ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas

Honremos a la madre

por TERESA LEÓN | imagen: | MIÉRCOLES 8 DE MAYO DE 2013
Para la mayoría de la gente, la madre es una de las figuras más importantes de su vida.  No sólo presta su cuerpo para que con su sangre y energía se forme el nuestro, sino que es la principal fuente de sustento de la vida.

En ella ponemos las mayores esperanzas de recibir amor y protección; no sólo en la infancia sino en el transcurso de nuestra existencia. Muchas veces, las expectativas son demasiado para la realidad.  Desde que nacemos, le ponemos atribuciones, responsabilidades y hasta poderes mágicos que no siempre tienen.
 
Para ese bebé que fuimos, para ese niño que aún habita dentro de nosotros,  la mamá es una especie de Diosa.  De la relación con la madre surge buena parte de nuestra autoestima y la manera como nos relacionamos con los demás; ya que ella marca la pauta, generalmente, para las relaciones interpersonales, en especial las de pareja.

La relación con la mamá nos marca. Si sentimos que nos quiere, asumimos que somos dignos de amor, y si no recibimos suficiente amor, nos convencemos de que no hay amor para nosotros. De pequeños le damos tanto poder a la mamá que creemos, sin cuestionar, lo que ella piensa y dice de nosotros.
 
Sus palabras tienen la fuerza de una bendición y de conjuro.  Si ella nos dice "si sigues así te vas a quedar sola",  "las relaciones son difíciles, mira cómo he vivido yo", "sólo con sacrificios se puede ser feliz",  nuestra parte niña le cree, aunque le duela, y así se programa para su futuro. Metemos todas las palabras, creencias y actitudes de nuestra madre en nuestro subconsciente y actuamos desde esa programación, comprobándolas una y otra vez... Más de uno se encuentra diciendo: "mi mamá tenía razón."  Algunas personas por rebeldía se esfuerzan a demostrar lo contrario, y a veces lo logran; pero actuar siempre en función de esa rebeldía es quedarse atados a ese pasado, es seguir dándole poder.

Una de las grandes tareas que tenemos para mejorar nuestras relaciones y para avanzar en nuestro proceso de sanación y crecimiento espiritual es sanar la relación con nuestra madre; es liberarla y liberarnos.

Relacionado con: día de las madres

Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (4)

Teresa Leon
13.05.2013
5:07 PM

Gracias Meber por tu comentario. Así es, hay personas que le piden mucho a su mamá, después de irse de este plano; y eso no la ayuda a elevarse y a seguir evolucionando. Hay que enviarles amor y gratitud, y dejarles en libertad; aunque no tengan cuerpo físico, reciben ese reconocimiento, esa onda que los ayuda y libera. Un abrazo.

meber dasilva
12.05.2013
1:08 PM

Muy bueno el artículo. Es verdad que tenemos una conexión muy fuerte con la mamá y debemos sanarla para bien de nosotros y de ella. A veces le exigimos demasiado y ella se agobia incluso después de muerta.

Teresa Leon
10.05.2013
10:27 AM

Gracias Susanne, un gran abrazo y mi reconocimieno a ti como mamá. Mil bendiciones.

Susanne Saulny
09.05.2013
10:10 AM

Lindas palabras Teresa!! Honro y agradezco a todo ser que de una forma u otra de luz al camino de otro. Agradezco a la vida misma toda relación humana, porque de ella me nutro. Amén.

1
VÍA RÁPIDA A:  

Teresa León

Mi búsqueda espiritual y mi interés por ahondar en mi alma para sentirme más cerca de Dios me llevaron a dedicarme al campo de la psicología y del desarrollo humano;  luego de ejercer por años lo que sigo siendo de corazón: traductora e intérprete egresada de la Universidad Central de Venezuela.

Soy Coach Organizacional (Anuv - Centro Unesco), Master Practitioner en Programación Neurolingüística y Analista Transaccional certificada por la Asociación Venezolana y la Asociación Latinoamericana de AT.

En mi práctica profesional como terapeuta, coach, docente en la formación de Coaching Transaccional, articulista y facilitadora de talleres, he reafirmado mi convicción de que somos seres espirituales: almas en evolución con una misión de vida que abarca mucho más que lo puramente físico y terrenal y que trasciende toda religión. 

Al abordar nuestras metas, retos, dolores, crecimiento y amores desde una perspectiva transpersonal y espiritual, podemos avanzar enormemente, al recuperar la visión de lo que realmente somos: hijos de Dios, parte de la Divina Esencia que ha creado el universo. En este blog compartiremos reflexiones e informaciones que nos ayuden a asumir esa visión y aplicar nuestras crecientes potencialidades en pro del avance personal y colectivo.

Pido a la Divinidad que las notas del este blog sirvan para que nos sintonicemos con nuestra propia voz interior, con nuestro maestro interno: nuestro Ser Espiritual.

ANTERIORES

Ser Espiritual - TERESA LEÓN

2017
[-]

2016
[+]

2015
[+]

2014
[+]

2013
[+]

2012
[+]

2011
[+]

2010
[+]

2009
[+]

 
Cerrar
Abrir