|
compartir
|
Vivir Mejor |  Salud

¿Gotas milagrosas contra la presbicia?

Un médico argentino presentó un método que promete corregir la presbicia sin cirugía. Aunque no ha llegado al país, la presidenta de la Sociedad Venezolana de Oftalmología tiene dudas sobre el mismo

por EFRAÍN CASTILLO | imagen: FOTO:/ WWW.SHUTTERSTOCK.COM | DOMINGO 19 DE JUNIO DE 2011

Es una de las últimas novedades médicas en Argentina. La prensa de ese país le ha dedicado reseñas y entrevistas a su inventor, Jorge Benozzi, profesor e investigador de la facultad de medicina de la Universidad de Buenos Aires. El tratamiento se anuncia como revolucionario y, con el nombre de Método Benozzi, dice contener la presbicia, condición óptica que llega inevitablemente después de los 40 o 45 años y que impide a quien la padece ver claramente los objetos que se encuentran a distancia cercana (33 centímetros del ojo, según estándares internacionales).

¿En qué consiste? Se trata de un colirio que contiene dos fármacos: un parasimpático mimético y un antiinflamatorio no esteroide, los cuales actúan en conjunto sobre el músculo ciliar. Así lo señaló el propio doctor Benozzi a Estampas vía correo electrónico desde Buenos Aires: "El colirio rehabilita al músculo ciliar para que pueda cambiar la forma y posición del cristalino. Para poder enfocar es necesario que este mecanismo funcione y en la presbicia el músculo ciliar comienza a fallar".

El cristalino es el lente natural del ojo humano. Gracias a una acción conocida como acomodación, enfoca cualquier objeto independientemente de la distancia a la que se encuentre. "La acomodación es posible porque nosotros tenemos un sistema parasimpático que permite la contracción del músculo ciliar, explica la doctora Morayma Acevedo, presidenta de la Sociedad venezolana de oftalmología. Esa contracción nos lleva a una relajación de la zónula, complejo de fibras que sostiene el cristalino, y eso hace que la porción anterior o delantera central del cristalino se abombe y nos permita enfocar los objetos. Cuando pisamos los 40 años perdemos progresivamente la capacidad de contracción del músculo, ya no se relaja la zónula y ya no se abomba el cristalino. Al no abombarse, pues no hay posibilidad de enfocar para ver de cerca. Es eso lo que se conoce como presbicia".

El Método Benozzi fue presentado en 2009 ante la Sociedad argentina de oftalmología y en 2010 ante el Consejo argentino de oftalmología, después de 10 años de ensayos clínicos realizados junto a equipos oftalmológicos de España y Bélgica, según señaló su creador. Además, ya fue patentado y obtuvo un premio a la innovación otorgado por el Ministerio de Ciencia y tecnología de Argentina a las propuestas vanguardistas en el campo médico, de diseño o industria.

Ven claridad, llega ya
"Este tratamiento no es preventivo, sino que se indica cuando la presbicia ya está instalada -comentó Benozzi al diario La Nación en mayo del año pasado-. La presbicia aparece por un déficit de neurotransmisores que las gotas aportan. El uso, la dosis y el tiempo de acción dependen del estado del músculo ciliar de cada persona, de la cantidad de fibras musculares y de la cantidad y la calidad de los receptores para los neurotransmisores que aportan las gotas", se lee en www.lanacion.com.ar, a lo que el médico argumenta en www.metodobenozzi.com: "Mediante el colirio, se aporta al ojo ese neurotransmisor que el cerebro ha dejado de producir suficientemente, compensando tal deficiencia y logrando así la recuperación de la visión perdida".

En principio, el compuesto luce esperanzador para quienes, pasados los cuarenta, se ven obligados a usar lentes para poder leer un libro, un mensaje de texto en el celular o chequear las letras pequeñas de un contrato. Resulta muy fácil de aplicar ya que el paciente sólo debe colocarse una o dos gotas en los ojos dos a tres veces al día. Además, es mucho más cómodo frente a los anteojos y es una opción poco invasiva versus la cirugía.

Sin embargo, las gotas tienen ciertos alcances y limitaciones: "Cada paciente necesita una dosis y una concentración indicadas por el médico, quien debe recibir la información necesaria para poder indicar dicha formulación", dice el doctor Benozzi. Además, las personas con otros problemas visuales no pueden disfrutar del tratamiento. "Entre otros casos, no son tratables los miopes, los astígmatas con más de dos dioptrías y los hipermétropes con más de tres dioptrías -menciona una guía en el site oficial del producto,

El colirio tampoco puede aplicarse de por vida, porque deja de ser efectivo una vez han aparecido problemas relacionados con la vejez. "Funciona hasta que el cristalino pierda elasticidad, lo que normalmente sucede después de los 70 años", apunta el especialista. Tampoco puede aplicarse a quienes tienen lentes intraoculares o a los que ya les fue corregida la catarata con cirugía: "Si le colocaron una lente dentro del ojo, no se puede tratar porque el paciente ya no tiene el cristalino. Si le hicieron una cirugía con láser (cirugía que se realiza sobre la córnea), sí puede tratarse", aclara en www.metodobenozzi.com.

el que tenga ojos...
Las bondades de este fármaco no son desconocidas por representantes de la Sociedad argentina de oftalmología, citados por el diario La Nación: "La novedad de este colirio consiste en aprovechar los efectos secundarios de una droga habitual en el tratamiento del glaucoma (presión ocular), la pilocarpina, que además de estabilizar la presión intraocular, provoca una miosis (se achica la pupila) en el ojo, y esto hace que transitoriamente se pueda ver mejor de cerca. El inconveniente que puede tener el colirio es que reduzca la visión nocturna, dado que cuando hay poca luz, la pupila debe ensancharse para ver. Por otro lado, el paciente debe estar muy entrenado para no errar la dosis".

Son precisamente los efectos fisiológicos a mediano plazo los que preocupan a la doctora Morayma Acevedo, presidenta de la Sociedad Venezolana de Oftalmología, y los que le hacen mantener distancia frente a esta opción, la cual no recomienda.

"El creador de esta fórmula aplica un antiinflamatorio y una sustancia parasimpática que contrae el músculo ciliar y ayuda a que el ojo logre enfocar de cerca. Sin embargo, su efecto es temporal por lo que la persona debe aplicarse las gotas varias veces al día y todos los días, lo que a la larga podría ser contraproducente. Hasta hace unos años en Venezuela usábamos con frecuencia uno de los compuestos de esta fórmula (Pilocarpina) para tratar el glaucoma. Con ella logramos disminuir la alta presión del ojo pero se disminuye el tamaño de la pupila (miosis). Sin embargo, hemos dejado de usar la pilocarpina porque la miosis reduce la capacidad de visión en ambientes poco iluminados. Además, los pacientes que tienen la pupila disminuida recurrentemente pueden terminar sufriendo lo que conocemos como sinequia posterior, que significa que el iris se pega de las zonas vecinas, lo que en su momento puede hacer difícil operarlos de cataratas o de alguna corrección en la retina".

El doctor Jorge Benozzi insiste en que las gotas que aplica no producen ningún daño al ojo y que si el paciente deja el tratamiento simplemente vuelve al punto en el que se encontraba su presbicia antes de iniciarlo. Su página advierte de algunos efectos, aunque aclara que son temporales. "Pueden aparecer leves cefaleas durante 20 minutos en los primeros días de tratamiento. Si este síntoma se presentara, desaparecerá completamente después de la primera semana de tratamiento. Otro efecto es la disminución de la percepción luminosa en ambientes iluminados artificialmente que, de presentarse, también desaparecerá después de la primera semana de tratamiento".

Ver para creer

Por ahora, la doctora Acevedo prefiere esperar más tiempo para conocer las consecuencias de estas "gotas milagrosas" y verificar los estudios clínicos que soporten sus beneficios.

Benozzi defiende su efectividad y señala que su invento ya fue introducido internacionalmente en 2010 en la Feria mundial de la óptica de París y más recientemente en Presbymania, seminario sobre el tema celebrado a principios de junio en Ginebra, Suiza. "El 100% de nuestros pacientes han solucionado su problema de la Presbicia. Actualmente el tratamiento se realiza en Argentina y estamos preparando oftalmólogos para trabajar en Chile, Paraguay y Uruguay. En estos momentos hay más de 4000 pacientes atendidos", ratificó vía email, no sin antes dejar claro que ésta es sólo una opción más para combatir la presbicia, no la definitiva. "Nada es el fin de nada", mencionó.

Lo cierto es que la fórmula todavía no ha sido aprobada por la FDA (ente regulador del tema en Estados Unidos y referencia mundial en cuanto al uso internacional de fármacos), un paso que sus creadores esperan poder dar en los próximos tres años.

Para no quedar "con los ojos claros y sin vista", no pocos seguirán atentos a lo que ocurra con este colirio. A fin de cuentas, la presbicia es una realidad inevitable que podría estar afectando a unos 8,6 millones de venezolanos (30% de la población), quienes según el Instituto Nacional de Estadísticas tienen más de 40 años.

efcastillo@eluniversal.com

Participa (envíanos tu comentario).

 

Comentarios (1)

Mario Guevara
23.06.2011
12:00 PM

Comentario 3146903

Hola, estoy interesado en ponerme en contacto con ustedes, estoy interesado en poder gestionar la distribución del colirio en Venezuela


VÍA RÁPIDA A:  

AHORA EN ESTAMPAS

Maquille su cocina

Baños y cocina suelen ser los puntos de mayor (...)

ENTRETENIMIENTO Taylor Swift va por la corona del pop

"Shake it off"  dice su nueva canción, que se (...)


 

BELLEZA Y MODA Cremas reafirmantes a examen

La lucha contra la flacidez de cara y cuerpo (...)

CUERPO Y MENTE Niños gorditos no son niños más sanos

A comienzos del siglo pasado, época en la que no (...)


 

COCINA Y SABOR Stefan Ross: 'El ají dulce me encanta'

El 18 de septiembre de 1992 Stefan Ross (...)

HOGAR Y ESTILO ¡No se equivoque al decorar!

Eche un vistazo a su hogar. Sin necesidad de que (...)



BLOGS
Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¡Sí a los chalecos!

Siempre tenemos un par guardados en el armario y no sabemos lo versátiles que (...)

Galletas de avena

A veces este papá desempolva sus apuntes de la escuela de cocina en busca de (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Cocteles: 7 claves a la hora de prepararlos

¿Qué trucos debo saber a la hora de preparar tragos?, ¿cuáles son las (...)




Cómo anunciar |  Suscripciones |  Contáctenos |  Política de privacidad |  Términos legales |  Condiciones de uso |  Mapa del Sitio |  Ayuda
El Universal - Todos los derechos reservados 2009