Vivir Mejor |  BELLEZA

Aumento de glúteos

Métodos y riesgos

Infecciones, imperfecciones, parálisis y tromboembolismo son algunos de los inconvenientes de este procedimiento. Ponerse en manos expertas es esencial. Entérese de los beneficios y complicaciones de las distintas técnicas.

por BEATRIZ GARCÍA CARDONA  |  imagen: WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 18 DE NOVIEMBRE DE 2012
Son muchas las mujeres que no resisten la tentación de perfeccionar sus glúteos, esa curva femenina tan admirada por el sexo opuesto. Por eso, en su afán de ser más bellas se someten a procedimientos estéticos que, de no tomarse las previsiones precisas, podrían complicar su salud.

Si bien el impacto de mirarse al espejo y soportar unas nalgas caídas, poco armoniosas o con escaso volumen, puede ser motivo de conflicto psicológico, no se compara nunca con el de sufrir ulceraciones, infecciones, deformidades y parálisis, entre muchos otros riesgos que conllevan estos procedimientos estéticos cuando no se realizan de manera adecuada.

En efecto, si no se recurre a un cirujano plástico con experiencia comprobada en una clínica dotada con las condiciones y los equipos necesarios y/o no se utilizan materiales de máxima calidad, aprobados por los organismos nacionales e internacionales correspondientes, la ilusión de tener unos glúteos hermosos puede convertirse en una verdadera pesadilla, con posibilidad de llevar incluso a la muerte

 1 Gluteoplastia, una opción adecuada
Actualmente, el implante es una de las alternativas consideradas seguras para dar volumen a esa parte del cuerpo.

El doctor Lino Linares, con más de 16 años de práctica en cirugía estética, habla sobre el tema: "Las prótesis de glúteos son dispositivos médicos que, colocados a través de una incisión quirúrgica en un plano anatómico seleccionado, permiten el aumento y restauración del contorno de las nalgas. Existen diversos tipos: de acuerdo con la forma (redondas y anatómicas u ovaladas), perfiles (altos y bajos), rellenos (gel cohesivo y sólidas) y superficie (lisas y microtexturizadas)".

Explica el experto que los candidatos para la aplicación de esta técnica son "pacientes masculinos o femeninos, de contextura delgada, con trasero de escaso volumen (hipotrofia) o con depresión supratrocantérica que altera el contorno naturalmente redondeado del mismo, y que genera la necesidad de modificar dicho aspecto bajo premisas de seguridad, salud, belleza y expectativas razonables".

Procedimiento quirúrgico
La cirugía puede efectuarse bajo anestesia general o regional, con el paciente en decúbito ventral y la cadera en ligera flexión, "prosiguiendo con la asepsia minuciosa del área -enfatiza Linares- se realiza una incisión de cinco centímetros en el surco interglúteo. La disección de los planos se lleva a cabo a través del subcutáneo, aponeurosis y en el músculo glúteo mayor para la técnica intramuscular, empleando electrobisturí para hemostasia de vasos sanguíneos que sangren y disectores especiales, hasta alcanzar las referencias determinadas, creando los bolsillos que recibirán a continuación los implantes a través del corte, mediante separadores quirúrgicos para tal fin". "Constatada la mayor simetría de la posición de los mismos, se lleva a cabo la colocación de drenajes especiales de capilaridad y aspirativos de baja presión, así como la síntesis de la incisión que recree la naturalidad del surco", explica el experto. En promedio, la cirugía dura dos horas.

Complicaciones del método
En cuanto a los inconvenientes que pueden presentarse relacionados con el procedimiento, el doctor asegura que pueden ser comunes a otras cirugías:

- Hematomas con o sin sangramiento activo.

- Seromas (acumulación de grasa líquida, suero y linfa en donde se ha practicado la cirugía, que usualmente se forma debajo de una herida quirúrgica reciente. Es una complicación frecuente, benigna, pero muy molesta para el paciente).

- Líquido inflamatorio o residual en el plano anatómico de disección.

- Dehiscencia o apertura espontánea de la herida.

- Infecciones difusas de tejidos o colecciones como abscesos en diferentes planos de disección y sepsia.

- Necrosis o muerte celular de tejidos por infección o isquemia por baja oxigenación de los mismos.

- Alteración del proceso cicatrizal, como queloides, hipertrofias, atrofias, retracciones, quistes de inclusión y granulomas a suturas.

También existen las específicas de la cirugía en cuestión como "la extrusión o exposición del implante, malposición (cuando se deja una prótesis más arriba que la otra, o ambas muy elevadas o muy caídas, casos en los cuales tendrían que reubicarse en un segundo procedimiento), hernia, migración o ruptura del mismo, contractura capsular o endurecimiento de cápsula y tejidos que lo rodean durante la cicatrización (tal como en los implantes de senos, es posible que las prótesis de glúteos se endurezcan demasiado debido a condiciones de cicatrización propias del paciente, lo cual implica llevarlo, un tiempo después, a una nueva cirugía) y compresión o lesión iatrogénica del nervio ciático", detalla el experto.

Sin embargo, todas estas complicaciones pueden reducirse al mínimo de incidencia, realizando la cirugía con el conocimiento y aplicación de la técnica, sin menospreciar la preparación preoperatoria y el cuidado posterior, asegura Linares.

Prevención y postoperatorio
"La preparación del paciente en cuanto al empleo de antisépticos y antibioticoterapia profiláctica es de importancia antes del inicio de la intervención, durante y después de la misma, así como los cuidados de higiene diarios y los relacionados con la defecación y manejo de los drenajes y colectores", explica el galeno. A su vez, entre las principales recomendaciones a seguir para después de la cirugía, están las siguientes:

- Evitar el esfuerzo físico y estiramiento excesivo, traumas y apoyos prolongados sobre los glúteos y heridas, permitiendo que avance el proceso de convalecencia sin desviaciones.

- Utilizar fajas de ajuste ligero para la adecuada confortabilidad.

- Emplear métodos de drenaje linfático profesionales y supervisados, para la rápida recuperación.

- Prescindir del cigarrillo o tabaco, tanto activo como pasivo, antes y después de la cirugía, por las graves consecuencias para la salud y resultados, ya que constituye un factor desencadenante o agravante de la mayoría de los inconvenientes y secuelas.

- Seguir una dieta balanceada, la cual proporcione los nutrientes necesarios para la cicatrización y modulación del sistema inmunitario que enfrenta retos.


2 Lipoinyección, apostar por lo seguro
Es el procedimiento quirúrgico más usado ya que utiliza grasa del paciente extraída del abdomen, la cintura o la espalda, donde suele haber excesos.

La incorporación de tejido de la propia persona tiene ventajas ya que asegura la ausencia de rechazo inmunitario y, además, al realizarse en el mismo acto operatorio la aspiración de grasa subcutánea localizada, se garantizan los resultados de mejoría de contornos corporales, junto con el menor trauma y vitalidad de las células transferidas, lo que hace que este conocido procedimiento quirúrgico salte de nuevo a la palestra.

"Aunque no es novedosa -apunta el experto-, esta técnica vuelve con innovaciones en herramientas y técnicas de obtención, procesamiento e infiltración para mejores resultados predecibles en vitalidad de las células injertadas. Existen nuevos y más eficaces dispositivos de menor trauma para la obtención de grasa con vitalidad celular, como MicroAire, el ultrafiltrado con mallas simples o múltiples de diferentes micrones para la decantación de grupos celulares de supremacía en lo celular, como son las células madres y regeneradoras de células adiposas".

"También, la incorporación de factores de crecimiento plaquetarios a la mezcla y el método de microinjertos en múltiples planos (incluyendo los altamente vascularizados como músculos), son parte de la técnica más segura de aumento de glúteos con resultados altamente satisfactorios, tanto por la permanencia de gran parte del volumen infiltrado (70 a 85 por ciento en estudios clínicos publicados) como por la generación de contornos curvilíneos muy atractivos".

Esta intervención puede durar entre dos a cuatro horas, lo que dependerá de las condiciones y la cantidad de grasa que se inyecte en cada paciente.


Posibles riesgos
- Las complicaciones relacionadas con la aplicación de esta técnica pueden incluir:

- Tromboembolismo: Ocurre, cuando la grasa se inyecta a nivel intramuscular profundo y no en el tejido celular subcutáneo como debe ser, lo que conlleva un alto riesgo de canalizar un vaso y formar un trombo que puede migrar a los pulmones, causando la muerte.

- Seromas.

- Infecciones: Dadas por inadecuadas técnicas de asepsia (higiene) o un mal manejo de la grasa.

- Necrosis: Es la muerte del tejido, que puede presentarse cuando se inyecta demasiada grasa o porque la grasa introducida no logra revascularizarse; es decir, integrarse a los tejidos. En este caso hay que retirar el área necrosada y hacer injertos.

- Lesiones nerviosas: Cuando se afecta el nervio ciático que pasa por la zona glútea, causando pérdida de sensibilidad y problemas motores.

- Anemia: Cuando se extraen muchos litros de grasa, dado que 20 por ciento de lo que se saca es sangre.

Además, pueden presentarse hemorragias, hematomas, irregularidades del contorno y linfedema, entre otras complicaciones.


3 Inyectables sintéticos: líquidos peligrosos
El doctor José Francisco Ochoa, miembro de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, Reconstructiva, Estética y Máxilofacial explica: "Los implantes de sustancias artificiales, como biopolímeros, silicón, células expansivas (que no contienen ninguna célula) se colocan a través de agujas o cánulas bajo la piel. Son una mezcla de polimetilmetacrilato (PMMA) y dimetilpolisiloxano -ambas sustancias en teoría inertes y que se utilizan en medicina-, permitidos por la FDA (Food and Drug Administration, de Estados Unidos) con otros fines médicos, pero su uso se extrapola a la zona de los glúteos, con múltiples consecuencias".

Los problemas con estos implantes son varios, diversos y dependen del organismo de cada persona: en ocasiones, los pacientes presentan complicaciones inmediatamente después de que han sido inyectados los biopolímeros. En otros, pueden pasar meses, incluso años, antes de que aparezcan las manifestaciones clínicas; cuando estas suceden, ya las consecuencias son muy graves, lo que lleva a resultados poco estéticos y peligrosos.

"Este tipo de implantes se infecta, pues no posee propiedades inmunológicas; es decir, no se defiende, sino que, por el contrario, cuando una bacteria llega a su entorno y entra en contacto con él, encuentra un medio donde puede escapar de los mecanismos de defensa del paciente. Y, en muchos casos, ni siquiera administrando antibióticos adecuados se logra erradicar el germen", señala Ochoa.

Además, está plenamente demostrado que estos implantes migran en el organismo: por ejemplo, si la sustancia se inyectó en los gluteos, puede pasar a la espalda o a las pantorrillas, con resultados diversos y perjudiciales, lo que dependerá de hacia donde se desplace.


Consecuencias relacionadas
El doctor Lino Linares revela que las complicaciones derivadas de la aplicación de la mayoría de estas sustancias "vienen en relación con la carga alergénica del producto, el volumen y presión para la introducción, el plano adecuado de infiltración y la rigurosidad de preparación del mismo".

Según el especialista, la respuesta alérgica puede incluir:

-Desde el rash o erupción hasta la anafilaxia aguda y muerte, así como la cronicidad de estas réplicas localmente, alrededor de la sustancia, lo que genera granulomas con necrosis estériles o sépticas que pueden drenar espontáneamente a la piel o mucosas regionales.

- Infección viral o bacteriana, aguda o crónica, que requiere drenaje y antibioticoterapia selectiva o antivirales, de acuerdo con el germen que la origina.

- Inyección inadvertida en un vaso sanguíneo que puede ocasionar hemorragias, trombosis, embolismo y necrosis por isquemia.

- La migración local, regional o a distancia ha sido descrita con una frecuencia cada vez mayor, así como la irregularidad de superficies.

Por tratarse de inyecciones realizadas generalmente en consultorios, estéticas o gimansios, las medidas de cuidados sanitarios son las mínimas necesarias y la preparación del paciente es muy limitada. Por tanto, debe prohibirse su uso para aumento de volumen de glúteos, concluyó el experto.

Coordenadas
Lino Linares
linolinares1@hotmail.com
www.drlinolinares.com

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  
ESPACIO PUBLICITARIO

AHORA EN ESTAMPAS

Maquille su cocina

Baños y cocina suelen ser los puntos de mayor (...)

ENTRETENIMIENTO Taylor Swift va por la corona del pop

"Shake it off"  dice su nueva canción, que se (...)


 

BELLEZA Y MODA Cremas reafirmantes a examen

La lucha contra la flacidez de cara y cuerpo (...)

CUERPO Y MENTE Niños gorditos no son niños más sanos

A comienzos del siglo pasado, época en la que no (...)


 

COCINA Y SABOR Stefan Ross: 'El ají dulce me encanta'

El 18 de septiembre de 1992 Stefan Ross (...)

HOGAR Y ESTILO ¡No se equivoque al decorar!

Eche un vistazo a su hogar. Sin necesidad de que (...)



ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS

Galletas de avena

A veces este papá desempolva sus apuntes de la escuela de cocina en busca de (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Cocteles: 7 claves a la hora de prepararlos

¿Qué trucos debo saber a la hora de preparar tragos?, ¿cuáles son las (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Dos vibrando como un solo ser

"Cuando dos amantes están en un profundo orgasmo sexual, se funden mutuamente; (...)




 
Cerrar
Expandir