ESPACIO PUBLICITARIO

|
compartir
|
Entretenimiento

Belén Marrero la eterna cabimera

Hija de un cubano y una zuliana, Belén Marrero creció en Caracas pero nunca perdió la esencia de Cabimas. Le encanta la gaita y sus "dos mundos" la complementan

por MARÍA DE LOS SANTOS GALBÁN | DOMINGO 14 DE AGOSTO DE 2011
Foto: Norge Boscán y Carla Pérez

Sigue leyendo

Pocos saben que ella es zuliana. Nació en Cabimas pero, como ella dice, a los dos años se la llevaron "sin voz ni voto" a Caracas. Imita perfecto el acento zuliano, porque a pesar de que vivió desde chiquita en la capital nunca se desligó de sus raíces. "Mi casa en Caracas era la posada del Zulia". Esa es Belén Marrero, amante de la torta de coco, el hervido de pescado y el mojito en coco. Una "ex patriada" de su querido Zulia y quien lleva su vida abierta a dos mundos: el espiritual y el de luces, cámara y acción.

Esta artista que se denomina el "sándwich" de la familia, porque es la tercera y única mujer de cuatro varones, estuvo ausente por siete años consecutivos de la pantalla chica. Sus telenovelas más recientes fueron Mi gorda bella y Mi prima Ciela, y aunque no pretende apartarse por completo de la televisión, sí analiza mejor los personajes que le ofrecen.

Recuerda con mucho alegría su época de juventud, sobre todo cuando visitaba el Zulia y formaba las parrandas "Pa' que Luis", popular lugar ubicado en Santa Lucía, donde se reúnen los vecinos y gaiteros a compartir todas las tardes. "Vamos todos pa' que Luis allá por Santa Lucía", cantó Belén durante la entrevista afirmando que el Zulia la región más imaginativa y envidiable de Venezuela.

¿Por qué creces en Caracas?
"Por el trabajo de mi papá. Él hizo vida política y de comercio en el Zulia, pero decidió probar suerte en la capital. Yo siempre reclamaré que me llevaron, porque a mí nunca me preguntaron si me quería ir". (risas).

¿Cómo fue tu infancia en la capital?
"A pesar de que vivíamos en Caracas, nuestra familia no perdió la tradición zuliana. Nosotros somos cinco hermanos y siempre había un asomao, pariente de Cabimas. Nosotros somos muy familiares, mi mamá mantuvo esos platos típicos zulianos, escuchábamos gaitas, y mis primos y tíos nos visitaban mucho y formábamos las parrandas en la casa".

¿Visitabas Cabimas?
"Claro, durante mi niñez visité mucho donde nací, es más, me quedaba temporadas de vacaciones en casa de una tía que vivía cerca de donde vivía mi mamá. Me encantaban mis vacaciones porque sabía que vendría al Zulia".

¿Cómo llegas a la televisión?
"Yo entré a la televisión, pero no me preparé para ser actriz o ser famosa. Me quisieron meter en el Miss Venezuela, pero ese mundo siempre me ha parecido frívolo y por eso no accedí. Luego me hablaron de participar en el Maja en España, y yo acepté porque escuché que el concurso se trataba de ser una representante turística y a mí me encanta viajar y gané"

Y después de eso, ¿qué vino?
"Tuve que estudiar locución, modelaje y conocí grandes mentores como Gilberto Correa y Guillermo González, quienes siempre me apoyaron e impulsaron ese lado artístico que hay en mí. Gilberto me dijo que si quería hacer televisión, y le dije que sí, me hizo un demo y me aconsejó que me fuera a Radio Caracas Televisión (RCTV). Estuve seis meses en el programa Fantástico González, quedé fija e hice carrera allí".

¿Cómo fue el salto a las novelas?
"Bueno, estaba de reposo maternal cuando recibo una llamada telefónica y era Eladio Lares, y me hace la siguiente pregunta: Belén ¿tú quieres hacer novelas? Y yo le respondí: Tú estás loco y me reí porque yo nunca había estudiado actuación. En ese momento estaban pasando la novela Topacio y Eladio me propuso hacer una prueba de escena con Pedro Lander y a ellos les gustó. A partir de allí empiezo a involucrarme con las novelas".

¿Tus papás querían que fueras artista?
"Ellos siempre me apoyaron en todo. Mi papá no quería que fuera modelo y yo le dije que podía ser modelo y decente a la vez y se lo demostré. Mi mamá es como una farmacia de 24 horas, turno permanente, siempre asumió su papel de madre".

¿Cómo te inicias en el mundo holístico?
"Desde pequeña me interesé por lecturas que hablaban del poder espiritual, la apertura de los chacras, las energías cósmicas, entre otros libros que por lo general no llaman la atención de un niño, pero a mí me embelesaban. Mi papá era cubano y practicaba algunas creencias de su cultura como la santería, tenía muchos libros que a mí me causaban curiosidad y pues me levanté en eso y ahora lo puedo desarrollar a plenitud e incluso enseñar a otros a entenderse, a ayudarse con técnicas de sanación y eso me hace feliz".

Relacionado con: belen marrero

Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  

AHORA EN ESTAMPAS

Esperando el milagro de José Gregorio Hernández

En el rostro de Carmen Rodríguez se dibujan, (...)

ENTRETENIMIENTO Daniela Di Giacomo frente al espejo

"Cháchara", "fregao" y la infaltable: "chévere" (...)


 

BELLEZA Y MODA Máquinas del tiempo

Agradecimientos Joyería Mara Lago Mall (...)

CUERPO Y MENTE Hoy es un buen día para comenzar a caminar

Caminar o andar es probablemente el primer (...)


 

COCINA Y SABOR Descubrir la cúrcuma

El maravilloso color amarillo-naranja, que otorga (...)



BLOGS
Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Malbec (en plural) con Sebastián Zuccardi

El 17 de abril se celebra el Día Mundial del Malbec, uva que se asocia, (...)

Ser Espiritual, TERESA LEÓN

Unicidad

"Una hoja de hierba es tan necesaria como la mayor de las estrellas. Sin esa (...)

Seguir sin ti...

Las pérdidas nos acompañarán en las distintas etapas de nuestra vida, eso es (...)




Cómo anunciar |  Suscripciones |  Contáctenos |  Política de privacidad |  Términos legales |  Condiciones de uso |  Mapa del Sitio |  Ayuda
El Universal - Todos los derechos reservados 2009