10 signos de alerta



Cuerpo y MenteDOMINGO 11 DE SEPTIEMBRE DE 2011


Tristeza y desesperanza absolutas son algunas de las señales que una persona deprimida suele dejar ver, de acuerdo con los datos aportados por la National Alliance on Mental Illness, ONG estadounidense dedicada a brindar asistencia educativa en temas de salud mental. Estos son algunos de los indicadores apuntados en su website www.nami.org. Si los observa en su familiar o allegado, no los pase por alto, porque podrían ser los primeros rasgos de un suicida potencial:
1. Cambio en personalidad. Rasgos de tristeza, irritabilidad, desasosiego, cansancio, indecisión y apatía.

2. Cambios en conducta. Dificultad de concentración en escuela, trabajo o actividades rutinarias.

3. Cambios en patrones de sueño, ya sea dormir demasiado, insomnio o despertares nocturnos.

4. Cambios en hábitos alimentarios. Pérdida del apetito o de peso, o, por el contrario, repentino sobrepeso.

5. Pérdida de interés en amigos, sexo, hobbies y otras actividades antes placenteras.

6. Excesivos sentimientos de culpa, vergüenza o poca estima.

7. Pérdida de esperanzas en el futuro o sensación de que las cosas nunca mejorarán.

8. Agitación o hiperactividad inusuales. Pudieran indicar una depresión enmascarada.

9. Abuso de alcohol o drogas.

10. Deseos manifiestos de acabar con la propia vida.

Tenga en cuenta esta advertencia de la OMS: aunque la mayoría de las personas deprimidas no tienen fuerza suficiente para acabar con su vida, algunos pueden obtenerla en un momento inesperado. "Muchos suicidios ocurren en un período de mejoría en el que se consigue la voluntad para transformar sus pensamientos en acción destructiva", se lee en www.who.int.