compartir
 

CUERPO Y MENTE

VERDE ES QUE TE QUIERO VER…

¡Ay! Pero qué bolsa

por VERÓNICA PÉREZ | imagen: | MARTES 27 DE ABRIL DE 2010

Cada vez que voy a la panadería cerca de mi casa, la muchacha que empaca sabe que no soy muy amiga de las bolsas de plástico. Mi mamá comenzó con esto y ya lo hemos asumido en casa como algo normal. Inclusive, estamos diseñando nuestras propias bolsas para no tener que usar las de papel y sólo tener plásticas biodegradables para el uso dentro del hogar. Pero escapar de las bolsas cada vez es más difícil. Hace unos días estuve comprando una medicina en una de estas cadenas de farmacia. Al cancelar el jarabe, le pedí al joven que lo dejara fuera de la bolsa. Vamos, era sólo UNA cajita (que ya de por sí internamente tiene cartón, plástico y vidrio), sin embargo me explicó que todo el que compra debe salir con su bolsa, a lo que respondí "pero si tengo la factura" (más papel, por cierto). Pero nada funcionó. Hasta el vigilante se acercó para verificar que todo estuviera en orden… al final de cuentas tuve que salir con mi respectiva bolsita.

Para mí es una gran inquietud. Cada vez que compramos algo se presentan inconvenientes puesto que la gente te toma como loco cuando dices que no quieres una bolsa o que ya tienes una dónde llevarlo. También ocurre cuando, por ejemplo, compramos queso o jamón, productos que son colocados en bandejas blancas de anime y envueltos en plástico. ¿Qué tiene que no podemos llevar nuestros envases desde casa que evitan la proliferación de productos que dañan el ambiente?

Una bolsa puede tardar más de 100 años en formar parte del ambiente. Eso si antes no se enreda en el cuello del algún pájaro o es tragada por algún mamífero acuático. Del anime, ni hablar. Es casi imposible que se destruya.

¿Qué podemos hacer?
Pelea por tus derechos. Si no quieres bolsa, por qué te van a obligar a usar una bolsa. La próxima vez salgo con mi ella, dejo la medicina en el carro y la devuelvo para que sea usada por otra persona.

Lleva tu propia bolsa de mercado. Hay bolsos de tela de paracaídas que son muy económicos y se pueden doblar bastante, además no pesan. Éstos son fuertes y aguantan productos mojados, por lo que son muy recomendables para hacer las compras.

Asiste a los mercados cuyas bolsas son biodegradables. ¿Cómo puedes saberlo? Pues en las bolsas está impreso el símbolo del reciclaje, mismo que está en la imagen que acompaña este comentario. Si estos tipos de mercados no son de tu gusto, pues escribe a los encargados de las cadenas en las que usualmente compras para que modifiquen sus envases.

Explica a los dependientes lo que significa una bolsa de plástico en el ambiente. Esto ayudará a crear conciencia.

Da el ejemplo, no importa que crean que estás loco. Los que han hecho del mundo un lugar mejor son los que hacen de los detalles de su vida algo diferente.


Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (2)

GINETT ACEVEDO
04.01.2011
8:51 PM

Comentario 2562044

Excelente Artículo, FUNDAPAME en MÉRIDA tiene una campaña de promoción de apoyo al AUTISMO, al tiempo que adquirimos el hábito de usar NUESTRO BOLSO ECOLÓGICO. Evita recibir bolsas y pide que el jamón, queso y carnes te lo envuelvan en papel parafinado o lleva un envase para éstos.. El ejemplo es lo único que promoverá el cambio.

María Alejandra Hernández Godoy
27.04.2010
5:06 PM

Una bolsa de plástico se usa u...

Una bolsa de plástico se usa un promedio de media hora, después se botan y tardan hasta 400 años en degradarse, así que unámonos a llevar nuestras bolsas ecológicas o alguna otra alternativa que sea amigable con el ambiente

1
VÍA RÁPIDA A:  

Verónica Pérez Peña

Cuando estaba chiquita, quería ser casco azul de la Organización de Naciones Unidas. Mas, no reuní las condiciones físicas para hacerlo, así que me decidí por el periodismo, una especie de "cascos azules" de la información. Dos veces egresada de la Universidad Católica Andrés Bello, aún creo firmemente que el poder de cambiar el mundo comienza por el cambio personal, y así, lo intento. "Si algo te preocupa, ocúpate". Siguiendo este sabio adagio se me brindó la oportunidad de crear un blog dedicado a uno de mis mayores intereses: conseguir sanar al planeta Tierra a través de la conciencia. Reconozco que no es una tarea sencilla. Las luchas reales nunca lo han sido y más cuando se batalla contra el empeño del hombre de autodestruirse; pero desde este escenario –y espero que otros- intentaré dar a conocer alternativas, opiniones, personajes, conceptos y asociaciones en pro de un mundo más habitable, donde el día de mañana podamos mostrarle a nuestros descendientes la vida en este hermoso planeta que Dios nos prestó para que se lo devolviéramos mejor de lo que lo encontramos.

ANTERIORES

Verde es que te quiero ver… - VERÓNICA PÉREZ PEÑA

2014
[-]

2013
[+]

2012
[+]

2011
[+]

2010
[+]

cerrar
cerrar