|
compartir
|

Piel

Cuestion de piel

La celulitis es una condición que no discrimina: ataca a todas las mujeres por igual. Mientras los expertos aconsejan prevenir su aparición desde la adolescencia, a través de una dieta saludable, ejercicios periódicos y el consumo de, al menos, dos litros de agua al día, las afectadas se preguntan qué pueden hacer para ganarle la batalla. Conozca algunos de los tratamientos, cremas y remedios caseros que, probablemente, le ayudarán a mantenerla a raya.

DOMINGO 6 DE MAYO DE 2007

Maria de los Angeles Herrera
Así como las arrugas en el rostro se han convertido en el dolor de cabeza de las maduritas, la celulitis se ha consolidado como el peor enemigo de los cuerpos femeninos, en general, pues ataca sin importar la contextura física y mucho menos la edad. Se estima que nueve de cada 10 mujeres padecen de la llamada piel de naranja, una afección que por su increíble nivel de recurrencia ya es considerada por muchos especialistas como una condición natural de la piel de la mujer.

El Diccionario de la Real Academia Española la define como la “acumulación subcutánea de grasa en ciertas partes del cuerpo”, mientras que los especialistas explican que su aparición se debe a un complejo trastorno de la microcirculación, que se presenta a nivel del tejido adiposo; es decir, en las células encargadas de almacenar la grasa en la hipodermis. La página web Discovery Salud explica que “la celulitis, en realidad, se debe a un trastorno circulatorio a nivel local: al no producirse un drenaje correcto de nuestras células grasas, los desechos o impurezas se acumulan en forma líquida, al principio, para adquirir después una consistencia espesa... La acumulación de este líquido espeso produce como consecuencia una irritación de las células llamadas fibroblastos que comienzan a producir colágeno en mayor cantidad”, trayendo como consecuencia la tracción de la dermis y ese indeseable efecto de acolchado o piel de naranja.  

Aunque suele presentarse a partir de los 18 años, los malos hábitos alimentarios y el sedentarismo han contribuido a que incluso desde la adolescencia temprana ya se empiecen a  ver los primeros signos.
Por lo general, esta afección ocurre en forma localizada, principalmente en los muslos y glúteos, en el abdomen
y en la cara interna de los brazos; sin embargo, en estadios más severos puede aparecer en las piernas, situación que poco a poco va afectando la autoestima femenina.

Marisol Carvalho, dermatóloga del Centro Médico
Dr. Gaetano Di Bianco, explica que “no existen fórmulas mágicas para tratar la celulitis”. Lo ideal es que las pacientes acudan a un dermatólogo, especialista que le ayudará a reorganizar sus hábitos físicos y alimentarios, además de recomendarle las terapias estéticas más adecuadas; sin embargo, son pocos los médicos que se han encargado de asesorar a aquellas que padecen de este trastorno, debido a que no existe una solución efectiva para erradicarlo.

Mal de muchas

Carvalho advierte que más que hablar de tipos de celulitis, es importante hacer referencia a sus niveles evolutivos. En la primera etapa, denominada clínicamente como edematosa, “va a haber aumento de volumen a nivel de la piel, porque el trastorno circulatorio va a hacer que se hagan permeables los vasitos y se produzca
un aumento de líquido a nivel intersticial (intercelular) y se van a presentar los primeros cambios que, realmente, son visibles cuando se comprime la piel”. En esta fase, las mujeres notan que cuando adoptan determinadas posiciones, como sentarse, los hundimientos aparecen.

El siguiente estadio recibe el nombre de fibroso y, según explica la especialista,
“se cree que hay salida de unos mucopolisacáridos a nivel intercelular, que actúan favoreciendo la aparición de unas pequeñas bandas fibróticas que rodean a las células adiposas y las fijan hacia las capas más profundas de la piel, dando así el aspecto de acolchado. Esas fibras que están presentes entre las células de grasa van halando la piel y por eso es que se ven esos hundimientos”. Durante esta etapa los hoyos característicos de la celulitis están presentes en todo momento, sin importar la posición que adopte la mujer, y es en este momento cuando las pacientes tienden a presentar dolor, pero no de forma espontánea, sino cuando masajean la zona.
Finalmente, ocurre una etapa esclerótica, “donde esos adipositos o células de grasa aumentan de volumen, se hacen más grandes y la piel toma un aspecto endurecido”. Además de huecos hay mayor grado de flacidez y, al tacto, existe una mayor diferenciación entre los nódulos de grasa y la piel.
Las causas

La piel de naranja es una enfermedad multifactorial. Acá encontrará algunos de los elementos que contribuyen con su aparición:

Ser mujer. Debido a la carga hormonal, la incidencia de la celulitis es mucho mayor en las mujeres que en los hombres. Explica Carvalho que, según algunos estudios, “se cree que los estrógenos producen trastornos a nivel microcirculatorio que favorecen la aparición de la celulitis”, situación que se torna más evidente en los períodos de cambio hormonal, como la ovulación, el embarazo y, por ende, durante los períodos en que se consumen anticonceptivos orales.


La afección, según la especialista, se hace presente en el sexo opuesto “sólo cuando estos reciben terapias hormonales con estrógenos, como en el caso del cáncer de próstata, o aquellos que padecen enfermedades hormonales que implican el aumento de esta hormona”.

Mala circulación. Cuando la sangre no fluye adecuadamente las sustancias de desecho no son eliminadas y tienden a acumularse dentro del organismo. Hay mucho que usted puede hacer para mejorar su circulación, desde reducir la ingestión de sal hasta hacer ejercicios, pasando por tomar regularmente una infusión de cayena y aumentar la vitamina E en su dieta, a través de la soya y los frutos secos.   
  
Fumar. Es indudable que la nicotina puede aumentar el riesgo de padecer celulitis, debido a que disminuye el aporte de oxígeno a las células, lo cual afecta sustancialmente la circulación, además de que altera la regeneración celular natural de la piel. Una razón adicional para no caer en la tentación o dejar el vicio, en caso de que sea fumadora. 

Falta de líquido. Si su cuerpo no está correctamente hidratado, tenderá a retener líquidos y las toxinas ingeridas —que deberían ser excretadas a través de la orina— se quedarán dentro de su organismo. Para evitarlo, trate de ingerir más de dos litros de agua al día.

Ropa ajustada. Debido a que es un trastorno de la microcirculación, el uso de prendas apretadas —desde la ropa interior y las fajas, pasando por los pantalones y hasta las medias— empeora la circulación.

Sedentarismo. La falta de ejercicios favorece la aparición de la piel de naranja, debido a que la energía procedente de los alimentos no es consumida por el organismo y tiende a acumularse en forma de grasa. Para evitarlo, nada mejor que ejercitarse, al menos, tres veces por semana.

Mala alimentación. Una dieta desequilibrada, llena de grasas y carbohidratos, con poco aporte de proteínas, frutas y vegetales frescos es el caldo de cultivo ideal para que la celulitis prolifere, sobre todo si el sedentarismo está presente. Lo ideal es que consuma leche descremada, productos bajos en grasas, que emplee aceite de oliva o de girasol, que ingiera alimentos a la plancha o la parrilla, que baje el consumo de sal y azúcares y, por supuesto, que reduzca al mínimo los alimentos procesados y los enlatados.

Dietas relámpago. La pérdida intempestiva de peso, a través de regímenes alimentarios milagrosos, sólo contribuye a desequilibrar el metabolismo, además de que favorece la pérdida de masa muscular y no de la grasa acumulada y, de paso, tiende a contar con un efecto rebote que terminará por hacerla engordar más kilos de los que rebajó. En conclusión, nada mejor que una alimentación sana, llena de alimentos de los diferentes grupos,  para lograr una pérdida de peso progresiva.

Estrés. Aunque hay muchas opiniones encontradas, algunos estudios revelan que el estrés produce la contracción de los vasos sanguíneos y, por ende, la piel no se oxigena de forma adecuada, por ello se recomienda que las mujeres que llevan una vida muy agitada aligeren las tensiones acumuladas a través de la práctica de yoga o meditación.
Tres para escoger

El poder de la luz. En la actualidad, el Lumicell Touch es una de las terapias más populares para aquellas que deben lidiar con la celulitis. El empleo combinado de la técnica de palpar y enrollar —tradicionalmente usada en el masaje subdérmico—, con la aplicación de succión y de luz magenta e infrarroja mejora notablemente la circulación sanguínea y la oxigenación de la piel, al tiempo que le permite recuperar su elasticidad y firmeza natural y reacondicionar la silueta, especialmente en el contorno de la cintura y los glúteos. Por lo general, 10 sesiones son suficientes para comprobar la efectividad del tratamiento, pero no todas las mujeres son aptas: si está embarazada, es diabética, padece de trastornos de coagulación, cáncer o enfermedades del sistema inmunológico no puede recibir la terapia.

Bajo la piel. La carboxiterapia es otra de las opciones no quirúrgicas para el tratamiento de la temida piel de naranja. Pequeñas cantidades de dióxido de carbono (CO2) son inyectadas por vía subcutánea en las zonas afectadas, gracias a la acción de una máquina que regula el flujo de gas a suministrar. Si bien la cantidad de CO2 aplicado es insuficiente para causar daños generales en el organismo, esta sustancia sí logra actuar a nivel celular, rompiendo las microadherencias y los depósitos de grasa, además de que disminuye la cantidad de líquido acumulado entre las células, favorece la oxigenación de los tejidos y, por ende, mejora su nutrición. Dependiendo de la gravedad del caso, después de 10 sesiones se puede observar la piel mucho más lisa y con menos irregularidades.

Mágicas agujas. Según la medicina tradicional china, la celulitis no es más que un desequilibrio en la circulación de la energía vital del organismo, que fluye a través de los meridianos en que está dividido el cuerpo humano. Al menos en teoría, existen cinco tipos de mujer —agua, fuego, madera, metal y tierra—; cada una cuenta con características genéticas, físicas y psicológicas que determinan el tipo de celulitis que posee y, por ende, cuáles puntos deben ser estimulados para devolverle el equilibrio perdido a su cuerpo. La doctora Wendy Shauyuin Cuan, cirujana y especialista en medicina tradicional china, explica que el tratamiento de la celulitis pasa por el reconocimiento de esas tipologías, que suelen presentarse mezcladas, por lo que la terapia debe ser combinada. Además de las sesiones, se requiere la aplicación de masajes —ella recomienda una mezcla entre las técnicas terapéuticas asiáticas shiatsu y reiki— y, finalmente, el consumo de infusiones de hierbas medicinales niponas. Tanto el número de sesiones de acupuntura como el tipo de té que las pacientes deben ingerir dependerán de la gravedad y el tipo de afección que posean. En su experiencia, luego de tres semanas los resultados en la piel son evidentes, sin contar con los beneficios adicionales logrados, especialmente en el manejo del estrés; no obstante, si la persona no modifica sus hábitos alimentarios, no hace ejercicio periódico y no busca la atención de otras enfermedades que pudieran estar asociadas, son pocos los cambios que podrá observar.
Con frecuencia

Según explica Carvalho, las cremas que contienen cafeína o sus derivados resultan
muy útiles en el tratamiento de la celulitis
y pueden ayudar a disminuir la visibilidad
de esta condición, debido a que es una
sustancia que “tiene influencia a nivel de la microcirculación y posee, además, un efecto lipolítico, pues disuelve en algo las grasas.
Sin embargo, estas cremas son como
el ejercicio: se va a ver una mejoría visual
sólo si las utilizamos con frecuencia, porque
su efecto no es permanente”. A menos que el empaque señale lo contrario, las cremas deben aplicarse dos veces al día con un ligero masaje, utilizando para ello las manos o algún tipo de guante especial.
vichy. Lipocure y Liposyne

Sueros alisantes antinódulos diseñados para atacar la celulitis de forma no quirúrgica. Al ser aplicados sobre la celulitis localizada, sin masajear, alisan la piel y combaten los nódulos, gracias a dos componentes clave: el manganeso, que flexibiliza la red fibrosa, y el Adrenalyse, un excitante celular que favorece la evacuación de las grasas. Los tratamientos dependen del nivel de celulitis y algunos implican el uso combinado de ambos productos. Precio: 105.200 bolívares (Lipocure) y 90.200 bolívares (Liposyne).
NIVEA.Goodbye celulitis

El tratamiento combinado de parches y gel-crema de esta línea disminuye visiblemente la celulitis, debido a su contenido de L-Carnitina, sustancia que interviene de forma activa en la metabolización de las grasas y su transformación en energía.
Precio: 27.000 bolívares.
 
LOREAL. Perfect Slim

De la línea Body Expertise de L’Oréal París, este
gel reductor aporta firmeza a la piel que ha perdido elasticidad por los cambios bruscos de peso y reduce visiblemente la celulitis luego de su aplicación
continuada, además de disminuir centímetros.
Precio: 27.000 bolívares (gel diurno)
y 45.600 bolívares (gel nocturno).

GALÈNIC. Elancyl Concentrado Lipo-reductor

Un gel anticelulítico de textura cronoprogramada que se aplica en la mañana y actúa durante todo el día. Su contenido de cafeína y sales de cafeína actúa directamente sobre las células del tejido graso, eliminando la grasa y frenando su acumulación; mientras que el ruscus —un arbusto diurético— favorece el drenaje de toxinas.
Precio: 118.000 bolívares.
Nada cuesta

Muchas son las acciones que usted puede realizar por su cuenta para ganarle la pelea a la celulitis; sin embargo, debe recordar que no hay soluciones inmediatas y milagrosas: la mejoría dependerá de su constancia. Tres áreas son clave: usted debe cuidar lo que come, lo que bebe y, por supuesto, lo que hace, pues nunca verá resultados sin la práctica periódica de ejercicios. La dermatóloga Marisol Carvalho recomienda realizar actividades deportivas que contribuyan a moldear y tonificar las áreas problemáticas, entre ellas subir escaleras, nadar, llevar a cabo vigorosas caminatas y pasear en bicicleta.

En cuanto a lo que debe comer, es importante que ingiera vegetales y muchas frutas —preferiblemente enteras y con su concha—, ya que estos alimentos son ricos en antioxidantes, sustancias que ayudan a contrarrestar el efecto de los radicales libres sobre las células. También debe tratar de comer mayor cantidad de fibra y de reducir las grasas y la sal de su dieta habitual, para prevenir la retención de líquidos, mejorar el tránsito intestinal y propiciar la desintoxicación del organismo.

Si de bebidas se trata, procure ingerir tres litros de agua al día, además de jugos de frutas ricos en vitamina C, infusiones diuréticas y, por supuesto, té verde, que además de favorecer la eliminación de toxinas mejora el estado natural de la piel. •
Especialistas consultados
• Marisol Carvalho. Dermatóloga. Centro Médico
Dr. Gaetano Di Bianco, Las Mercedes. Telf.: 993.8217/ 991.9503.

• Wendy Cuan. Médico cirujano, especialista en medicina tradicional china. Av. Francisco de Miranda, torre BB, piso 12, El Marqués. Telf.: 235.5237.

• Nathaly Gerbino. Cosmetóloga y directora de Medilight Center, Centro de Medicina Estética y Adelgazamiento. Av. Francisco de Miranda, Edif. Centro Perú, Torre A.
Telfs: 266.7990/ 267.6628. .www.medilightcenter.com.

• Ava Shamban. Dermatóloga. Laser Institute for Dermatology and European Skin Care. www.shamban-md.com.
Lugar común La celulitis tiene cura. FALSO

Sólo existen tratamientos para mejorar el aspecto de la piel. Es posible que una celulitis de primer grado pueda llegar a desaparecer si es atacada a tiempo, pero quienes ya han alcanzado estadios más avanzados de la enfermedad deben comprender que nunca llegarán a erradicarla, ni siquiera con la acción combinada de dietas, ejercicios y terapias cosméticas. 
Sólo las mujeres gordas tienen celulitis. FALSO

Si bien las personas obesas son más propensas a padecer de celulitis, debido a la acumulación de grasas y toxinas en las capas más profundas de la piel, esta condición puede afectar a todo tipo de mujer, incluso a aquellas bastante delgadas, debido a que otros factores —como la herencia, la edad y el sedentarismo—influyen sobre su aparición.
La lipoescultura y la mesoterapia son
tratamientos útiles para tratar la celulitis. FALSO 


Según explica la dermatóloga Marisol Carvalho “no existe tratamiento quirúrgico para mejorar la celulitis”, por ello considera como contraindicada la práctica de la liposucción, pues suele afectar de forma negativa el organismo de las féminas que tienen piel de naranja. Tampoco recomienda las sesiones de mesoterapia, debido a que no se observan resultados tan efectivos como los arrojados por otros tratamientos, además de que se corre el riesgo de caer en manos inexpertas o de recibir inyecciones que contengan productos de dudosa procedencia, que pueden desencadenar reacciones infecciosas adversas.
  Lo último Ava Shamban, reconocida dermatóloga y propietaria del Laser
Institute for Dermatology and European Skin Care en California
—conocida por sus intervenciones en el popular espacio
de Sony Entertainment Television Extreme Makeover—
fue consultada por Estampas, a propósito de las más recientes terapias utilizadas en el tratamiento de la celulitis. Según Shamban, uno de los sistemas con mayor demanda en la actualidad es el tratamiento Accent, “un dispositivo de radiofrecuencia que reduce la celulitis y la grasa mediante el calentamiento de los tejidos más profundos, lo cual estimula —al mismo tiempo— la contracción molecular y celular”. Esta técnica no invasiva —y poco dolorosa— también permite disminuir la flacidez de la piel, debido a que incrementa la velocidad metabólica de los tejidos y genera una serie de reacciones que propician la producción de colágeno, proteína responsable de brindar tonicidad de la piel.  
  Ponche anticelulitis Ingredientes
• Un pepino
• El jugo de un limón amarillo
• Una cucharada de miel de colmena



Preparación

Introduzca todos los ingredientes en una licuadora,
mezcle y sirva. Ingiera tres vasos de esta bebida
al día y no deje de tomar, como mínimo, los dos
litros de agua que se recomiendan para mantener
hidratado su cuerpo correctamente. 
 
Fuente

www.infopeople.com/medicina_natural/
  Menú de un día A continuación encontrará la receta de un ponche
y un menú ideal para mejorar esta molesta condición

Desayuno

• Jugo de frutas cítricas
• 1 rebanada de pan integral
• 1 huevo cocido
• 1 taza de café descafeinado

Almuerzo

• Bistec a la parrilla aderezado con limón
• Ensalada de tomate, pepino e hinojo,
aderezada con 1/2 cucharadita de aceite
de oliva o con yogur de dieta y especias
• 1 rebanada de pan integral

Merienda

• 1 vaso de leche descremada
o un licuado de frutas

Cena

• 120 gramos de requesón
o de queso de soya (tofu)
• Ensalada de espinaca
• 1 rebanada de pan integral
Fuente

www.alimentacion-sana.com.ar
 



_uacct = "UA-344727-1"; urchinTracker();



Participa (envíanos tu comentario).

 

VÍA RÁPIDA A:  

AHORA EN ESTAMPAS

Adiós metrosexuales, el "lumbersexual" salió del bosque

 Aunque trabaje para una empresa de software (...)

ENTRETENIMIENTO ¿Ya conoces al rival de Edgar Ramírez?

Quienes vieron Punto de quiebre , un claro (...)


 

BELLEZA Y MODA Cremas reafirmantes a examen

La lucha contra la flacidez de cara y cuerpo (...)

SOY MARATONISTA Correr con nuestros niños

Para los niños, correr es parte de un juego, o (...)


 

COCINA Y SABOR Stefan Ross: 'El ají dulce me encanta'

El 18 de septiembre de 1992 Stefan Ross (...)

HOGAR Y ESTILO ¡No se equivoque al decorar!

Eche un vistazo a su hogar. Sin necesidad de que (...)



BLOGS

Aprende a preparar lasaña

Esta entrega nació por una conversación de Facebook y un reclamo de mamá. La (...)

Cheeky Chinese, EDMARY FUENTES

¡Sí a los chalecos!

Siempre tenemos un par guardados en el armario y no sabemos lo versátiles que (...)

Punto Paladar, ADRIANA GIBBS

Cocteles: 7 claves a la hora de prepararlos

¿Qué trucos debo saber a la hora de preparar tragos?, ¿cuáles son las (...)




Cómo anunciar |  Suscripciones |  Contáctenos |  Política de privacidad |  Términos legales |  Condiciones de uso |  Mapa del Sitio |  Ayuda
El Universal - Todos los derechos reservados 2009