GASTRONOMÍA

El espíritu amoroso del arroz

Poeta, fotógrafo, artista plástico y cocinero, Enrique Hernández-D'Jesús ofrece en su libro La Espiga Plateada más de 100 recetas con el mítico cereal.

por CARMEN ISABEL MARACARA  |  DOMINGO 4 DE NOVIEMBRE DE 2012
Su pasión culinaria se inició en la niñez, en la trastienda de la heladería paterna en su Mérida natal, la que alternaba con otras exquisiteces como quesos, jamones, especias y otras mercaderías de gourmet. Y se convirtió en un amor por el gusto hacia la vida, los fogones, la poesía, la fotografía, el arte, que lo ha acompañado durante toda su vida.

Enrique Hernández-D'Jesús es autor de más de una veintena de libros de literatura y fotografía; fue el poeta homenajeado del 8vo Festival Mundial de Poesía realizado durante el mes de junio en Venezuela y su obra artística ha sido expuesta en museos y galerías tanto dentro como fuera del país. Pero tiene una vocación inalienable por la cocina, presente en su vida y en su obra poética, donde aparecen versos aderezados con sal y pimienta, con "recetas realizables", como él mismo asegura, a lo que se suman libros dedicados exclusivamente al buen yantar, condimentados esta vez con buena poesía.
Su última obra en esta materia híbrida de literatura y gastronomía es La espiga plateada : el espíritu amoroso del arroz (Ministerio del Poder Popular para la Cultura / Fundación Editorial El perro y la Rana), una cuidada y bella edición con dibujos de Carlos Contramaestre. Si usted aún no se ha enamorado del arroz, le será imposible no hacerlo con este recorrido histórico desde sus orígenes hasta nuestros días; con recetas de lejanas tierras y de la patria afectiva de aromas y sabores; unas propias, otras inventadas o inspiradas en la tradición; algunas de amigos que le regalaron sus secretos en cartas o encuentros al calor de las ollas humeantes; unas de platos para enamorar y algunas para conjurar el despecho. En fin, un libro para paladear y sentir, para ser feliz y adentrarse en el goce sensorial de los sabores, con el humor como buena compañía.

Para novatos y expertos
Hacer un buen arroz, sueltecito y aromático, un sencillo arroz blanco, tiene sus secretos. Así como adentrarse en las maravillas de paellas, risottos, arroces mezclados con carnes y vegetales o para platos dulces y bebidas. Hernández-D'Jesús, en esta obra, le guiará con sabias palabras por todo este tránsito y así podrá saber que uno preparado con camarones, calamares y langostinos estará listo para agregarle los guisantes, el arroz y la soya, cuando la preparación tenga "el color dorado de los atardeceres en el Parque de Luxemburgo caminando con Marguerite Duras", una reconocida escritora francesa a la que le dio a probar uno de sus condumios durante su estancia en París.
Un singular "Arroz Remembranzas de Hungría", cuya autoría pertenece a su amigo Andrés Ortega, lleva en la base de la preparación siete hojas de laurel en círculo, las que debe colocar al tiempo que "se dice 7 veces: Esto me hará sano, fuerte y feliz", con lo que la cocina servirá también de alquimia benéfica para el cuerpo y el espíritu. Esta receta, junto a otra también húngara, tiene la singularidad de ser preparada a modo de pasticho, por capas de arroz, ciruelas, alcaparras, cebollas, pasitas, agua y vino blanco, la que se debe revolver al final y servirse a ocho comensales que se cuiden la figura o en su defecto "un solo mortal puede dar cuenta de todo el contenido de la olla (sin las hojas de laurel, por supuesto)".
El libro incluye también una antología poética de los escritores y artistas enamorados de los sartenes; platos dulces y salados; muy sencillos, sutiles o muy lujosos y barrocos, pero todos sublimes, muy bien descritos y soñados. Un divertido y amplio glosario cierra con broche de oro la obra, en el que aprenderá que la palabra amigo significa: "El que siempre dice que está muy bueno el plato"; que el cabello de ángel es "un pantano de fibras doradas con sabor almibarado que concurre a la mesa de Navidad"; que comestible "es el beso de la amada en todo momento" y que las salchichas andinas son "una variante de las butifarras catalanas", entre otras enseñanzas. Un libro para soñadores, de alto vuelo poético.

Dos recetas
Arroz con espinacas
"Arroz preparado con agua de espinacas, y rodeado de espinacas pasadas al estímulo de una mantequilla derretida y caliente. Estas hojas darán vueltas. Un leve paso de pimienta blanca y un toque de comprender la repetición, el mundo lejano donde los seres permanecen en silencio y aparecen pálidos, grises, llenos de situaciones extrañas, diferentes, tratando de ser originales. La repetición no es original, se repite". (Pág. 111)
Arroz para ver la luna prolongarse en la noche
"Arroz con chisporroteos de almendras, piñones, nueces y un toque de cebollín crudo. Al lado, yogur simple con comino, célery y rábano. Y después vea la luna". (Pág. 107)
  


Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Los nuevos sonidos de Rubén Blades

"Cuando tienes más pasado que futuro no debes (...)

ENTRETENIMIENTO Amal Alamuddin, la prometida de George Clooney

Por ahora se habla del 12 de septiembre de 2014 (...)


 

BELLEZA Y MODA Jennifer Saa, la perla negra del modelaje

Poco o nada imaginaba en su niñez esta mulata (...)

CUERPO Y MENTE Plantas: Nuevas esperanzas contra la diabetes

El color violeta de sus flores engalana pastos (...)


 

COCINA Y SABOR Momento té con Gabriela Prieto

"Me gusta pensar en el té como ese espacio de (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Transparencias de pies a cabeza?

Sabemos que las transparencias en la ropa son una tendencia bastante romántica (...)

¿De dónde viene la comida?

Todos los que tenemos la responsabilidad de alimentar a un niño nos hemos (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

5 Ideas controversiales para tu boda

Según algunas opiniones, estas ideas son las más controversiales para el día de (...)




 
Cerrar
Expandir