ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas

Viernes de estrenos

imagen: ARCHIVO | VIERNES 15 DE JUNIO DE 2012
Realmente es mucho lo que se ha tenido que esperar para ver esta película en el país. Estrenada en septiembre del año pasado en Estados Unidos, pero ya vista en la edición 2011 de Cannes, donde causó un fuerte impacto entre los espectadores y hasta se llevó el premio a la mejor dirección -del danés Nicolas Winding Refn-, fue la gran ignorada en la noche del Oscar, lo que no impidió que muchos hablaran de ella y que se convirtiera, por decirlo de algún modo, en el filme del momento; esa obra cool que los cinéfilos alaban, con premios o sin ellos. Lo del reconocimiento a la dirección en Cannes fue, ciertamente, merecido, pues si en algo coincide la crítica de los países donde se ha presentado es en el virtuosismo del realizador para llevar adelante este relato de acción con empaque de film noir, que termina convirtiéndose en una extraordinaria demostración de estilo. Los halagos, hay que decirlo, también se extendieron al desempeño del elenco, empezando por Ryan Gosling, el actor que interpreta al conductor (the driver) -el protagonista al que hace referencia el título de la cinta, llamado así, pues, de este personaje, nunca se sabe su nombre. "Es pura dinamita en su papel, silencioso, estoico, siempre radiando misterio", dice Peter Travers en Rolling Stone. "Y allí está Gosling, y el misterio permanente de cómo se las arregla para tener tanto impacto con aparentemente tan poco esfuerzo. Es inevitable comparar su estilo al de Marlon Brando... Él y este poderoso filme, que es, en última instancia, acerca de un momento de gracia, se merecen el uno al otro", sostuvo, por su parte, Joe Morgenstern en The Wall Street Journal. Gosling no es el único que brilla en esta cinta. Mulligan -se le vio en Caracas hace poco en Deseos Culpables- también ha recibido elogios, al igual que Christina Hendricks (Mad Men) y, especialmente, Albert Brooks, quien protagoniza unas escenas para el recuerdo. Pero, en medio de tantos elogios, también se escucharon críticas desfavorables, como la de A.O. Scott, el crítico de The New York Times: "El gran escape es una película prisionera de su propio vacío, en la que se han sustituido emociones por estados de ánimo, real audacia por estilo. Esto no quiere decir que sea mala -como lo sugerí, el talento y la habilidad son difíciles de negar- sino que, considerando todo su "empaque", es tímida y convencional". Quienes aún no han recurrido a una copia pirata para verla, podrán juzgarlo por sí mismos a partir de hoy. 

Participa (envíanos tu comentario).

 
VÍA RÁPIDA A:  

Raúl Chacón

Siempre he sido un apasionado del cine. Como periodista del equipo de Estampas, y ahora como coordinador de la revista, siempre he tenido la oportunidad de seguir en contacto, ejerciendo mi profesión, con el hobbie, el arte, que más me gusta sobre los demás. Acá espero compartir con los lectores otra manera de acercarme a esta expresión que, de uno u otro modo, a casi todos nos alegra o conmueve. Esperen, entonces, comentarios, reflexiones –nunca crítica, pues no es mi terreno-, sobre lo que, ojalá, pronto se verá en nuestra cartelera y, en general, acerca de lo que está ocurriendo en ese maravilloso y seductor universo –películas, actores, tendencias, festivales. No faltarán, como algunos lectores lo han pedido, las recomendaciones, cada viernes, sobre lo nuevo que se estrene en el país. Como alguien que disfruta tanto del cine que se emociona no sólo con lo que ve en la gran pantalla, sino también con lo que lee en publicaciones de cualquier tipo y soporte, siempre habrá algo que compartir con aquellos que han hecho de las películas parte imprescindible de sus vidas.

ANTERIORES

Solo de cine - RAÚL CHACÓN

 
Cerrar
Abrir