Recetas caseras



Belleza y ModaDOMINGO 2 DE OCTUBRE DE 2011


Pepino para la cara, mascarilla refrescante
El pepino tiene vitamina C y ácido cafeico, dos antioxidantes que ayudan a combatir las arrugas, las lesiones solares y otros productos problemas cutáneos. En la licuadora, bate sólo un poco medio pepino con dos cucharadas de yogur (tiene que lograrse una consistencia espesa que no gotee). Ponte la mascarilla en toda la cara y cuello y déjala actuar por 15 minutos aproximadamente. Luego lávate la cara y disfruta de la suavidad de tu piel.

Manos de princesa
Para que tus manos estén siempre suaves, hidrátalas todo lo que puedas. Usa un exfoliante una o dos veces por semana y aplica una buena crema después. En las noches, usa una crema con glicerina y, eventualmente, luego de la aplicación de la crema procura dormir con guantes para que esta penetre a profundidad.

Hierbaluisa para el cabello, tónico capilar
Este tónico estimula los poros y el riego sanguíneo del cuero cabelludo, y confiere una fragancia maravillosa y fresca al cabello. Para preparar esta receta, utiliza un puñado de hojas frescas de la hierbaluisa y una taza de agua hirviendo. Coloca las hojas en el agua hirviendo ya retirada del fuego. Deja reposar la mezcla durante al menos una hora. Luego cuela la infusión para retirar las hojas. Aplica el tónico después del lavado como si fuera un último aclarador.

Bronceado espectacular con aceite de germen de trigo
Este aceite resulta muy útil en el tratamiento de la hidratación de la piel, como antioxidante celular y protector solar. Además, junto con el aceite de almendra dulce y el zumo de zanahoria es una de las mejores recetas para un bronceado de espectacular. Pero no olvides la premisa fundamental a la hora de tomar sol: debemos tomar el sol de primera hora de la mañana y a partir de las tres de la tarde. Los rayos del mediodía de son muy nocivos para la piel. El aceite de germen de trigo ayuda en la pigmentación de la piel uniforme y duradera.

Baño de rosa
Los preparadores de baño que contienen una mezcla de sales y flores o hierbas aromáticas se utilizan desde hace siglos para diversas dolencias. El aceite de rosas, especialmente, combate la depresión. Aunque se pueden utilizar numerosas sales, te recomiendo esta mezcla con sal marina.

Muele todos los pétalos de rosa y reserva un puñado para decorar. Mezcla los pétalos molidos con la sal. Agrega los aceites esenciales y remueve bien la mezcla. Pon 2 cucharadas colmadas bajo el grifo de la bañera con agua templada. Toma un baño relajante de al menos de 15 minutos. También se puede utilizar la mezcla como un exfoliante suave y retirar luego con abundante agua.

Menta para los pies 
Si frotas tus pies cansados al final del día con un poco de menta, reactivaras todo tu organismo. Después de la menta, complementa con un masaje antes de irte a dormir. Así tus pies quedarán como nuevos para enfrentar el ajetreo de otro nuevo día.

Aceite de menta para friccionar los pies:

Después de un baño de pies, sécalos ligeramente con una toalla suave. Mezcla el aceite de almendras con el aceite de menta y utilízalos en el masaje.