ACCESORIOS

Tiempos de color oro

Puede llevarse en el día o en la noche. El amarillo de este metal demanda cierta moderación para no saturar la imagen

MIÉRCOLES 14 DE NOVIEMBRE DE 2012
Aunque es el metal precioso por excelencia, la moderación se impone en su uso. Dos razones existen para este criterio de austeridad. Uno, la ostentación no tiene tanta cabida en este momento. Especialmente, en algunas ciudades cuyos niveles de inseguridad riñen con la naturaleza exhibicionista de la moda. Y dos, la saturación del color amarillo restaría el resplandor que viene con la mesura.

Para la diseñadora venezolana Dalila Gebrán, este metal es el rey de los accesorios. "Y no de ahora, sino de siempre, sobre todo cuando lo combinas con piedras de colores. Cualquier piedra mezclada con oro se eleva y resalta su belleza".

Gebrán dice que el oro es el color de las galas, y que, en estos tiempos donde las propuestas glamorosas marcan la pauta, este metal precioso es su mejor aliado. Por eso, su popularidad.

Ahora bien, abusar de su belleza puede ser contraproducente. "El color oro cansa si te lo pones en carteras, zapatos, botones, zarcillos, pulseras, collares. Terminas pareciendo que saqueaste la cueva de Ali Babá. Por eso, mi opinión es que menos es más".

Sugiere que un toque resulta suficiente, aunque hay riesgos en su utilización que, si son bien pensados, son acertados. "Puede llevar una carterta toda dorada, o unos zapatos todos dorados a juego con los zarcillos, o simplemente un destacado collar dorado".

De lo que se trata según esta diseñasdora es usar el color oro como foco de atención. "No como guirnalda a lo largo del cuerpo. Más bien cuando te pones un pequeño detalle súper original, las miradas se desvían a ese detalle".


Participa (envíanos tu comentario).

 

ESPACIO PUBLICITARIO
BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

España en 53 restaurantes de Caracas

A las publicaciones gastronómicas Guía Gastronómica , de Miro Popic, Climax , (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Te agradezco, Señor

Gracias a Dios que hay internet, computadoras, luz eléctrica y todo lo que hace (...)

Aprende a preparar lasaña

Esta entrega nació por una conversación de Facebook y un reclamo de mamá. La (...)




 
Cerrar
Expandir