ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas

¡Jesús vivo y sonriente!

por TERESA LEÓN | MIÉRCOLES 31 DE MARZO DE 2010

"NO PUEDO CANTAR NI QUIERO A ESE JESÚS DEL MADERO, SINO AL QUE ANDUVO EN EL MAR…"

Como bien canta Joan Manuel Serrat ese poema de Antonio Machado… me niego a recordar a Jesús en el madero, en la agonía de la cruz. Prefiero pensar en él como el maestro de maestros, vivo, magnánimo, potente, elevándose y convirtiendo su cuerpo en luz; convirtiéndose en más que luz del amor divino.

Tradicionalmente, la Semana Santa se ha enfocado en la crucifixión y la manera como Jesús de Nazareth vivió sus últimos momentos en esta tierra con un cuerpo físico. ¿Para qué fijar la mente en el melodrama de un rostro ensangrentado? Supongo que recordarlo así sirvió a la Iglesia Católica por siglos para sensibilizar a la gente.

Supongo también que esa crucifixión le sirvió a Jesús para dejar un mensaje contundente en la humanidad, fue algo tan cruel e indigno que haría que él fuera recordado y venerado por más de dos mil años (y sin la ayuda de los medios masivos de comunicación, ni videos, ni mensajes de textos, ni internet).

¿Por qué no recordarlo sonriente? Todo lo que hizo, todas sus enseñanzas, todos sus milagros fueron mucho mayores que la crucifixión.

Pensemos en Jesús como una fuerza viva que nos acompaña y eleva. Pensemos en sus enseñanzas: Ama al prójimo como a ti mismo (o sea ámate, cuídate, respétate) y no le hagas a los otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

Como un grano de mostaza
Según dicen que dijo Jesús, lo que necesitamos de fe y confianza es apenas un pequeño grano de mostaza. ¿Cómo está nuestra fe en que Dios es el Ser Supremo, creador del universo, la suma de todas las inteligencias y potencias, el amor puro? ¿Qué tanta confianza tenemos en que Jesús sigue estando allí? ¿Qué podemos hacer para aumentar nuestra fe en Dios, nuestra confianza en nosotros como hijos de Dios, la confianza en que el bien prevalecerá y que sí estamos evolucionando hacia mayores niveles de armonía?

Como hijos de Dios que somos, co-creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos y emociones. Vamos a centrarnos en lo positivo. Quitemos la mente del melodrama, de la culpa, también de la desidia y la flojera que nos impiden mejorar, o del orgullo. Quitemos la mente de películas, profecías, escritos, emails, que buscan sembrar miedo. Aumentemos el amor.

"Cuando dos o más estén unidos en mi nombre, yo estaré allí"… Vamos a unirnos para orar, para elevar una oración, pero no a ese Jesús en la cruz, sino al que camina por las aguas, al que nos lanza rayos de vida desde su corazón. Pidámosle que aumente nuestra fe y que lo tengamos presente en nuestro día a día. 


Relacionado con: fe, semana santa

Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (4)

Teresa Leon
13.04.2010
11:11 PM

Gracias Maribel por escribir. Hoy le pido a Dios que se haga Su voluntad en nuestro país, nuestro planeta, que florezca la buena voluntad... Que Dios te bendiga. Un abrazo.

Maribel Palermo
11.04.2010
10:40 AM

Buen dia , muy interesante su articulo, de hecho Jesucristo está vivo y muy pendiente de la humanidad ,aunque a veces no lo parezca, lamentablemente como usted ha dicho ,se usa la imagen de el agonizando como si eso fuera lo único que el enseñó, pues gracias a Dios , el fue resucitado y ahora está reinando y pronto como dice la Biblia, vendrá para resolver los asuntos aqui en la tierra ,para que esa oracion que el enseño y estoy segura usted ha rezado varias veces se cumpla como es que se "haga la voluntad de Dios aqui en la tierra como ya se efectua en el cielo y venga el reino de Dios en manos de su hijo, Mateo 6:9 , espero que usted pueda conseguir ese conocimiento que le dará la vida eterna como el mismo dijo en Juan 17:3. hasta pronto

Carlos Briceño
04.04.2010
3:50 PM

Carmen y Teresa hay muchas personas que estamos de acuerdo con ustedes, lamentablemente hay una gran cantidad que sòlo recuerda a Jesus de Nazaret en semana santa y los otros que sòlo les interesa los dias de asueto.

CARMEN LEON
03.04.2010
6:31 PM

Esto es muy cierto, debemos recordar al hijo de Dios, vivo, enseñándonos la palabra, en sus momentos de alegría, no en una cruz tan dramático. Dios nos quiere en perfecta alegría, no en tristezas.

1
VÍA RÁPIDA A:  

Teresa León

Mi búsqueda espiritual y mi interés por ahondar en mi alma para sentirme más cerca de Dios me llevaron a dedicarme al campo de la psicología y del desarrollo humano;  luego de ejercer por años lo que sigo siendo de corazón: traductora e intérprete egresada de la Universidad Central de Venezuela.

Soy Coach Organizacional (Anuv - Centro Unesco), Master Practitioner en Programación Neurolingüística y Analista Transaccional certificada por la Asociación Venezolana y la Asociación Latinoamericana de AT.

En mi práctica profesional como terapeuta, coach, docente en la formación de Coaching Transaccional, articulista y facilitadora de talleres, he reafirmado mi convicción de que somos seres espirituales: almas en evolución con una misión de vida que abarca mucho más que lo puramente físico y terrenal y que trasciende toda religión. 

Al abordar nuestras metas, retos, dolores, crecimiento y amores desde una perspectiva transpersonal y espiritual, podemos avanzar enormemente, al recuperar la visión de lo que realmente somos: hijos de Dios, parte de la Divina Esencia que ha creado el universo. En este blog compartiremos reflexiones e informaciones que nos ayuden a asumir esa visión y aplicar nuestras crecientes potencialidades en pro del avance personal y colectivo.

Pido a la Divinidad que las notas del este blog sirvan para que nos sintonicemos con nuestra propia voz interior, con nuestro maestro interno: nuestro Ser Espiritual.

ANTERIORES

Ser Espiritual - TERESA LEÓN

2017
[-]

2016
[+]

2015
[+]

2014
[+]

2013
[+]

2012
[+]

2011
[+]

2010
[+]

2009
[+]

 
Cerrar
Abrir