantidad de queso parmesano. Cocine hasta gratinar. Sirva con una ensalada fresca.

- La ensalada cocida de papas, zanahorias y guisantes puede convertirse en un plato completo si le añade atún en lata o algún otro pescado blanco, cocido y desmenuzado.

- Si bien las empanadas de cazón u otro pescado no son las favoritas de los niños, pruebe a hacer una mezcla que lleve cuadritos de papas sancochadas –como los rellenos de los pastelitos andinos-, agregue un buen sofrito con tomate y cebolla y los convencerá.

- Algo que nunca falla para enseñar a los niños a comer mejor es incorporarlos a las tareas de la cocina. Prepare las recetas de pescados con ellos, invítelos a que le agreguen su toque especial y así estarán más animados a probar este nuevo sabor.

Una receta: pudín de atún
Una receta apta para vacaciones, extraída de un recetario del Instituto Nacional de Nutrición, que puede servir para un picnic. Acompáñela con papas al vapor y una ensalada ligera.

Para ocho raciones requerirá un kilo de atún fresco, tres tazas de salsa bechamel, una cucharadita de mostaza, tres cucharadas de pan rallado, una cebolla, dos limones, sal y pimienta al gusto.

Limpie bien el atún y córtelo en trozos, móntelo al fuego en una olla con el agua, sal y aceite indicado y déjelo hervir por 15 minutos. Desmenúcelo después de cocido.

Prepare tres tazas de salsa bechamel y mezcle con ella el atún desmenuzado. Engrase un molde con aceite y cúbralo con una capa de pan rallado, coloque en él la mezcla anterior y hornéela a 300 grados centígrados por media hora.


Relacionado con: pescado, cocina para niños

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

ENTRETENIMIENTO Soy feo desde que nací

Se escucha el tema Apriétame de Ronald Borjas y (...)


 

BELLEZA Y MODA A un paso del altar

Una mujer con vestidos ligeros y simples -en (...)

CUERPO Y MENTE Entrenadores vs nutricionistas

s eguro se han topado o han vivido la situación (...)


 

COCINA Y SABOR Domingo en familia Los Freitas

Leonor de Fátima Faria Catanho Portugal le sabe a (...)

HOGAR Y ESTILO Lencería, ideas para mantenerla a punto

La lencería de la casa -sean toallas, sábanas, (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Los sabores portugueses de Los Freitas

Hacer la serie de crónicas gastronómicas Domingo en familia, junto con Natalia (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Haz tu trabajo para sanar

Hola, hay personas que se quejan de que sus oraciones no son escuchadas, otras (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

Otras alternativas para tu torta de boda

Sabemos lo importante que es la torta de bodas para la novia, cada una quiere (...)




 
Cerrar
Expandir