COCINA CRIOLLA

¡Y le pagaría con un tostón!

El nombre del sencillo pero popular y delicioso plato, así como el de patacón, se habría originado en una moneda colonial de uso en varios países del continente.

por CARMEN ISABEL MARACARA  |  MIÉRCOLES 29 DE MAYO DE 2013
El versátil plátano junto al cambur o banano es una de las frutas más cultivadas en el mundo, antecedida solo por la uva, la naranja y la manzana, lo que no es de extrañar pues es de fácil incorporación a multitud de platos, es económica y de fácil reproducción y cultivo. Y aunque para los no entendidos sea difícil de creer, la planta de donde proceden ambas musáceas –su género botánico- "no es un árbol sino una megaforbia, una hierba gigante", explica el ingeniero agrónomo Ernesto Vergara Cantillo, en el blog apiciusysuslibros.blogspot.com.

Proveniente del Sudeste Asiático, luego se extendió progresivamente por el mundo. De la lejana África y de Europa (islas Canarias) llegó a América de mano de los colonizadores portugueses y españoles, convirtiéndose así en un sustento importante para grandes poblaciones en el continente americano.

Su nombre científico es Musa paradisíaca, que equivale a decir: Musa sapientum, alimento de la sabiduría, el que derivaría de la descripción de Plinio El Viejo en su libro XII: "que la musa que anda en el Paraíso, está detrás del árbol aquel que los sabios comen", de ahí se derivó el nombre científico de Musa paradisiaca.

Es emblemático en la cocina de países asiáticos como India –aparece incluso en el Ramayana, un antiguo poema épico escrito en sánscrito -, Indonesia, Madagascar, Hawai, en buena parte de África y en Sur y Centroamérica, donde se consume como verdura, ya que requiere ser hervido, cocido o frito, aunque también forma parte de sopas, postres, harinas.


Una moneda antigua
Corte un plátano verde en rodajas gruesas de cinco centímetros, fríalas en un sartén con aceite caliente por unos minutos hasta dorar, sáquelas, déjelas enfriar un poco, aplánelas con la ayuda de una tabla, una "tostonera" o un mazo de madera y vuélvalas a freír. Sazónelas con sal -y si quiere ajo- y tendrá un rico tentempié que gusta tanto a grandes como a niños.

Pero cuando observe ese gran círculo dorado, conocido en la mayor parte del país como tostón y en el estado Zulia como patacón, piense que podría tratarse de una moneda gastronómica...

Pues sí, el patacón o también tostón, fue una moneda habitual en la Colonia, que circuló en varios países sudamericanos, de escaso valor, que le habría dado su nombre, por el parecido, al popular plato. Mentira o verdad, lo cierto es que no es descabellado pensar que su figura y color recreen la forma de una moneda.


Tostones continentales
Aunque la venezolanidad se exprese en platos como los tostones o los patacones, lo cierto es que estos se repiten en varios países latinoamericanos, especialmente de la región caribeña como Colombia, Panamá, Ecuador, República Dominicana, Cuba, Puerto Rico y Haití. Aunque menos popular, también se ha extendido la preparación a países andinos como Perú,  Bolivia, Ecuador.

Se realiza con plátano verde, en la forma ya descrita, aunque también existen otras versiones que dan lugar a un gran patacón; para esto debe quitar la cáscara a un plátano verde, partir el fruto en dos mitades a lo largo y sofreír en aceite caliente, luego se sacan, se aplastan y se vuelve a llevar al sartén hasta que quede crujientes.

Si prefiere una opción más ligera, hay quien propone hervir en agua,  por unos cinco minutos solamente, el plátano entero pelado, luego se aplana formando un plato o tabla, se deja de un centímetro de espesor y se fríe en aceite bien caliente por 10 minutos.

En la costa caribeña de Colombia, los patacones acompañan platos con pescado frito o carne, huevos revueltos, guisos, embutidos, se agregan a sopas o simplemente se toman como entremeses; un desayuno típico puede ser patacones con queso costeño y café con leche. En Antioquia forman parte de la bandeja paisa o de la sopa de arroz.

En Panamá acompañan platos de carne, pescados y también se suelen servir en el desayuno con huevos fritos, queso, jamón. En Ecuador, además de esa misma forma de consumir, pueden estar presentes como acompañantes del ceviche y otros platos de mariscos.

En Venezuela el sencillo tostón circula de bolsita en bolsita durante los condumios de todo el día, como acompañante de platos salados, como pasapalo enriquecido con guasacaca o simplemente aderezado con sal y ajo, mientras que su versión zuliana, el barroco y delicioso patacón, se convierte en soporte de todo género de comestibles: ensalada rallada, quesos rallados, jamón, pernil, salsa ketchup, salsa rosada, mayonesa y mostaza.

En República Dominicana y Puerto Rico también se le denomina tostón y en Haití bannann peze, acompañando pescados, carne, pollo o cochino frito –el popular griot haitiano o simplemente con salsa de tomate.

Muy rico en potasio y almidón, tanto el plátano como el cambur contienen triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, que le ayudará a dormir, por lo que esta fruta es una buena y barata opción para alimentarse y relajarse.


@palabracierta1

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

¿Cómo puedes dirigir una empresa, si no puedes dirigirte a ti mismo?

En la mente humana habita el bien y el mal, la locura y la cordura, el amor y (...)

Solo de cine, RAÚL CHACÓN SOTO

¿Qué ver del Festival de Cine Español?

Este 24 de octubre empieza uno de los festivales de cine más esperados por los (...)

Un Gazpacho especial para los niños

En España, cada casa tiene su receta de gazpacho. Y como cada quien lo prepara (...)




 
Cerrar
Expandir