CABELLO

La nostalgia se sube a la cabeza

Moños con sello Brigitte Bardot, melenas onduladas a imagen y semejanza de Marilyn Monroe o cortes a lo garçon teñidos en rubio platino son algunas de las propuestas para brillar.

MIÉRCOLES 20 DE FEBRERO DE 2013
Este año se recuperan los cortes y los peinados sensuales y sofisticados que lucieron las divas de cine de Hollywood y las modelos de las décadas de los 50, 60 y 70, según L'Oréal Professionnel.

Unos peinados que se refrescan y actualizan con ligeros matices de color y suaves reflejos que aportan mayor relieve, volumen y movimiento al cabello.

"Vuelve el peinado y los cabellos pulidos y brillantes ", explica el peluquero Adrien Palma, quien apuesta por moños vintage y ondas al agua que recuperan el estilo de Elizabeth Taylor, Ava Gardner o Sofía Loren.

Da igual que sea un recogido tirante o vaporoso, pero siempre debe estar bien peinado y con apuntes sofisticados que requieren herramientas y fórmulas concretas.

Por ejemplo, para igualar la melena de Marilyn Monroe "se necesitan rollos de velcro, aplicar calor y después peinar el cabello con los dedos", explica a Efestilo el peluquero Alberto Cerdan.

Los moños actuales rubrican e imitan la imagen de Briggite Bardot, actriz y símbolo sexual de mediados del siglo XX.

Con melenas que rozan la cintura se confeccionan soberbios y atractivos modelos que una vez terminados se potencian con un maquillaje de ojos con trazos rotundos de eye-liner.

Ascen Escudero y Toñi Fernández, peluqueras de las firma Pascual, prefieren moño medios-altos con el flequillo peinado hacia un lado y con un largo que roza las cejas, un recogido que Tippi Hedren exhibió en el filme Los pájaros.

Los semirecogidos con cardados comedidos y contenidos llegan con la intención de demostrar que no solo los moños se imponen en la fiestas navideñas.

"Una melena rizada en tonos miel y con reflejos dorados siempre resulta atractiva", explicó el estilista Michel Meyer, quien apuesta por peinados con dulces flequillos popularizados por Audrey Hepburn.

El juego provocador entre lo masculino y lo femenino llega con el cabello cortado a lo garçon, una elegante propuesta que hoy en día cotiza al alza, más si se presenta con un poderoso flequillo recto, bañado en rubio platino y con ligeros movimientos, tal y como lo abanderó la modelo Twiggy en la década de los 70.

Siguiendo la estela de esos años y el actual estilo de Kate de Cambrigde, esposa del príncipe William, se imponen las melenas largas con flequillo y suaves ondas como las que lució la actriz Farrah Fawcett.

Peinados que en las fiestas se pueden adornar con coronas barrocas y explosivas, así como con diademas, broches y collares de perlas extraídos del joyero, soberbios aderezos que realzan el estilismo.


Fuente: EFE



Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (1)

Nancy Alvarez
23.02.2013
9:45 PM

Comentario 5132012

Creo que es elagante y glamoroso ese estilo. Recupera muchísimo la sensualidad y feminidad.


VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Viviana Gibelli: Una exmiss con el encanto de los ochenta

"Yo estudiaba medicina en la UCV y también (...)

ENTRETENIMIENTO Ellas también tienen flow

Recientemente, un artículo publicado en el diario (...)


 

BELLEZA Y MODA Adiós a los puntos negros en la nariz

Pueden marcar tu rostro, no con la severidad del (...)

CUERPO Y MENTE Lesiones frecuentes en niños y adolescentes

Niñez y adolescencia son sinónimos de energía y (...)


 

COCINA Y SABOR Cory Nieves, el pequeño empresario de galletas

Cuenta con un perfil en LinkedIn, una página en (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¿Transparencias de pies a cabeza?

Sabemos que las transparencias en la ropa son una tendencia bastante romántica (...)

Estadeboda, ISABELLA WALLIS

5 Ideas controversiales para tu boda

Según algunas opiniones, estas ideas son las más controversiales para el día de (...)

Tresse, ADRIANA ARTEAGA

Trenza de sirena

La trenza de esta semana me encanta, definitivamente cuando la uso me siento (...)




 
Cerrar
Expandir