Vivir Mejor |  CABELLOS

Cremas para peinar

Aliadas de la forma

Ayudan a modelar el cabello en un instante. Son fáciles de aplicar y brindan protección durante todo el día.

por BEATRIZ GARCÍA CARDONA  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 10 DE MARZO DE 2013
Las cremas para peinar son ese milagro que las abuelas no pudieron imaginarse: un producto capaz de lograr un estilo natural en muy poco tiempo.

Aunque parezca mentira, esta fórmula está considerada como uno de los más importantes avances de la cosmética capilar de principios de siglo XXI, pues ayuda a no tener que invertir muchas horas frente al espejo, batallando con el secador y el cepillo, para obtener ese peinado natural que se quiere. Su función primordial es lograr cabelleras con más movimiento y brillo, en unos pocos segundos.

Entre sus beneficios se cuentan: son fórmulas para obtener lisos perfectos  y duraderos, ondas irresistibles y rizos obedientes. También se utilizan para eliminar el frizz, nutrir el cuero cabelludo, activar el color (natural o teñido), reparar puntas abiertas y mejorar la salud y apariencia general del pelo.

Secretos para sacarles provecho
Muchas mujeres ya utilizan este tipo de cosmético desde hace algún tiempo, pero no siempre obtienen el resultado que esperan. Por eso, los estilistas de L'Oréal, ofrecen algunos tips que ayudan a obtener los mejores beneficios de este producto:

-No lo aplique cuando tiene el cabello empapado, ya que este último funciona como una esponja. Si se encuentra saturado de agua, no permitirá la absorción de la crema. Desenrédelo con un peine de dientes anchos y deje secar un poco antes de aplicarla.

-Utilice el producto con moderación. Si se excede, aunque el cabello esté limpio y sano, hará que se vea grasoso, pesado y sucio. Para saber la cantidad que se necesita, se debe considerar que cada marca tiene distintas concentraciones de las sustancias activas. Por lo general, la recomendación es emplear el equivalente al diámetro de una nuez.

-Hay que tener en cuenta que los productos de salón de belleza están más concentrados que aquellos que se encuentran en farmacias y supermercados, por lo que se requiere menos cantidad.

-Cuando aplique la crema no la frote porque puede reventar la cutícula del cabello. Aplíquela suavemente con la yema de los dedos, después cepíllelo con cuidado y déjalo secar al aire libre para destacar su caída natural.

-Estos productos no requieren ser utilizados desde la raíz, ya que ésta se puede saturar de grasa, lo que haría que el cabello se viera apelmazado. Lo recomendable es distribuir la fórmula desde la mitad de la cabellera hacia las puntas, que es donde más se requiere darle forma.

-El cabello rizado retiene menos humedad y, por tanto, el producto tampoco se absorbe de manera uniforme. Para que penetre bien en toda la cutícula, tome un mechón con la yema de los dedos, estírelo y reparta la crema con un movimiento descendente. Después puede torcer con sus manos cada mechón o esponjarlo para darle la forma que prefiera.

-No es muy aconsejable aplicar este cosmético dos veces al día, y tampoco en seco; esto hace que la hebra se sature y luzca opaca o pegajosa.

-Planchar el pelo después de poner una crema para peinar hace que ésta se evapore. Si lo que quiere es cuidarlo del calor, lo mejor es recurrir a un protector térmico diseñado específicamente para ese fin.

-La base de un buen look está en el corte, por tanto, si quiere ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, pídale a su estilista que le haga uno que permita seguir la caída natural del cabello, sin forzarlo. De esa manera, solo precisará de una fórmula para peinarlo.

¿Cremas o tratamientos?
Existen en el mercado diversos productos desarrollados específicamente para cubrir las necesidades del cabello, pero pocas veces se explica a los consumidores las diferencias básicas que existen entre recetas similares y los beneficios que aporta cada uno de ellas.

Un caso muy común es el desconocimiento que se tiene entre las cremas para peinar y los tratamientos capilares.

Si bien ambos se utilizan para acondicionar el cabello, existen diferencias sustanciales: las primeras ayudan a modelar; son más ligeras y no se enjuagan. Su finalidad es proporcionar un look natural en tiempo récord. Además, gracias a sus ingredientes, brindan protección ante las diferentes agresiones externas.

Ahora bien, los tratamientos intensivos, como baños de crema o ampollas, se  aplican como un plus para conseguir una reparación y mantenimiento más completo del cabelo. Su función es penetrarlo por la capilaridad, fortaleciéndolo conforme crezca. En estos productos el nivel de acondicionamiento es mayor y están orientados a restablecer las propiedades de un cabello saludable desde la raíz.

Generalmente, se utilizan una o dos veces por semana y se dejan actuar, después del champú, el tiempo aconsejado por el fabricante.

Por otra parte, conviene aclarar que la espuma, el gel y la laca son fijadores, excelentes opciones para mantener los peinados, sin embargo no se recomiendan como sustitutos de cremas y tratamientos capilares, ya que, aunque no lo parezcan, pueden ser agresivos para las fibras capilares. Por eso, si se usan a menudo, es aconsejable utilizar mascarillas hidratantes todas las semanas o alguna ampolla reparadora.

Las cremas para peinar son el producto estrella para alcanzar en pocos minutos resultados muy naturales: si tiene una reunión de última hora, o una cita improvisada aproveche sus beneficios.

Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Galletas de avena

A veces este papá desempolva sus apuntes de la escuela de cocina en busca de (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Cocteles: 7 claves a la hora de prepararlos

¿Qué trucos debo saber a la hora de preparar tragos?, ¿cuáles son las (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Dos vibrando como un solo ser

"Cuando dos amantes están en un profundo orgasmo sexual, se funden mutuamente; (...)




 
Cerrar
Expandir