ESPACIO PUBLICITARIO
 |  
 |  
 |  
Notas

Esas sutiles diferencias…

por ADRIANA GIBBS | imagen: | MIÉRCOLES 19 DE MAYO DE 2010
Uno de los mayores encantos de mi trabajo como periodista en gastronomía es el aprendizaje, en especial, de lo sencillo, ese conocimiento cotidiano. En estos días, por ejemplo, precisé con más fundamento ciertas diferencias que habitan en cocina.

Me explico. Hay cosas que se asemejan, pero no son lo mismo. Para empezar me referiré al té y la infusión. La planta que da origen a todos los tés se llama Camellia Sinensis. Sólo se llama té a las hojas de esta planta. Los especialistas identifican tres tipos de té, el té negro, el té verde y el té oolong. En la actualidad se han descrito alrededor de 3.000 variedades de té. Las demás hierbas son infusiones y cada cual con su nombre: malojillo, toronjil, menta. Una infusión se puede hacer con las hojas, frutos u otras partes de muchas plantas.

Otra dupla que suele confundirnos es la de la confitura y la mermelada. La primera es una preparación de la fruta con una mezcla de azúcar y algo de agua, que forma un almíbar. Se diferencia de la mermelada por estar las frutas menos troceadas, distinguiéndose éstas entre el almíbar. La mermelada, propiamente, es una conserva de frutas con azúcar o miel.
té y la infusión.

También se suele confundir el paté y la terrina, ambos platos de origen medieval. El origen del pâté seguramente despierta en nuestra mente ideas equivocadas, suele confundirse con el foie gras. Éste es el hígado hipertrofiado de oca o pato, alimentado con grano y que se cocina de una pieza. El pâté no tiene necesariamente que elaborarse con hígado. Se entronca con el mundo de la pastelería, de hecho la palabra francesa pâté significa literalmente pasta, y eso es lo que es: una pasta que se rellena con preparaciones con base de pescado, carne de cerdo o ave. La terrina es algo muy similar, sólo que no requiere de masa alguna porque se elabora con ayuda de un molde -que se llama terrina- calentado al baño María.

Participa (envíanos tu comentario).

 
VÍA RÁPIDA A:  

Adriana Gibbs

Desde 1999 trabajo en el diario El Universal, donde escribo sobre Gastronomía, Vinos y Spirits para la revista Estampas. Allí organizo catas para las secciones “El descorche del mes” y “Degustación Sentida”; evalúo en compañía restaurantes en la sección “Mesa para 5”; y comparto hallazgos de buen sabor. Como bien pueden advertir lo que hago en Estampas ha sido (y es) un doble gusto: el de vivenciar y escribir el placer gastronómico. El blog Punto Paladar es una continuidad de mis afanes: mesa, palabra, copa y mantel.

ANTERIORES

Punto Paladar - ADRIANA GIBBS

2017
[-]

2016
[+]

2015
[+]

2014
[+]

2013
[+]

2012
[+]

2011
[+]

2010
[+]

2009
[+]

AHORA EN ESTAMPAS

Fútbol y Televisión

Una de las ventajas de tener los años que tengo (...)

ENTRETENIMIENTO Carlos Cruz: Un cargamento de seriedad

Traslada encima una masculinidad que, para un (...)


 

BELLEZA Y MODA Siempre labios rojos

Inspiración y origen El rojo es el rey de la (...)

CUERPO Y MENTE El entrenador personal de la era digital

Levantarse por la mañana con una botella de agua (...)


 

HOGAR Y ESTILO Prácticas literas

Las literas son uno de los muebles favoritos para (...)


 
Cerrar
Abrir